Reportajes

La patología dual en el heroinómano

La patología dual en un enfermo, combina dos trastornos mentales en el que

cerebro-3 uno de ellos tiene como característica ser un trastorno adictivo. Lo complejo de esta situación es el tratamiento, puesto que es necesario un “abordaje  conjunto e integral”, según explica Juan Francisco Ramírez, experto en patología dual.

Esta enfermedad presenta una discriminación grande a pesar de las evidencias científicas que verifican su existencia. Lo explica Miguel Casas, miembro de la Sociedad de Patología Dual: “Cualquier enfermedad cerebral, si comporta un déficit funcional, se acepta, pero si comporta trastornos de conducta, no se juzga como enfermedad cerebral sino como  trastorno del comportamiento, que es la expresión de la enfermedad cerebral también, pero de un área más sofisticada como es el pensamiento. Pero generalmente no se acepta, es mucho más rentable, pensar que es un problema de crisis social, de los padres, de la familia y un problema de falta de valores”.

Otro problema añadido es el que comenta Ramírez, la red asistencial no está preparada en muchas ocasiones para abordar este tipo de problemas y “muchos clínicos de las salud mental no quieren saber nada de pacientes con adicciones al tiempo que muchos clínico de las adicciones no se sienten seguros con los pacientes con Trastornos Mentales graves”.

La red asistencial no está preparada en muchas ocasiones para abordar este tipo de problemas

En el caso de la adicción a la heroína hay otro factor a tener en cuenta en el tratamiento. “La heroína, lo mismo que todos los opiáceos tienen ciertas propiedades antipsicóticas, por lo que muchos heroínomanos, sin saberlo, están conteniendo síntomas psicóticos con la heroína, de tal manera que al dejar la heroína pueden psicotizarse”, explica Ramírez. Es por este motivo por el que tratar una patología dual debe hacerse de un modo conjunto que integre ambos trastornos mentales.

Los trastornos mentales se caracterizan por la cronicidad, “por lo que lo adecuado es mantener una buena adherencia terapéutica en una unidad determinada, tratando de conseguir la estabilización y evitar recaídas”, comenta el experto. Solo hay un 20% de tasas de curación.

Otro problema añadido es el que comenta Ramírez, la red asistencial no está preparada en muchas ocasiones para abordar este tipo de problemas y “muchos clínicos de las salud mental no quieren saber nada de pacientes con adicciones al tiempo que muchos clínico de las adicciones no se sienten seguros con los pacientes con Trastornos Mentales graves”.

The following two tabs change content below.
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy y el periódico 'Aquí en Alcoy'. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Mireia Pascual Mollá
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy y el periódico 'Aquí en Alcoy'. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.
Next Article:

0 %

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies