El alcohol y los jóvenes

Como vimos en el anterior capítulo de la serie documental sobre el Año Europeo del Cerebro, “El cerebro y las drogas”, el alcohol tiene diversos efectos en este órgano que se traducen en desinhibición, cambios emocionales, déficit de las funciones motoras, etc. Las repercusiones que esta droga puede tener en un cerebro en proceso de maduración todavía son más potentes, ya que la ingesta de alcohol en grandes cantidades produce, en última instancia, muerte neuronal.

Así, el caballo de batalla de los expertos en cuanto al consumo de alcohol se ha centrado en retrasar la edad de inicio del consumo de alcohol y desterrar prácticas muy dañinas como, por ejemplo, el binge drinking, consistente en beber cinco copas o más en menos de dos horas. El cerebro no culmina su maduración hasta los 21 años, de manera que es preciso proteger este órgano para poder disfrutar de toda su capacidad para el resto de nuestras vidas.

En este nuevo capítulo de nuestra serie documental, titulado “El alcohol y los jóvenes”, abordaremos las consecuencias que tiene el alcohol en un cerebro que está en proceso de maduración.

Puede ver el resto de capítulos de la serie documental “El cerebro y las drogas” en los siguientes enlaces: