Entrevistas

Entrevista a Luis Daniel Martín, autor de Marea Blanca. El libro de la sanidad pública española. Primera parte

«Sin educación, sin sanidad, sin los principios básicos un país no puede crecer y desarrollarse»

Una se habitúa. Sí, oímos decir muchas veces, o lo decimos nosotros mismos,  uno se habitúa, lo dicen o lo decimos, con una serenidad que parece auténtica porque realmente no existe o todavía no se ha descubierto, otro modo de expresar con la dignidad posible nuestras resignaciones, lo que nadie pregunta es a costa de qué se habitúa uno”, escribe Saramago. Así, la crisis económica que estalló en 2008 ha hecho que nos habituemos a unas condiciones cada vez más precarias en campos fundamentales como la sanidad y la educación. Día a día escuchamos los nuevos recortes y, tras la indignación inicial, viene la aceptación. Pero hay colectivos que deciden resistirse y no aceptar estas condiciones. Éste es el caso de la Marea Blanca, movimiento ciudadano que defiende la sanidad pública como un derecho fundamental para todos y cada uno de los y las ciudadanos. Luis Daniel Martín, miembro de Marea Blanca y autor de Marea Blanca. El libro de la sanidad pública española nos cuenta de primera mano en qué consiste este movimiento.

Pregunta: ¿Por qué surge la Marea Blanca y cuál es su razón de ser?

Portada del libro Marea Blanca. El libro de la sanidad pública española/ http://www.casadellibro.com/libro-marea-blanca-el-libro-de-la-sanidad-publica-espanola/9788415904090/2123842

Portada del libro Marea Blanca. El libro de la sanidad pública española/ http://www.casadellibro.com/libro-marea-blanca-el-libro-de-la-sanidad-publica-espanola/9788415904090/2123842

Respuesta: El movimiento ciudadano surge porque, en la Comunidad de Madrid, el gobierno de la comunidad autónoma decide unilateralmente privatizar unos servicios públicos sanitarios. Por tanto, decide unilateralmente atacar a un principio fundamental de la Constitución española que es el derecho a una sanidad pública, universal, de todos y para todos. Esto hace que nos juntemos un grupo de profesionales y pacientes, formemos diferentes colectivos y asociaciones y todos juntos luchemos por la defensa de la sanidad pública no solo en la Comunidad de Madrid sino en todo el territorio nacional. Del mismo modo, la Marea Blanca, como principio solidario y atendiendo a esos valores constitucionales también ha apoyado a otras asociaciones como pueda ser la Marea Verde de la educación como principio en el que creemos. Sin educación, sin sanidad, sin los principios básicos entendemos que un país no puede crecer y desarrollarse. Ése es el motivo fundamental del nacimiento de un colectivo que nada tiene que ver con símbolos políticos (no somos políticos) y que nada tiene que ver con grupos radicales como se nos ha atacado. En mi caso, por ejemplo, intento desde la cultura, desde el diálogo y sobre todo desde el razonamiento llegar a una postura de  acuerdo con las autoridades que impiden que los ciudadanos, que todos los ciudadanos, tengan los mismos derechos.

P: ¿Qué cambios se han producido en la sociedad española con la aparición de la crisis para que surja un movimiento como la Marea Blanca?

R: Los movimientos ciudadanos han existido de siempre. Otra cosa es que realmente no hayamos tenido hasta ahora visibilidad. En todos los barrios, en todas las ciudades, en todos los municipios ha habido grupos que se han dedicado a cuidar de unos servicios de manera solidaria, a cuidar de una sociedad que necesitaba y precisaba ayuda, pero eso no se ha visto hasta ahora, Quizá en este momento tenemos más visibilidad como respuesta a las actuaciones de los representantes políticos que, no olvidemos, están ahí por los ciudadanos, que somos los que les votamos y que no están respondiendo a aquello que les pedimos.

La Marea Blanca ha ido creciendo con los ciudadanos

P: ¿Cómo ha progresado el movimiento desde la primera marcha hasta esta última?

