La prevención universal y selectiva: Programas y actuaciones

Félix Rueda | Psicólogo experto en adicciones.  Fundación Noray Proyecto Hombre Alicante

Ya anticipábamos en el primer artículo de esta serie sobre recursos que uno de los ámbitos prioritarios de la prevención es el entorno escolar, principalmente porque en él concurren una serie de circunstancias que favorecen los objetivos de la prevención universal (recordemos: para toda la población), de la prevención selectiva (para aquel grupo de población potencialmente en riesgo, porque ya usan drogas o tienen unas condiciones ambientales y/o personales facilitadoras del uso de drogas) e indicada (para aquellas personas, en este caso adolescentes y jóvenes que ya hacen uso de las sustancias psicoactivas u otro tipo de comportamientos que podrían contribuir en el desarrollo de una adicción).

Entre esas circunstancias que favorecen que en las escuelas, institutos de enseñanza secundaria, universidades y otros sistemas de enseñanza reglada, encontramos: una gran cantidad de personas a las que se llega de una manera relativamente fácil, un sistema prestablecido donde introducir formación respecto a los fenómenos relacionados con las adicciones en base a unidades didácticas y o fichas de formación, las tutorías y actividades extraescolares como espacios privilegiados para el desarrollo de actividades preventivas como alternativa al uso de drogas, las escuelas de madres y pares…, y en definitiva una serie de instrumentos y espacios que ya funcionan y donde la prevención se inserta como un elemento importante.

prevencion drogas

Rechanzando drogas / santaluciados.blogspot.com

Pasemos a ver algunos ejemplos. Antes, es preciso matizar que, teniendo en cuenta que se trata de acercar al/la lector/a a los recursos que trabajan con la prevención, los criterios para referir unos programas, recursos y entidades, y no otros, han sido, en primer lugar, la disponibilidad digital de los mismos, esto es: los que aparecen primero o en más ocasiones al efectuar una búsqueda on-line, en segundo lugar; de entre estos, aquellos programas que han sido o están siendo evaluados, no olvidemos que las intervenciones eficaces se basan en la evidencia científica; y por último, el criterio de espacio, no caben todos en este artículo.

La prevención en ámbitos escolares es desarrollada por técnic@s, habitualmente municipales o contratados/concertados por el ayuntamiento En los casos de aquellas comunidades autónomas que poseen una red propia autonómica de drogodependencias puede que es@ técnic@s sean contratados por la administración autonómica, existiendo las dos redes en paralelo.

En cuanto a los programas promovidos por las administraciones identificamos algunos ejemplos como: el programa “Construyendo en Salud”, fruto de la colaboración entre Universidad de Santiago de Compostela, la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas y el MSSSI Ministerio de Educación, Cultura y Deporte; “Prevenir Madrid”, de la Comunidad de Madrid; el Programa de Prevención del Consumo de Drogas en el Ámbito Educativo (PPCDE) de la Xunta de Galicia; el programa “Órdago” que se viene desarrollando en la Comunidad valenciana, la Comunidad Aragonesa y el País Vasco; el programa “ Prevención del consumo de drogas”, del gobierno de La Rioja, y otros.

A nivel municipal también se desarrollan programas: “Programa de Prevención de Drogodependencias para educación primaria Brújula/Brúixol”, del Ayuntamiento de Alicante, “5 top secrets sobre el cánnabis”, del ayuntamiento de Zaragoza, y otros.

Por su parte, las entidades privadas y ONGs fomentan la prevención en entornos escolares, ofreciendo directamente programas y/o actuaciones a los equipos directivos y AMPAs de los centros educativos. Entre este tipo de recursos encontramos los diferentes centros de Proyecto Hombre, UNAD, Cruz Rojas Española, Fundación Salud y Comunidad, Cáritas española, Fundación Secretariado Gitano, Edex, Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, y otras.

Y entre los programas desarrollados están: el programa “Entre Todos” de prevención indicada y los programas “A tiempo” y “Rompecabezas” de prevención indicada, de la Asociación Proyecto Hombre, “Nexus. Programa para la prevención del consumo de drogas”, de la Asociación Deporte y Vida, “La Aventura de la Vida”, de la organización Edex, “Prevenir para Vivir” de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, y otros.

 Otra variante, que se encuentra cada vez más presente, son los programas de prevención on-line, dirigidos tanto a l@s propi@s adolescentes, como a madres y padres o educadores (profesor@s, maestr@s, etc.). Entre estos encontramos programas como: “Escuela de Familias”, de la Asociación Proyecto Hombre (aquí); “En Familia. Estrategias para abordar la prevención familiar al alcance de todos” (aquí), del Gobierno de Cantabria; y otros.

