La motivación al cambio en problemas de adicción

motivacion_adicciones

“La motivación no puede entenderse como algo que se tiene sino más bien como algo que se hace. Implica reconocer un problema, buscar una forma de cambiar, y entonces comenzar y mantener esa estrategia de cambio” (Miller, 1995).

La motivación ha sido descrita como un prerrequisito para el tratamiento, sin la cual el clínico puede hacer poco (Beckman, 1980). Del mismo modo, la falta de motivación se ha usado para explicar el fracaso de los individuos para empezar, continuar, cumplir con el programa, y tener éxito en el tratamiento (Miller, 1985). Tal y como se puede comprobar en la extensa bibliografía que existe sobre el tema, la motivación es un factor clave para el éxito terapéutico. Anteriormente la motivación se consideraba como un rasgo o disposición estática que una persona poseía o no; sin embargo, hoy en día se sabe que la motivación puede generarse y/o aumentarse. Este hecho es una buena noticia, ya que el clínico puede anticiparse a un posible fracaso terapéutico con la ayuda de un tratamiento inicial de motivación al cambio.

Actualmente se conoce que la motivación presenta las siguientes cualidades: es clave en el proceso de cambio, es multidimensional, es dinámica y fluctuante, recibe influencia de las interacciones sociales y del estilo del terapeuta, y, quizás su cualidad más importante es que se puede modificar; por ello, la tarea del profesional es hacer surgir y aumentar la motivación.

La investigación ha demostrado que la motivación está asociada con una mayor participación en el tratamiento y resultados positivos en éste. Estos resultados incluyen disminuciones en el consumo, tasas de abstinencia mayores, ajuste social, y éxitos en el tratamiento (Landry, 1996). Una actitud positiva hacia el cambio y un compromiso con el cambio, también están asociados con los resultados positivos del tratamiento (Miller y Tonigan, 1996).

Cuando se habla de mejorar la motivación del paciente en consulta, hay que tener en cuenta que antes o paralelamente al tratamiento del problema adictivo, es importante centrarse no solo en los problemas sino en las cualidades del paciente, en sus fortalezas y puntos fuertes. Este enfoque hacia lo positivo refuerza las herramientas que ya posee el paciente para así poder afrontar mejor y más rápidamente el problema existente. Además, esta motivación influye en el estado de ánimo, incrementando así la probabilidad de éxito.

Antes de comenzar con cualquier tratamiento para un problema de adicción es importante conocer en qué estadio de cambio se encuentra el paciente. Prochaska y DiClemente, en su modelo transteórico, hablan de 5 fases o etapas del cambio. Dichas fases son: precontemplación, contemplación, preparación, acción, y mantenimiento.

Durante la etapa de precontemplación, los usuarios de sustancias no están considerando el cambio y no tienen la intención de cambiar su comportamiento en un futuro cercano. Los individuos en la etapa de contemplación aún utilizan la sustancia, pero están considerando la posibilidad de parar o reducir su uso en un futuro cercano. Los individuos en la etapa de preparación aún usan sustancias, pero generalmente pretenden dejar de usarlas pronto, e incluso puede que hayan intentado reducir o detener su uso por cuenta propia o estar experimentando con formas de parar o reducir el consumo. Los individuos en la etapa de acción escogen una estrategia para el cambio y comienzan a perseguirla, a la vez que afrontan un nuevo estilo de vida. Durante la etapa de mantenimiento, los esfuerzos se hacen para mantener las ganancias logradas durante la etapa de acción.

Se trata de un proceso no lineal, es decir, es probable y bastante común que una persona consiga llegar a la fase de acción pero recaiga y vuelva a la fase de preparación. Es importante usar la motivación para reforzar el cambio, entendiendo que las recaídas son probables pero que no significan que hayamos fracasado. Las recaídas son aprendizajes de lo que no tenemos que hacer y podemos usarlas como motivación para continuar en el proceso de cambio.

The following two tabs change content below.
Karen Acuna

Karen Acuna

Psicóloga con gran interés en el ámbito de las adicciones y magíster en Inteligencia Emocional e Intervención en Salud y Emociones