La patología dual

En ocasiones, el consumo continuado de sustancias adictivas puede llevar aparejado la aparición de algún otro trastorno mental. Así, se considera que el alcohol puede generar un trastorno depresivo. Al mismo tiempo, el cannabis se ha asociado con la aparición de brotes psicóticos y, en última instancia, con la esquizofrenia. En todos estos casos, nos estamos refiriendo a un fenómeno conocido como patología dual que consiste en la presencia en un mismo paciente de una enfermedad mental además de su trastorno por consumo de sustancias.

Cuando los expertos se encuentran ante esta problemática, el tratamiento se vuelve más complejo, ya que han de atender a varias cuestiones. Así, han de conocer si el trastorno mental que padece el paciente es producto de su consumo de sustancias o si, por el contrario, es previo a este último (en este sentido, si éste es el caso, es posible que el paciente esté tomando drogas como una forma de automedicación). En todo caso, han de atender a ambas patologías durante el tratamiento.

En este capítulo de la serie documental “El cerebro y las drogas” tratamos precisamente la patología dual atendiendo especialmente a sus repercusiones en el cerebro. Asimismo, pondremos especial atención al trastorno por consumo de sustancias y su relación con la psicosis.

Puede ver el resto de capítulos de la serie documental “El cerebro y las drogas” en los siguientes enlaces:

Capítulo 1: El cerebro y las drogas

Capítulo 2: El cerebro y el alcohol

Capítulo 3: El alcohol y los jóvenes

Capítulo 4: El cerebro y el cannabis