También existe la modalidad de programas que podríamos denominar multi-componente en cuanto a las vías de actuación. Estos programas combinan modalidad de intervención presencial en los centros educativos, en entorno familiar, en el ámbito sanitario, ofrecen exposiciones y seminarios puntuales, y tratan de diversificar la oferta informativa y las vías de comunicación, pera hacer más atractivos los conceptos que se pretende que las personas que participan en el programa adquieran, y que se fomente de una manera más eficaz la prevención de las conductas adictivas. Si bien, cada vez más todos los programas de prevención universal y selectiva se aproxima a ese concepto de “programa multi-componente”.

De este tipo encontramos el programa “Hablemos de drogas”, que la promueve principalmente la Obra social de Fundación “La Caixa”, y que se puede consultar aquí.

Entre las acciones que se realizan en dichos programas encontramos:

  •        Información a l@s alumn@s sobre los riesgos asociados al uso de drogas.
  •       Ofrecer a alumn@s alternativas al uso de drogas: habilidades para la vida, habilidades para la comunicación, habilidades sociales, ocio alternativo, práctica deportiva….
  •        Formación al profesorado, para dotarlo de capacidades para implementar acciones y estrategias preventivas y afrontar posibles problemas concretos que se detecten.
  •       Fomento de lo que se conoce como “peer to peer mentoring”, esto es el acompañamiento y asesoramiento de unos adolescentes a otros.
  •        Atención, formación y asesoramiento familiar.
  •        …

Por último, los programas de prevención son objeto de múltiples evaluaciones que tratan de demostrar su eficacia y el impacto que tienen sobre la población a la que se dirigen. Estas evaluaciones son sistemáticas, y existen recursos donde poder consultar los programas evaluados (contenidos, metodología…) y el resultados de las evaluaciones.

Un ejemplo de ello lo encontramos en la iniciativa “prevención basada en la evidencia” llevada a cabo por la sociedad científica “Socidrogalcohol”, y que puede consultarse aquí.

A nivel europeo, contamos con la base de datos EDDRA, que recopila el Observatorio Europeo (EMCDDA), y que se puede consultar, eso sí, en inglés, aquí.

Como vemos, la variedad es amplia, podríamos escribir muchas páginas dedicadas a relatar el tipo de programas e intervenciones que se realizan, y seguramente nos dejamos algunas modalidades y programas en el tintero. Sería excelente que quienes leen este artículo y conocen otros medios, formatos recursos…, relacionados con el ámbito de la prevención y que van en la línea de los mencionados, efectuasen comentarios al presente artículo, o escribiesen a las administradoras de la web para, aprovechando las sinergias del conocimiento compartico, construir una buena base de información sobre los recursos de prevención, de manera que se llegue a cuantas más personas mejor.

Por ahora eso es todo. Próximamente las los Servicios de Prevención Adicciones, las Unidades de Prevención. Entre tanto, esperamos vuestros comentarios y noticias.

The following two tabs change content below.
Félix Rueda
Hace 13 años inició su andadura profesional en el ámbito de la prevención e intervención en trastornos adictivos, siempre en el contexto de Proyecto Hombre.Es Licenciado en Psicología por la Universidad de Málaga, Máster en Psicología de la Salud por la Universidad Miguel Hernández, Experto en Drogodependencias por la Universidad Complutense de Madrid, y Técnico en Logopedia por la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía. Así mismo, ha cursado estudios de Filosofía durante 3 años. Actualmente desempeña las funciones de Coordinador de los programas Terapéuticos para adultos, Responsable de Calidad, y a su vez supervisa y coordina uno de los programas de intervención dirigido a personas activas laboralmente que presentan problemas de adicción a Cocaína y/o Alcohol, principalmente, y el programa de reinserción socio-laboral para aquellas personas que han completado un proceso de tratamiento en una Comunidad Terapéutica. Así mismo, es miembro del Observatorio Proyecto Hombre sobre el perfil del drogodependiente, que desarrolla su actividad a nivel nacional. Es profesor invitado (en representación de Proyecto Hombre Alicante) de la Escuela de Formación de la Asociación Proyecto Hombre (Impartiendo la materia: Perfil profesional en Proyecto Hombre, Trabajo y Gestión de Equipos, Potencial Humano del profesional de Proyecto Hombre). Ha participado en numerosas publicaciones, ha sido miembro de la Comisión Nacional de Evaluación de Proyecto Hombre (un Proyecto del Ministerio Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad), hasta su disolución el pasado 2013, y ha intervenido en múltiples foros relacionados con ámbitos afines a los trastornos adictivos. Durante 4 años fue responsable de los programas de prevención indicada para adolescentes y sus familias en Proyecto Hombre Málaga.