• Home »
  • Expertos »
  • Reflexiones desde el aquí y el ahora. NUNCA TANTOS DEBIERON TANTO A TAN POCOS

Reflexiones desde el aquí y el ahora. NUNCA TANTOS DEBIERON TANTO A TAN POCOS

Imagen de Free-Photos en Pixabay

Imagen de Free-Photos en Pixabay

Como apasionada de la 2ª Guerra Mundial comparto las palabras de nuestro amigo Winston Churchill…

NUNCA TANTOS DEBIERON TANTO A TAN POCOS

Es difícil asimilar y aceptar todo lo que está pasando. Somos muchos los afortunados que podemos estar en nuestras casas pasando esta cuarentena…Cada día que me despierto doy GRACIAS, de momento todo está bien, y al mismo tiempo no me olvido de todas aquellas personas que están viviendo esta situación desde el dolor que supone estar en primera línea de batalla, ya sean sanitarios, todos los que hacen funcionar el sector de la alimentación, cuerpos de seguridad del estado, personal de limpieza, las personas enfermitas aisladas en hospitales, sus familias sin poder estar con ellos… Se me rompe el corazón…

Estos días mi nivel de ansiedad ha bajado. Me ha ayudado bastante desconectar casi por completo de todo tipo de noticias referentes al Covid-19. Soy consciente de todo lo que está pasando pero observarlo desde otra perspectiva me está ayudando a aceptar todo mejor y conseguir un mayor equilibrio. Lo que tenga que ser será.

Hoy quería compartir un vídeo que es otra maravilla “Buda, Ananda y el río”

En nuestro día a día, debemos convivir y lidiar con nuestra mente desde la mañana hasta la noche. Ella siempre nos acompaña. Muchos de nosotros nos vemos arrastrados por una corriente de pensamientos que nos provocan todo tipo de emociones y todo tipo de reacciones y respuestas, en algunos momentos equilibradas y en otros no. La mayor parte del tiempo vivimos a la deriva de nuestros pensamientos y nuestras emociones y como consecuencia, experimentamos malestar y sufrimiento.

Cuando hacemos una pausa, nos desenganchamos de la cascada de pensamientos y somos capaces de vaciar la mente de todo ese ruido mental, dejando paso a la CONCIENCIA. Entonces todo cambia, todo se transforma, todo se vuelve a ver con más claridad. Durante esa pausa podemos respirar de forma consciente. La respiración guarda relación directa con la modulación emocional y puede ayudar a trasladarnos de un estado de cólera o estrés a un estado de mayor tranquilidad.

La respiración puede convertirse en el más adecuado objeto de atención para volver al momento presente y salir del piloto automático. Solo en el presente respiramos, el último aliento ya se fue y el próximo todavía no ha llegado. Solo respiramos en el ahora.

Si calmas tu mente, si calmas tus pensamientos…

Calmas tu emoción y todo vuelve a estar tranquilo…

LA NATURALEZA DEL RÍO ES SU AGUA PURA Y CRISTALINA SOLO PERTURBADA POR LA SUCIEDAD DE HOJAS Y BARRO. SI TENGO PACIENCIA, DESDE LA CALMA, EL RÍO DE MI MENTE VOLVERÁ A SU ESTADO NATURAL, PURO Y CRISTALINO.

The following two tabs change content below.