R: La primera vez que nos juntamos en una mesa para debatir y para dialogar acerca de la Marea Blanca éramos apenas doce personas. De ahí a una de las mayores concentraciones que ha habido a nivel nacional en Madrid y en toda España movilizando en su capital a más de dos millones de personas el trabajo fue muy importante. Digamos que la Marea Blanca ha ido creciendo con los ciudadanos: a medida que la población se ha dado cuenta del derecho fundamental que supone una atención sociosanitaria completa se han ido uniendo poco a poco a este movimiento. No es un movimiento político por lo que dentro de nuestras filas, dentro del grupo de personas que sigue a la Marea Blanca, hay gente de izquierdas, de derechas, religiosos, ateos, agnósticos, hombres, mujeres…, todos tenemos cabida. Estamos defendiendo algo que es bueno para la sociedad, que es un derecho fundamental y que será un derecho fundamental para nuestros sucesores, para las generaciones que vienen después.

P: ¿Cuáles son las dificultades que puede encontrar un movimiento ciudadano como éste?

R: Nosotros empezamos la primera Marea Blanca el 18 de noviembre de 2012. Desde entonces hasta ahora hemos tenido más de 25 reuniones, más de 25 manifestaciones en Madrid y otras tantas por toda España. Son incontables las veces que hemos luchado por la sanidad pública en foros públicos. Eso lo que ha hecho ha sido de alguna manera ir limando muchas veces la fuerza con la que empezamos inicialmente. Hay gente que ha perdido la ilusión, ha perdido la seguridad de que íbamos a ganar en este proceso porque nos enfrentamos a un gigante. Es la lucha de David y Goliat. La sanidad pública contra el poder político. Y esto sin duda nos ha hecho mucho daño. Más allá de esto, los que quedamos en esta batalla de diálogo y social no vamos a cejar en nuestro empeño. Vamos a seguir luchando y peleando al máximo para conseguir que todos los ciudadanos sean tratados de igual forma en cualquier hospital o centro de salud del territorio nacional porque todos tenemos los mismos derechos.

Nos enfrentamos a un gigante: la sanidad pública contra el poder político 

P: ¿Qué ha conseguido la Marea Blanca hasta el momento?

R: Hasta ahora no hemos conseguido todo lo que pedíamos. Hemos logrado entrecomillas y siempre entrecomillas paralizar un poco esas medidas privatizadoras de la Comunidad de Madrid de los centros de salud y hospitales, en concreto de veintisiete centros de salud y siete hospitales públicos que querían privatizar. Pero no hemos conseguido que definitivamente el gobierno de la Comunidad de Madrid deseche esa idea, y que dote de mayores infraestructuras, de mayores posibilidades y de mayores recursos al personal sanitario de esta comunidad así como lograr que ponga a disposición de los ciudadanos una mejor atención sociosanitaria. Y no hemos conseguido ni mucho menos que se valore el trabajo fundamental de la que creemos la mejor sanidad del mundo.

P: ¿Marea Blanca se ha planteado la unión con otros colectivos que defienden la sanidad pública como, por ejemplo, ‘Yo sí sanidad universal’

R: Lo fundamental es que entre todas las plataformas que defienden la sanidad pública hay diálogo. Yo no concibo que haya solamente una idea, es decir, nosotros aportamos una idea sobre la mesa, unos valores, unos principios y unas actuaciones posibles y entre todos las definimos. Todos estamos luchando por un mismo fin, por una misma calidad de vida: todos estamos luchando por que se reconozca y se respete el trabajo de los profesionales en España. Y desde luego yo he aprendido y aprendo diariamente mucho de todos los profesionales, de todos los pacientes, de todos los ciudadanos, que aportan su granito de arena a todas y cada una de las plataformas en defensa de la sanidad pública.

P: ¿Cuáles son las oportunidades de cambio que tenemos para salir de la crisis sin pérdida de derechos?

R: En economía siempre se dice que para salir de una crisis lo que tienes que hacer no es estrangular al ciudadano, no es mermar las posibilidades de comprar productos o de adquirir bienes o de intercambiar dinero. Lo que tienes que hacer es todo lo contrario. Es decir, en una sociedad que pretende crecer hay que fomentar ese crecimiento dando ayudas a los jóvenes, ayudas a los emprendedores, ayudas a las instituciones públicas para que contraten a más personal, para que el país crezca. El problema fundamental es que lo que ha hecho este gobierno es eliminar puestos de trabajo, restar posibilidades económicas a los ciudadanos, aniquilar por completo el crecimiento en áreas como la investigación o el estudio universitario y, sobre todo, lo que ha hecho es infundir miedo en una ciudadanía que ahora mismo no abre la boca por temer a que les despidan del trabajo, por temor a que les echen de un círculo determinado o por temor a represalias. Eso se ha instalado en España y eso es propio de otras épocas, no del siglo XXI. De este siglo es propio fomentar ese crecimiento económico; es potenciar a la persona que desea hacer cosas nuevas; es animar a que se contrate más y mejor y en mejores condiciones. Si en un área, por ejemplo, como las drogodependencias tú recortas el presupuesto y restas personal que atienda a esos pacientes lo único que vas a conseguir es sublevaciones por parte del personal, sublevaciones por parte de los pacientes y sublevaciones por parte del entorno cuando vea que todo eso puede estallar. Es un gravísimo problema. Creo que no sea está atendiendo ya no al profesional sanitario, sino al paciente que recibe el bien último.

P: ¿Qué colectivos son los más afectados por la situación de crisis? 

R: La crisis ha afectado a todo prácticamente por igual, pero sí ha habido colectivos particularmente dañados con esta crisis económica. Por un lado, han sido los servicios que se han podido externalizar o que ya han externalizado las diferentes fuerzas políticas como por ejemplo, los servicios de limpieza, de restauración, de mantenimiento de los diferentes hospitales y centros de salud en toda España. Es curioso porque después de externalizarlos lo que han hecho en muchos sitios han sido concursos de dudosa reputación en los que han otorgado a empresarios reconocidos dichos concursos. Por ejemplo, Arturo Fernández, el presidente de la CEIM [actualmente, este empresario está implicado en el escándalo de las ‘tarjetas B’ de Caja Madrid], ha conseguido muchos de esos concursos en diferentes hospitales y centros de salud cuando su servicio de restauración, por ejemplo, deja mucho que desear. No tiene buena calidad, pero es que además se ha enfrentado a diferentes problemas de salud pública. Si a eso le unes que no paga a sus trabajadores, ya que tuvo problemas hace tiempo al tener trabajadores sin contrato y eso pasó a un segundo plano, a nosotros nos afecta porque lo que perseguimos es que todos los trabajadores de la sanidad pública, todos por igual, sean reconocidos y todos respetados.

Pero también han sufrido los colectivos que se dedicaban a la investigación. Hay dos apartados en los que España es una de las fuerzas más importantes del mundo. Por un lado, estamos a la cabeza prácticamente en la lucha contra determinadas enfermedades oncológicas como, por ejemplo, la leucemia. La Fundación Josep Carreras en Barcelona tiene la mayor base de datos mundial de donantes de médula ósea y a esta fundación apenas se le ayuda. Está manteniéndose gracias a un benefactor que es el cantante Josep Carreras que ha padecido leucemia, pero no gracias a las ayudas del gobierno de España que hace caso omiso de los llamamientos de los enfermos de leucemia. El área de oncología también tenía uno de los mejores profesionales del mundo, el profesor Barbacid y tuvo que salir del país porque no se le dotaba de dinero para sus investigaciones. En investigación, en ciencia, las ayudas están a 0. Cada vez tenemos más investigadores, más científicos, más personal sanitario muy cualificado que se están marchando fuera de España. En Portugal tienen mejores condiciones sanitarias, que no sanidad, que en España. Tratan mejor a los sanitarios. Y en Alemania el profesional sanitario está respetadísimo.

Si quiere leer la segunda parte de esta entrevista, pinche en este enlace

Para leer la entrevista a ‘Yo sí sanidad universal’, pinche en este enlace

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Independientes
Revista especializada en adicciones
    Next Article:

    0 %

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies