Bienestar

Pasado y presente de la adicción ante la sociedad

En los años 80 España sufrió una brutal epidemia de heroína. La sociedad, entonces asustada, reclamaba políticas de drogas eficaces. Fue por aquel entonces cuando se creó el Plan Nacional sobre Drogas, para dar respuesta a una necesidad evidente. Por aquel entonces, con el problema en cada esquina de los barrios pobres, el CIS recogía como una de las principales preocupaciones de la ciudadanía ‘el problema de las drogas’.

El tiempo fue trascurriendo y poco a poco esa ‘preocupación’, junto con el trabajo de muchos profesionales para atajar aquella grave problemática, hicieron que ‘las drogas’ vayan quedando en un segundo plano; hasta encontrarse en la actualidad en un lugar de la lista nada privilegiado y lejos.

Esto hace que las decisiones políticas se retrasen o enlentezcan, porque primero van a atajar aquellas cuestiones que más preocupan a la ciudadanía. Sin embargo, el consumo de drogas, y el alcohol también lo es, sigue siendo un importante problema de salud pública. El consumo de alcohol en menores en forma de atracón es un riesgo grave para su salud, pero además su consumo temprano, puede incrementar la probabilidad de convertirse en una persona con adicción en la edad adulta. Si hablamos de otras sustancias, el cannabis y la cocaína, han visto incrementados sus consumos.

Pero ¿por qué somo tan adictos los españoles? La gestión emocional tiene mucho que ver con la respuesta a esta pregunta. Es importante que la educación de los hijos e hijas contemple dotarlos de herramientas que les permitan expresar emocionalmente lo que sienten y viven. Durante años las enseñanzas se han centrado en lengua o matemáticas, en encajar en una inteligencia muy concreta. Sin embargo, no se ha trabajado la dimensión emocional. El uso de drogas muchas veces se realiza como escapatoria a sentir emociones que son incómodas: el miedo, la tristeza, la frustración, etc. Y se utilizan sustancias o comportamientos adictivos como puede ser el juego como evasión a sentir. Se utilizan para acallar la incomodidad.

Aunque la adicción está rodeada de mucho estigma social, la realidad es que cualquier persona puede sufrirla. Es cierto que hay determinados factores sociales, socioeconómicos, del entorno, etc. Que facilitan su aparición. La buena noticia es que se puede tratar en un centro de desintoxicación para el tratamiento de una adicción. Allí hay profesionales que ayudaran no solo a desintoxicarse, sino también en los pasos siguientes, en la rehabilitación, donde se trabaja la recuperación de valores, estilo de vida saludable, gestión emocional, etc.

Lo que más preocupa en la actualidad es el consumo de alcohol, que lleva años manteniéndose estable entre jóvenes y el ligero pero constante incremento del consumo de cannabis y de cocaína. Del consumo de alcohol en edades tempranas, destaca el modo en que se realiza, en modo de atracón, lo que responde según un Estudio Sociológico realizada por Socidrogalcohol, a una necesidad de sentirse integrados en el grupo y a veces, a un intento de perder la vergüenza ante los iguales.

El consumo preocupa también en edades más adultas, y posiblemente, por este motivo, el Parlamento Europeo vota esta misma semana una propuesta no de ley para etiquetar las bebidas alcohólicas con advertencias de los riesgos asociados.

The following two tabs change content below.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Independientes
Revista especializada en adicciones
    Next Article:

    0 %

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies