Bienestar

¿Cómo afectan determinadas adicciones a nuestra salud bucodental?

El consumo de sustancias produce profundos daños, como ya saben los lectores de esta revista, en la salud física, psicológica y social, y como también conocen en espacios como la Clínica dental Valcárcel. Sin embargo, no se habla mucho de la afectación que tiene el consumo de drogas sobre los dientes, es decir, sobre la salud bucodental, que la podríamos clasificar dentro de las consecuencias físicas.

Las drogas son sustancias tóxicas que atacan de forma negativa a diferentes partes del organismo. Los dientes y las encías también se ven ampliamente perjudicadas, y en función de la sustancia consumida, va a tener más o menos afectaciones sobre determinadas zonas de la boca. La higiene dental cobra especial relevancia siempre, pero más incluso en este caso.

Vamos a analizar por sustancias.

El alcohol es la droga legal más consumida, también es la droga que suele aparecer acompañada de otras en un policonsumo. El alcohol puede producir sequedad en la boca y esto sucede por un cambio en el PH de la boca, lo que repercutirá en una menor generación de saliva. Otra característica de las personas que abusan del alcohol es la erosión dental y la aparición de problemas de caries. También afecta a los tejidos orales, pudiendo provocar enfermedades periodontales y pérdida de dientes. Y lo que se sabe desde hace relativamente poco tiempo, es que el consumo de alcohol se relaciona con la aparición de varios tipos de cáncer.

El tabaco es la segunda sustancia más consumida, aunque en jóvenes ha sido sustituida por el cannabis. El color amarillento de los dientes es lo más conocido a nivel social, por ser lo más visual, pero también se asocia a mayor incidencia de enfermedad de las encías, reducción de la capacidad inmunitaria y por lo tanto, mayor riesgo de contraer cualquier tipo de cáncer, siendo el más común el cáncer de cavidad oral.

El cannabis también se relaciona, al igual que el alcohol, con una gran sequedad en la boca y problemas de caries. Las encías se ven ampliamente dañadas, pudiendo aparecer problemas de gingivitis, que si no se trata, pueden acabar por derivar en una periodontitis. También hay riesgo de que aparezca un cáncer de boca.

En el caso de la cocaína, las personas que la consumen, suelen frotarla en sus encías, y esto provoca la aparición de úlceras. Además, la alta toxicidad mezclada con la saliva, provoca la erosión del esmalte y de la aparición de caries. Muchas personas sufren, además de bruxismo, es decir, que aprietan los dientes. Esto tiene consecuencias sobre la mandíbula, la pérdida de dientes y mucho dolor de cabeza.

La heroína causa sequedad en la boca y está relacionada con una mayor aparición de infecciones virales , enfermedades de las encías y hongos en la boca.

Y en último lugar, las anfetaminas, son probablemente la sustancia que más consecuencias a nivel de salud bucodental tiene. Tienen la capacidad de generar un cuadro de caries severas, que aparecen en muy poco tiempo. El bruxismo y la sequedad en la boca, también aparecen en este caso.

Como podemos ver, hay un denominador común, las drogas son toxicas para el organismo y debilitan el sistema inmunitario de forma que es muy habitual que haya muchos problemas de infecciones y enfermedades que se dan tras un tiempo de consumo.

Prevenir estos problemas es muy complicado porque las personas con adicción no suelen atender y cuidar su salud física, por lo que la falta de autocuidado, acaba por repercutir también en la salud de su boca y dientes.

The following two tabs change content below.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Independientes
Revista especializada en adicciones
    Next Article:

    0 %

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies