La terapia en adicciones

terapia

Cuando escuchamos la palabra ‘terapia’ de forma casi automática a muchos nos viene a la cabeza el círculo de personas hablando de sus problemas de alcohol sentados en sillas. Esta imagen extendida de la terapia grupal nos ha llegado a través de las películas donde alcohólicos anónimos se ha visto ampliamente representado. Pero la terapia también puede tener un cariz individual, de pareja o incluso familiar.

La terapia no es más que un conjunto de técnicas y métodos que ayudan a resolver problemas de origen emocional y/o mental. La adicción tiene esos orígenes emocionales y mentales de los que hablamos. De forma tradicional mucha gente ha rechazado durante años acudir al psicólogo alegando ‘no estar locos’, sin embargo, acudir a terapia psicológica es estar comprometido con uno mismo. La terapia consiste en realizar una introspección, que permite a la persona conocerse mejor e ir identificando poco a poco qué cosas no funcionan de un modo correcto. El trabajo del profesional que guía la terapia, generalmente un psicólogo o un psiquiatra, permite ir indagando y descubriendo herramientas y recursos que poder aplicar en la vida diaria para ejercer los cambios necesarios que permitan recuperar el bienestar.

Hay problemas que no se pueden resolver por uno mismo, todas las personas a lo largo de su vida presentan procesos emocionales difíciles de gestionar, en ocasiones derivados de ciertas situaciones vitales, rupturas, muertes de seres queridos, etc. La adicción tiene mucha relación con la gestión emocional. La sustancia o conducta compulsiva se realiza a causa de una mala gestión emocional en la vida diaria, esa mala gestión lleva a la persona a refugiarse en el consumo o conducta de una forma compulsiva para abstraerse del problema. Y esto dificulta aún más que se gestionen las emociones. Lo que ocurre en realidad es que la situación o el problema no deja de existir y con la adicción se puede llegar a agravar.

Para poder realizar cambios es necesario en primer lugar, identificar las emociones, las conductas o los pensamientos (los pensamiento siempre preceden a  la emoción). Para ello es muy útil acudir a un terapeuta, que siendo una persona externa y además profesional en este campo, va a poder ayudar  a la persona a identificar y guiarla en los cambios a realizar.

La terapia en adicciones es imprescindible. Sabemos que la adicción es el resultado de la interacción de factores biológicos, psicológicos y ambientales. Es decir, ¿Por qué se desarrolla la adicción en una persona? En primer lugar, puede suceder como consecuencia de las características biológicas propias del individuo, algunos expertos aseguran que hay una predisposición genética en su desarrollo. Sin embargo, hay personas con ese factor genético que no llegan a desarrollar la adicción, ¿Por qué? Porque hay otros factores que influyen, como el psicológico y el ambiental (social). El psicológico tiene que ver más con todo lo que se ha estado comentando con anterioridad, con la gestión emocional, con los pensamientos y conductas. Y en último lugar, el factor ambiental, es decir, el contexto en el que la persona crece y en el que está inmerso a lo largo de su vida. Esos factores ambientales que tienen que ver sobre todo con el entorno social (familia, amigos) son los que determinan que la persona siga o no consumiendo tras haber probado ya la sustancia o la conducta. Lo que hay que tener claro es que la adicción es una enfermedad y no es una elección propia del individuo en tanto en cuanto intervienen procesos mentales que no le permiten, llegado cierto punto, dejar de consumir o realizar la conducta adictiva.

¿DÓNDE ACUDIR?

Por lo general, son los familiares de las personas con adicción los que detectan el problema. Ellos son los que suelen acudir en busca de ayuda. En otras ocasiones hemos hablado de los recursos públicos, las unidades especializadas de tratamiento de las adicciones e incluso de las asociaciones de adictos en rehabilitación. En esta ocasión hablaremos de centros privados donde también se realizan terapias para las adicciones, y pondremos como ejemplo Madrid. Aquí tenéis una lista de algunas clínicas privadas donde poder acudir para el tratamiento de las adicciones en Madrid:

  • El Prado Psicólogos
  • Orbium
  • Clínica INTAD
  • Centra Adicción
  • Clínica TAVAD
  • Neurosalud
  • Fundación FAER
  • Centro UniAdic
  • Centro 12 Pasos
  • Centro Sinadic
  • CT Grupo 4 Madrid
  • Adicciones Intad

En el caso de vivir en cualquier otra parte de España, las búsquedas en internet pueden ayudar a encontrar un centro especializado y privado de tratamiento de las adicciones.

En definitiva la terapia es de gran utilidad puesto que ayuda a la persona a enriquecerse como ser humano al conocerse mejor, sabiendo cuáles son sus fortalezas y sus debilidades y aprendiendo también a manejar las situaciones en base a ellas. En adicciones la terapia más extendida es la cognitivo-conductual porque ayuda a distinguir las situaciones que promueven el consumo o conducta y permite desarrollar estrategias para evitarlas. Pero también existen otras como la hipnosis clínica, la EMDR o la EFT (Técnica de Liberación Emocional).

post patrocinado ind

The following two tabs change content below.
Independientes
Revista especializada en adicciones