¿Culpa o responsabilidad? Parte 2

Lea la primera parte de este texto pinchando aquí.

 

Por tanto tendremos que buscar alternativas.

Teniendo en cuenta que el componente emocional es altamente importante en el inicio y el mantenimiento de un fenómeno adictivo, podemos tomar como punto de partida el “sentimiento de responsabilidad”, siendo un factor esencial para la prevención de las conductas disfuncionales.

Educar en responsabilidad implica aceptar el presente y planificar el futuro, es decir, asumir las consecuencias de la decisión tomada o la acción ejecutada, y plantear que voy a hacer al respecto de ahora en adelante.

El pasado ha de servir para que la persona no se olvide del camino que ha recorrido para llegar hasta el momento actual, pero mirar constantemente hacia el pasado, sentirme culpable por cosas que ya no tienen solución, no sirve de nada. Lo que sirve es sentirse responsable.

En el tratamiento grupal de los fenómenos adictivos tenemos el entorno idóneo para educar en responsabilidad, ya que suponen un entorno libre de juicios, donde el respeto y la escucha son actitudes esenciales para la buena marcha del tratamiento, como condiciones indispensables para educar en valores, puesto que la “responsabilidad” o el “sentido de responsabilidad” son un valor esencial en la persona adulta.

¿Cómo se consigue un valor?

Para adquirir valores el primer paso es experimentarlos, si los valores sólo se muestran de forma teórica no funcionarán, no serán integrados por la persona, y por tanto no formarán parte de su sentido moral.

Para experimentar los valores hemos de practicar conductas directamente relacionadas con el valor en cuestión.

Para ser responsables podemos practicar a diario (entre otras):

culpa_responsabilidad_adicciones_3

Practicando a diario la persona conseguirá: perseverancia, compromiso, tesón, seguridad, un sano auto-concepto, y otras cuestiones importantes para su reincorporación como miembro activo de la sociedad.

Por ello, la psico-educación debe ser un componente esencial en las intervenciones con personas que presente un trastorno adictivo.

Entre las intervenciones de carácter psico-educativo encontramos:

culpa_responsabilidad_adicciones_4

 

Tras practicar las conductas responsables, la persona desarrolla hábitos mantenidos en el tiempo, que fomentan una serie de actitudes responsables que propician la inclusión del sentido de responsabilidad en el sistema moral.

Por tanto, la psico-educación es una herramienta para erradicar la culpa de quienes presentan un trastorno adictivo y sufren sus consecuencias.

 

Para saber más:

EDUCAR EN RESPONSABILIDAD

¿POR QUÉ ME SIENTO CULPABLE?

 

También le puede interesar leer:

Adicción y emoción ¿Una perfecta pareja de baile?

¿Se parecen la ludopatía y las adicciones a las drogas?

Mindfulness. Regulación emocional y consumo de sustancias

 

The following two tabs change content below.
Félix Rueda
Hace 13 años inició su andadura profesional en el ámbito de la prevención e intervención en trastornos adictivos, siempre en el contexto de Proyecto Hombre.Es Licenciado en Psicología por la Universidad de Málaga, Máster en Psicología de la Salud por la Universidad Miguel Hernández, Experto en Drogodependencias por la Universidad Complutense de Madrid, y Técnico en Logopedia por la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía. Así mismo, ha cursado estudios de Filosofía durante 3 años. Actualmente desempeña las funciones de Coordinador de los programas Terapéuticos para adultos, Responsable de Calidad, y a su vez supervisa y coordina uno de los programas de intervención dirigido a personas activas laboralmente que presentan problemas de adicción a Cocaína y/o Alcohol, principalmente, y el programa de reinserción socio-laboral para aquellas personas que han completado un proceso de tratamiento en una Comunidad Terapéutica. Así mismo, es miembro del Observatorio Proyecto Hombre sobre el perfil del drogodependiente, que desarrolla su actividad a nivel nacional. Es profesor invitado (en representación de Proyecto Hombre Alicante) de la Escuela de Formación de la Asociación Proyecto Hombre (Impartiendo la materia: Perfil profesional en Proyecto Hombre, Trabajo y Gestión de Equipos, Potencial Humano del profesional de Proyecto Hombre). Ha participado en numerosas publicaciones, ha sido miembro de la Comisión Nacional de Evaluación de Proyecto Hombre (un Proyecto del Ministerio Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad), hasta su disolución el pasado 2013, y ha intervenido en múltiples foros relacionados con ámbitos afines a los trastornos adictivos. Durante 4 años fue responsable de los programas de prevención indicada para adolescentes y sus familias en Proyecto Hombre Málaga.