La adicción: Con y sin sustancia

primavera_sangre_altera_sexo_sexualidad

La adicción, como hemos descrito ya en esta publicación con anterioridad, no responde tan solo a una adicción a sustancias. Aunque es cierto que de forma tradicional se ha entendido a una persona con trastorno adictivo como la que consumía alguna sustancia como alcohol, cocaína, cannabis o heroína, entre otras, el Manual de Diagnóstico Psiquiátrico hace años que reconocía que hay otro tipo de comportamientos, como por ejemplo, los juegos de azar, que pueden causar adicción; una adicción sin sustancia.

De forma más reciente los profesionales de las adicciones hablan de otras adicciones comportamentales, aún no reconocidas en el Manual citado con anterioridad, que es la guía en la que se basan. Algunas de estas adicciones de las que se habla son: la adicción a nuevas tecnologías, la adicción al sexo, la adicción a las compras e incluso la adicción al trabajo o a la comida.

Todas ellas responden a un patrón de conducta repetida que va en aumento y que llega a ser incontrolable incluso cuando se busca controlar ese comportamiento. El problema que generan este tipo de adicciones es diferente al que generan las sustancias. Una adicción a la cocaína, por ejemplo, empieza por la desintoxicación, es decir, por retirar la sustancia, y seguirá por la deshabituación a la misma. Sin embargo, en una adicción comportamental, como las descritas, no se puede dejar de realizar el comportamiento, entre otras cosas, porque es casi siempre necesario para la vida: comer, mantener relaciones sexuales, usar las tecnologías, etc. Por este motivo es importante contar con un terapeuta especializado en este campo que ayude a las personas con este trastorno adictivo a equilibrar los comportamientos de una forma saludable. Hay por tanto en distintos puntos de España profesionales que pueden ayudar. El tratamiento para la adicción al sexo en Madrid, por ejemplo, puede tratarse en clínicas privadas o también en asociaciones de ayuda mutua. Lo mismo ocurre si hablamos de cualquier sustancia, por ejemplo, la adicción al alcohol, cannabis, etc. que además pueden ser tratados en los recursos públicos.

La adicción a la cocaína en Madrid es un problema en auge que necesita de un abordaje como cualquier otra adicción. Aunque según reveló el último informe del Observatorio Europeo de Drogas y el último informe de Proyecto Hombre, que analiza las necesidades de tratamiento, la cocaína es la sustancia ilegal más consumida en España, junto con el cannabis. Por lo que la demanda de tratamiento no es un caso aislado en Madrid, se repite en toda la geografía española.

post patrocinado ind

 

 

The following two tabs change content below.
Independientes
Revista especializada en adicciones
Independientes

Latest posts by Independientes (see all)