Bienestar

Centro Liberadict

Las adicciones afectan a todas las esferas de la vida de una persona. Producen un deterioro físico importante, que va a variar en función de la o las sustancias consumidas; pero también va a afectar de manera especial a la salud psicológica. La salud mental puede verse dañada también, por ejemplo, la evidencia científica relaciona el consumo de cannabis a edades tempranas con un desarrollo de psicosis o problemas de esquizofrenia. Y por supuesto, la adicción va atener consecuencias a nivel social. Aparecerán problemas laborales, de relación con los amigos, de relación con la familia, con la pareja, etc.

Los familiares suelen ser los primeros en detectar que algo no va bien. Y es por ellos, que muchas personas con adicción acuden a solicitar ayuda y tratamiento, aunque a veces sientan cierta reticencia a hacerlo.  Otras veces, es el propio afectado quien decide ponerse en tratamiento, aunque esto es menos usual.

Sea cual sea el caso, es importante conocer y saber que hay centros para la desintoxicación y para el tratamiento de las adicciones, como Liberadict.

La desintoxicación es el proceso por el que la persona consumidora de una sustancia deja de tomarla. Sin embargo, que se haya realizado una desintoxicación, no quiere decir que la persona ya esté rehabilitada. Para ello se necesita de un proceso y un trabajo de tratamiento por parte de profesionales que acompañen y guíen.

En Liberadict el modelo de tratamiento que siguen combina la tradicional terapia cognitivo conductual con el modelo Minnesota. La prevención de las recaídas pasa a tener también una relevancia especial, por lo que el trabajo con la persona y su entorno va a ir más allá de la detención del consumo, sino que va a abordar aspectos emocionales, de crecimiento personal, de búsqueda de ocio alternativo, etc.

Se ofrece un tratamiento de desintoxicación, programa residencial, terapia familiar, terapia de pareja, mantenimiento y post-cuidado del caso, tratamiento ambulatorio, sesiones individuales y además cuenta con un programa especial para jóvenes.

Consumos de riesgo

Los consumos de riesgo o los abusos hay que tenerlos en cuenta porque son indicadores de posibles futuros problemas a los que los profesionales de las adicciones van a tener que enfrentarse. Lo que más preocupa en la actualidad es el consumo de alcohol, que lleva años manteniéndose estable entre jóvenes y el ligero pero constante incremento del consumo de cannabis y de cocaína. Del consumo de alcohol en edades tempranas, destaca el modo en que se realiza, en modo de atracón, lo que responde según un Estudio Sociológico realizada por Socidrogalcohol, a una necesidad de sentirse integrados en el grupo y a veces, a un intento de perder la vergüenza ante los iguales. El consumo de alcohol, preocupa también en edades más adultas.

The following two tabs change content below.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Independientes
Revista especializada en adicciones
    Next Article:

    0 %

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies