Bienestar

Abogados Expertos en Amenazas

La sociedad viene de vivir momentos muy complicados y difíciles. La pandemia ha tenido y sigue teniendo consecuencias diarias en la salud mental de las personas. Tras los duros meses de confinamiento y reclusión en las casas, llegó una extraña vuelta a la normalidad, que aún hoy se sigue persiguiendo.

Esto ha causado un malestar interno y una crispación generalizada que son estallido de conflictos entre personas. Las causas son variadas: separaciones, divorcios, custodias compartidas, y un largo etc. Este malestar se traduce en una falta de gestión emocional o en no establecer una buena interrelación que pueda llegar a un acuerdo pacífico o a la resolución de un conflicto. Aquí es donde empiezan los problemas y donde entra en juego el papel de los abogados expertos en amenazas.

EN INTERNET

El delito de amenazas siempre ha existido. Las amenazas se solían dar de forma presencial, en el trato de tú a tú, en el cara a cara. Sin embargo, ahora el uso de internet ha incrementado de forma exponencial este delito de amenazas.  Es mucho más fácil amenazar o tener ciertos comportamientos cuando no se tiene delante a la persona en cuestión.

Cuando se decretó el estado de alarma, tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil, advirtieron del alto riesgo de la ciberdelincuencia. El ciberacoso se hacía de esta forma más evidente, y se incrementaba el riesgo a los más vulnerables, a los menores de edad, que ahora también están más expuestos a los dispositivos electrónicos porque incluso las tareas escolares se debían realizar de forma telemática. Cuando un niño/niña o adolescente sufría en el centro educativo acoso, este se quedaba allí. Sin embargo, las redes sociales hacen que el acoso ocupe 24h, siete días a la semana. Los acosadores utilizan los dispositivos en cualquier momento del día y en cualquier lugar.

AMENAZAS

Es importante que se busque profesionales con muchos años de experiencia y profesionalidad, como por ejemplo RINBER Abogados Málaga. El caso debe ser revisado de forma individual para que se pueda asignar al experto en la materia adecuado. No siempre que se amenaza a otra persona se está cometiendo un delito, el Código Penal especifica los requisitos que se deben cumplir para que las amenazas constituyan o no un delito.

Las amenazas son esos hechos o expresiones verbales (o textuales) que se emiten con el objetivo de causar daño a la otra persona. Se ejerce una presión que causa miedo y coacciona el comportamiento de la persona hasta el punto de necesitar ayuda profesional de un abogado. Este delito está tipificado en el Código Penal en los artículos 169 y 171.

El delito de amenazas ocurre cuando además de la amenaza constituya un delito de: lesiones, contra la libertad, tortura, contra la integridad moral, contra la libertad sexual, la intimidad o el honor, entre otras cuestiones.

The following two tabs change content below.
Revista especializada en adicciones

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Independientes
Revista especializada en adicciones
    Next Article:

    0 %

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies