Alcohol

alcohol¿Qué es? Cuando hablamos de alcohol nos referimos normalmente al etanol o alcohol etílico, por ser el constituyente fundamental de las bebidas alcohólicas. Estas pueden ser de dos tipos: Bebidas fermentadas o bebidas destiladas.

Clase de droga: El alcohol etílico es un depresor del sistema nervioso central, es decir, que ralentiza las funciones vitales. Según la dosis se pueden experimentar diferentes efectos. A dosis bajas y/o moderadas puede provocar estados de euforia y de estimulación. Sin embargo, a dosis altas ralentiza todas las funciones vitales pudiendo inducir incluso el coma. Al entrar en el organismo, es rápidamente absorbido por el aparato digestivo y particularmente a través de la mucosa bucal. A los 5 minutos ya puede encontrarse alcohol en la sangre y su concentración máxima se produce aproximadamente a los 30 minutos de su ingesta. Una vez en el organismo, el alcohol recorre prácticamente todos los sistemas corporales, siendo en el cerebro donde se producen los efectos psicoactivos. El 90% del alcohol ingeridose elimina a través del hígado, el 10% restante mediante la respiración, la orina y el sudor.

Términos de uso común: Cerveza, vino, licor, whisky

Efectos: Cuando se toma alcohol se siente placer y relajación durante la primera media hora más o menos, volviéndose con frecuencia locuaces y extrovertidos. Pero estas sensaciones generalmente se remplazan por somnolencia, sedación, a medida que el alcohol se elimina, así que más tarde se tornan silenciosos y retraídos. Este patrón impulsa a las personas a beber más para recobrar y conservar el efecto placentero inicial.

Sobredosis y otros efectos nocivos: En la mayoría de las circusntancias, las probabilidades de una sobredosis letal son bajas. Sin embargo, la gente se mete en problemas cuando ingiere una gran cantidad de alcohol en poco tiempo. Beber con el estómago vacío es particularmente arriesgado. SI la persona está inconsciente, o no se puede despertar, o le cuesta respirar, se trata de una emergencia y es preciso obtener atención médica de inmediato

Interacciones peligrosas: Con otros depresores, como los tranquilizantes (Trankimazin o Rohipnol), GHBketamina puede producir estados profundos de sedación con pérdida de conciencia e incluso el coma. Con estimulantes tipo MDMA o anfetamina (speed) incrementa la deshidratación corporal y el riesgo de ‘golpe de calor’. Además, hace que se contrarresten los efectos de ambos, con lo que puede aparecer una tendencia a un mayor consumo con objeto de experimentar los efectos deseados y, por tanto, un aumento en los riesgos. Con cocaína genera en el organismo el llamado coca-etileno, un metabolito de gran poder tóxico.

Fuentes:

http://www.sosdrogas.com/informacion/alcohol.es.html

http://energycontrol.org/infodrogas/alcohol.html

‘Colocados. Lo que hay que saber sobre las drogas más consumidas, desde el alcohol hasta el éxtasis’ de los autores Dra. Cynthia Kuhn, Dr. Scott Swartzwelder  y Dr. Wilkie Wilson. (ISBN:978-84-9989-383-9)