Si bebes y/o tomas otras drogas no conduzcas

La frase “Si bebes no conduzcas” se ha convertido en un slogan bien conocido por todos en las campañas de prevención de accidentes de tráfico. A pesar de ello, se calcula que el alcohol y los efectos que produce son responsables de entre el 30 y el 50% de los accidentes de tráfico con víctimas mortales y que también está presente en los accidentes donde se producen lesiones graves en una proporción de entre el 15 y el 35%. En este sentido, se calcula también que el 10% de las muertes en accidentes de tráfico podría deberse a conducir bajo los efectos de una sustancia psicoactiva.

La sociedad cada vez está más concienciada con este problema  y, de acuerdo con el estudio Jóvenes y actitudes ante la conducción, el 67% de los jóvenes dice no conducir bajo los efectos del alcohol. No obstante, un 30% lo ha hecho pocas veces y un 3% a menudo. De igual manera, un 2% afirma conducir a menudo bajo los efectos de una droga y un 7% lo ha hecho pocas veces.

Las drogas tienen efectos en nuestro cerebro que dificultan nuestra capacidad para conducir. Así, el alcohol, por ejemplo, puede producir déficit de atención, incoordinación y lentificación psicomotriz entre otros efectos. Otras drogas como, por ejemplo, las anfetaminas, pueden producir alucinaciones además de otra serie de efectos potenciados en el caso de tomarlas conjuntamente.

Pero, además de los riesgos de poder padecer un accidente de tráfico o de poder ser el causante de uno, la conducción bajo los efectos de las drogas también está penada por ley. Así, de acuerdo con la nueva Ley de Tráfico, que entró en vigor el pasado mes de mayo, consumir con la presencia de drogas ilegales en el organismo está multado con 1.000 euros y la detracción de seis puntos del carnet. Esta ley mantiene la multa de 500 euros para el consumo de alcohol, pero dicha multa asciende a los 1.000 euros para aquellos/as conductores/as que dupliquen el máximo permitido (0,25 miligramos por litro de aire espirado, y 0,15 para conductores/as noveles y profesionales) o si se ha reincidido en un año.

Por eso, desde la Revista InDependientes seguimos reivindicando el “Si bebes y/o tomas otras drogas no conduzcas”.

The following two tabs change content below.
María Molina

María Molina

Ilustradora y técnico superior de artes plásticas y diseño