ActualidadNoticias

Barcelona recupera el mural de Keith Haring sobre el Sida

Jordi Pascual | Estudiante de periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona

Hubo una época en la que el Sida era mortal también en los países del llamado primer mundo, una época en la que la transmisión del VIH era muy habitual entre los drogadictos. Compartir una jeringuilla o incluso reutilizarla de otra persona a la que ni se conocía provocaba que los llamados “yonquis” de los 80 tuviesen un alto porcentaje de riesgo de contraer dicha enfermedad. Las asociaciones que entonces ya estaban en activo no podían hacer mucho más que acompañar a los afectados hacia la muerte. En consecuencia, los portadores del VIH estaban gravemente estigmatizados.

Barcelona no estuvo exenta de esta situación. El entonces famoso artista urbano Keith Haring visitó la ciudad condal en 1989 y pintó una de las obras de concienciación sobre el Sida más famosas. Haring decidió realizar su obra en pleno barrio del Raval, conocido por el artista como el barrio chino de Barcelona ya que estaba marcado por la exclusión social, las drogas y el VIH. La plaza Salvador Seguí, donde ahora se encuentra la Filmoteca de Catalunya, fue el lugar donde se pintó el famoso “Todos juntos podemos parar el Sida”. Haring era portador del VIH y murió al año siguiente de su visita a Barcelona.

Después de varios cambios de situación que llevaron la obra hasta una de las calles que rodean el Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA), el mural de Haring cayó en el olvido entre los almacenes del museo. Un lugar no exento de polémica ya que muchos vecinos del distrito de Ciutat Vella creen que la situación de espacios culturales como este hacen perder la esencia del barrio creando un “estilete de la cultura” como se puede ver en el articulo El estilete de la cultura contra el Raval de Miquel Fernández publicado en la revista Masala (Periódico de información, denuncia y crítica social de Ciutat Vella) de marzo-abril 2014.

Desde finales del mes de febrero el mural se puede volver a ver en su último emplazamiento, al lado del MACBA, gracias a que la obra fue calcada por el Ayuntamiento en 1992. Ahora la réplica del mural de Haring vuelve a lucir el rojo que lo caracteriza, la serpiente vuelve a estrujar una jeringuilla, su cola vuelve a tener un preservativo y los personajes vuelven a huir del Sida. La obra que supo visibilizar y denunciar el estigma, vuelve a lucir en el centro de Barcelona.

mural contra el sida

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Independientes
Revista especializada en adicciones
    Next Article:

    0 %

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies