Enfermedades respiratorias causadas por el tabaco

adiccion_tabaco

El tabaco  mata cada año a más de 7 millones de personas en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. La adicción al tabaco es una de las mayores amenazas para la salud pública en todo el mundo y es la causante de múltiples enfermedades y trastornos, como por ejemplo cáncer, problemas de colesterol, enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos, insomnio, reflujos gastroesofásicos, diabetes, disfunción eréctil, etc. Las enfermedades respiratorias se encuentran en esta lista de problemas causados por el consumo de tabaco. Algunos ejemplos de enfermedades respiratorias son:

  • La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica o EPOC puede estar originada por el tabaquismo. En un 80% de los casos la causa es el tabaquismo, aunque otras causas pueden ser la exposición a la contaminación. Se caracteriza por la obstrucción del aire, lo que provoca que no se pueda desarrollar una respiración normal. Las bronquitis y los efisemas son los dos tipos principales de enfermedad pulmonar obstructiva. Lo que ocurre es que las vías respiratorias se obstruyen y se inflaman, lo que dificulta mucho el pase del aire.
  • La Neumonía está entre las cinco enfermedades que más muertes causa en el mundo. Se trata de una infección respiratoria aguda y la principal causa de mortalidad infantil causada por el tabaquismo de los padres, la consecuencia de ser un fumador pasivo.
  • El Cáncer de Pulmón provoca 1’31 millones de muertes al año y la causa principal es el consumo de tabaco, en un 90%. El riesgo de muerte por cáncer de pulmón está directamente relacionado con la cantidad de cigarros que se fuman en un día.
  • Otras enfermedades respiratorias causadas por el tabaco son la tuberculosis y el asma.

El tabaco y las enfermedades que de su consumo se derivan son una de las mayores causas de muerte prematura en el mundo. Se ha demostrado científicamente, que además de las enfermedades que causa sobre el propio individuo que lo consume, también afecta a la salud de los que se encuentran alrededor: “El humo ajeno mata”, explica la OMS y añade que no hay un nivel seguro de exposición al humo de tabaco ajeno:En los adultos, el humo ajeno causa graves trastornos cardiovasculares y respiratorios, en particular coronariopatías y cáncer de pulmón. Entre los lactantes causa muerte súbita. En las mujeres embarazadas ocasiona bajo peso ponderal del recién nacido. Casi la mitad de los niños respiran normalmente aire contaminado por humo de tabaco en lugares públicos. El humo de tabaco ajeno causa alrededor de 890 000 muertes prematuras cada año. En 2004, los niños representaron el 28% de las defunciones atribuibles al humo de tabaco ajeno”.

Sin embargo, la adicción al tabaco puede ser tratada. La mayoría de los consumidores de tabaco desean dejarlo para lo que se necesita de un asesoramiento y en ocasiones, no siempre, de medicación. Esta ayuda incrementará la probabilidad de que se pueda llegar a abandonar este hábito y se eviten mayores consecuencias como las enfermedades respiratorias, problemas cardiovasculares, de diabetes, etc.

post patrocinado ind