Bienestar

Los problemas más habituales en las relaciones de pareja

Cuando se encuentran dos amantes, tres cosas y tres energías aparecen. Dos son de este mundo y la tercera del más allá. Dos son visibles, el Amante y el Amado, pero no verás al Amor. Y de hecho es por causa del tercero que los dos se han conocido, y es en el tercero que los dos se van a disolver. En el amor no caben ciertos comportamientos, los celos patológicos o la celotípia, es uno de los principales motivos de ruptura. Padecer celos denota una falta de confianza hacia la otra persona, y generalmente es un reflejó hacia el exterior de una debilidad interna o inseguridad propia.

Cuando una pareja se crea, ambos individuos dejan de serlo para pasar a actuar como un ente conjugado por dos personas. Cada una de estas personas va a venir cargada con una mochila, con unas experiencias, un carácter y un modo de ver y entender la vida. El entendimiento se hace aquí fundamental y la comunicación clave para ese entendimiento. Las relaciones de pareja necesitan de 3 ingredientes básicos para que la relación de pareja funcione: EROS o Atracción sexual, FILIA, la complicidad, la amistad, el compartir inquietudes, hobbies… y el último, el ÁGAPE, yo cuido de ti y tú de mí, desde la ternura, el compromiso y la no violencia.

Si uno de estos tres ingredientes no está, o desaparece, es cuando está en jaque la supervivencia de la pareja. Uno de los problemas principales en las relaciones de pareja es sin duda la presencia de celos. Es importante que se establezca una diferencia entre celos y celotipia. Los celos patológicos se suceden con una serie de comportamientos obsesivos de control hacia la pareja y denotan una dependencia emocional que será justificada por la víctima de esta celosía. Este control obsesivo puede acabar derivando en una depresión.

La depresión es el hecho de sentirse triste o melancólico durante un período de tiempo largo. Es un estado anímico que interfiere en el día a día y que se alarga varias semanas o meses.

  • Tipos de depresión:
  • Depresión mayor
  • Trastorno depresivo persistente
  • Depresión posparto
  • Depresión mayor con características psicóticas

Existe una relación directa entre la ansiedad y la depresión. De hecho, es bastante habitual encontrar cuadros ansioso depresivos. La ansiedad es una respuesta del organismo ante lo que interpreta como una amenaza. La ansiedad puede dar respuestas a situaciones de peligro, y es natural para incrementar el riego sanguíneo, el bombeo del corazón y poder huir de esa amenza. Sin embargo, cuando esta aparece en momentos sin peligro real y de una forma exagerada y durante un período de tiempo largo es cuando puede haber un trastorno.

La depresión y la ansiedad tienen sensaciones en común como la culpabilidad, la irritabilidad, el estado de ánimo bajo o el dolor emocional. Por eso no es raro que aparezcan al mismo tiempo.

Tratamiento

En primer lugar es importante que cuando estemos viviendo una situación de no entendimiento con la pareja, se consulte con profesionales.  El prestigioso centro de psicología Avance Psicólogos con más de dos décadas de experiencia cuenta entre sus profesionales con psicólogos especialistas en terapia de pareja.

También será importante diagnosticar si como causa o consecuencia de este problema de pareja ha podido desarrollarse un trastorno ansioso-depresivo. Para esto se puede combinar la psicoterapia con la medicación. Ambas cosas deberán ser guiadas por un profesional.

The following two tabs change content below.
Revista especializada en adicciones

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Independientes
Revista especializada en adicciones
    Next Article:

    0 %

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies