La adicción al juego en jóvenes y adolescentes

Juego ‘online’, segunda causa de ludopatía

Las adicciones comportamentales preocupan tanto como las adicciones con sustancia. Hay muchos comportamientos que pueden derivar, si se realizan de forma repetitiva y cumpliendo unos patrones determinados, pueden derivar en una adicción: las compras, el sexo, internet, etc.

El DSM V es el Manual de Diagnóstico Psiquiátrico que se utiliza en EEUU y sirve de referencia para los profesionales de las adicciones de todo el mundo. Esta publicación no recoge todavía la adicción a las nuevas tecnologías, pero sí recoge desde hace un tiempo la adicción al juego.

Según el Manual, una persona es adicta al juego cuando cumple 4 o más de los criterios establecidos a continuación:

• Necesidad de jugar más dinero para conseguir la excitación deseada.

• Se siente nervioso o irritable cuando intenta reducir o parar el juego.

• Esfuerzos repetidos sin éxito para cortar, reducir o abandonar el juego.

• Mente ocupada en las apuestas (reviviendo en imaginación experiencias anteriores de juego, planificando y pensando en otras jugadas, o en cómo obtener dinero para continuar jugando).

• Realiza la conducta cuando está en desasosiego, (deprimido, culpable o ansioso).

• Después de perder, juega para ganar más.

• Miente para ocultar el grado de implicación en el juego.

• Pone en peligro o pierde relaciones importantes, empleo, carrera académica o profesional,  a causa del juego . Cuenta con los demás para que le den dinero para aliviar su situación desesperadas.

Las consecuencias tanto en jóvenes y adolescentes como en personas adultas son de múltiple naturaleza. Pueden aparecer problemas familiares, en el trabajo o los estudios, problemas económicos e incluso judiciales como consecuencia de las deudas acumuladas.

La accesibilidad es un factor de riesgo importante para el desarrollo de etsa adicción y es que cuando más fácil es jugar, más probabilidades de que esta conducta se realice y de que la facilidad de acceso derive en un abuso que pueda acabar en adicción. El caso de los jóvenes y adolescentes preocupa de manera especial porque jugar en edades tempranas incrementa sustancialmente la probabilidad de desarrollar una adicción en la edad adulta.

La adicción al juego en Madrid, y otras ciudades y pueblos de España, preocupa de manera muy especial en algunas zonas y barrios de rentas bajas. Las casas de apuestas han invadido estos espacios y los vecinos y vecinas de algunas zonas se han visto en la obligación de movilizarse para reivindicar la protección de los menores de edad.

A pesar de la dimensión del problema, es importante saber que hay tratamiento y que este es eficaz. El tratamiento de la ludopatía en Madrid y otros lugares, tiene muchos recursos a los que poderse dirigir con profesionales de las adicciones que van a poder tratar a la persona afectada de forma individualizada e incorporando a la familia en el proceso de rehabilitación.

 post patrocinado ind

The following two tabs change content below.