Uncategorized

El deporte como alternativa a la adicción

Marta Rosella Gisbert D. | Periodista freelance

Marta RosellaPsicología deportiva aplicada a las emociones

 

Correr con cabeza: empezar desde cero y no morir en el intento. ¡Se puede!

“La vida se cuenta por los momentos en que te quedas sin aliento”. Sí, y no. Stop. Para, y reflexiona un poco más. La trayectoria del ser humano no es otra cosa que una carrera de fondo, una competición sana donde, a veces se gana y, otras, se pierde. Los verdaderos momentos relevantes son aquellos que te permiten coger aire y carrerilla para seguir hacia la meta.

Hace un par de semanas tuvimos la oportunidad de asistir a una de las conferencias que el psicólogo deportivo David Llopis dio en Alcoy (Alicante). La verdad es que quedamos impresionados con la facilidad que tuvo al transmitir a los asistentes el vínculo que une la parte emocional con el deporte. Correr, explicó,  puede y suele surgir como una necesidad de solucionar un problema emocional.

No depender del deporte

David Llopis es, además de corredor, profesor de la Universitat de València. Ha publicado sus teorías en revistas como Sport Training. Concibe el deporte como una manera de fluir, de dejarse llevar, de ponerse a prueba, en cierto modo. Según el especialista, se llega a correr por diversos motivos (dejando de lado el físico). Entre los perfiles que él evalúa, encontramos uno que nos llamó especialmente la atención: el corredor hedonista e individualista competitivo que escoge ir a su ritmo. Según David, se trata de una actitud del deportista “principiante” que, en su esquema, coloca a la izquierda, en el punto cero de la carrera, para entendernos. Esta es la tendencia que impera en la sociedad, pero, atención, hay una evolución en el perfil del corredor mencionado hacia el deportista social. Mientras que el primero está en riesgo de exigirse demasiado –compitiendo con él mismo e intentando superar su marca-, el que ha evolucionado, o bien encuentra su ritmo, fijándose pausas en la carrera de fondo, o decide correr junto a otros. En este caso “utópico”, y no tanto, el corredor se da cuenta del verdadero significado del deporte y logra, siempre a su ritmo, apartar puntualmente sus preocupaciones.

Los humanos somos como los gases: funcionamos mejor sin presión

David Llopis prepara la segunda edición de Correr con cabeza, que editará el centro deportivo de Alto Rendimiento de (Alcoy).

Artículo escrito por: Marta Rosella Gisbert D., Autora de Viviendo Abroad

The following two tabs change content below.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Independientes
Revista especializada en adicciones
    Next Article:

    0 %

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies