ActualidadCrónicas

La falta de diagnóstico de las adicciones durante la pandemia, multiplica ahora el número de pacientes

‘¿Se está incrementando el consumo de sustancias durante el confinamiento?’ Esta era la gran pregunta que muchos se hacía en los meses duros de la pandemia en los que la población vivió el confinamiento domiciliario. Por entonces, poco se podía decir, la realidad iba tan deprisa que era complicado afirmar con contundencia una respuesta. Sin embargo, pasados los meses, y gracias a muchos estudios, se ha podido ver que:

  • Las personas que estaban en proceso de rehabilitación en algún recurso sanitario y/o en grupos de ayuda mutua, reafirmaron su abstinencia. Estaban en un espacio protegido junto con sus familias.
  • Los que no estaban en tratamiento, pero padecían un problema de adicción, acentuaron sus consumos.
  • La población general, que no tenían un problema de dependencia o adicción, trasladaron los consumos de los bares a las casas y también incrementaron sus consumos. Cambiaron sus hábitos, sus horarios, etc.

El psiquiatra Gabriel Rubio, del Hospital 12 de Octubre, participó el pasado sábado en la jornada organizada por la Confederación de Alcohólicos, Adictos en Rehabilitación y Familiares de España, CAARFE, y explicó que solo un 2% de las personas que estaban en tratamiento recayeron durante el confinamiento: “Aunque en el caso de los jugadores, las recaídas fueron de un 65%. Hay que tener en cuenta que aunque los salones estaban cerrados, la disponibilidad al juego estaba al alcance de la mano”, en referencia a los dispositivos móviles.

Es evidente que la pandemia trajo otros problemas en la sanidad. Se paralizaron muchas consultas y seguimientos de enfermedades crónicas o de de detección de nuevas (cánceres , por ejemplo). Esto ha incrementado los fallecimientos y las enfermedades graves.

La falta de diagnóstico ha aparecido también en adicciones. En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, las consultas de Atención Primaria, han estado hasta casi la mitad del 2021 sin atender de forma presencial. De forma mayoritaria las atenciones han sido telefónicas, lo que dificultado que se haya podido detectar y por supuesto, derivar a las personas con un problema de adicción. “Lo que ha sucedido es, que ahora, que se está atendiendo de nuevo de forma presencial, se están detectando muchos casos. Hemos visto que de marzo a noviembre se han duplicado el número de pacientes que recibimos para ser tratados de adicciones en el Hospital 12 de Octubre. Son 800 pacientes nuevos, que a diferencia de otros años, no se reparten de forma estacional, pues teníamos dos picos en los que acudían más a consulta: septiembre y enero”, argumentó Rubio.

Hay que tener en cuenta también que el área de salud que atiende el Hospital donde trabaja el psiquiatra, recoge a poblaciones de tres barrios de renta baja de Madrid. Esto es un factor de vulnerabilidad extra para sufrir una adicción. Vivir en un barrio de renta baja es un determinante para padecer adicción, además, de por supuesto, otros factores.

Los pacientes que llegan son muchos de entre 30 y 40 años. También se ha visto un incremento en el número de mujeres.

LAS BENZODIACEPINAS

El doctor destaca que la población siguió como estrategias de adaptación: comer más, beber más y jugar más. Pero además, durante todos los meses de confinamiento y los posteriores, ya con las medidas más relajadas, lo que sí que se ha observado de forma clara desde Atención Primaria, es un aumento claro de las prescripciones de benzodiacepinas. Los problemas de salud mental se han acrecentado y han aparecido problemas de insomnio, ansiedad y depresión con mayor ahínco y frecuencia de la que ya era habitual.

“Lo que es evidente, es que se necesitan más recursos sanitarios, más esfuerzos y mejora de equipos que puedan atender los problemas de salud mental, no solo desde los hospitales, sino también desde la Atención Primaria”, concluye el doctor.

The following two tabs change content below.
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy y el periódico 'Aquí en Alcoy'. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Mireia Pascual Mollá
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy y el periódico 'Aquí en Alcoy'. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.
Next Article:

0 %

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies