Reportajes

Cannabis y esquizofrenia

images (1)Laura Ibáñez

El consumo de cannabis se ha asociado a la aparición de diversas enfermedades mentales y físicas. En cuanto a las primeras, existen diferentes factores relacionados con el riesgo de padecer alguna patología de este tipo. El consumo de cannabis es un riesgo adicional. Pero no es el único, pues existen otros que tienen que ver con la genética, la herencia familiar, los entornos de riesgo, etc. “Sólo en casos con cierta predisposición, y ante un consumo temprano y continuado, el cannabis puede incrementar el riesgo de aparición de sintomatología o de un trastorno de salud mental. De entre estos riesgos, la asociación más clara actualmente es la que relaciona el uso abusivo y temprano de cannabis con un mayor riesgo de presentar sintomatología psicótica a medio y largo plazo”, comenta Sergio Fernández-Artamendi, psicólogo y miembro del Grupo de Investigación en Conductas Adictivas de la Universidad de Oviedo. También parece que el cannabis está relacionado con la aparición de sintomatología de ansiedad o depresión, por ejemplo, “aunque es una relación aún no tan clara y son muchos los factores intervinientes”, precisa Fernández-Artamendi.

Por tanto, una enfermedad mental que aparece relacionada con el cannabis es la esquizofrenia. La mayoría de consumidores no padecen esta patología, pero más de una cuarta parte de esquizofrénicos son consumidores habituales de cannabis “en parte porque el cannabis ha podido favorecer en esas personas que aparezca la esquizofrenia”, afirma Francisco Arias, de la Unidad de Psiquiatría del Hospital de Alcorcón, en Madrid, aunque también especifica que hay otros factores que pueden conducir a que aparezca esta enfermedad.  Estos riesgos son mayores cuanta más sea la frecuencia de consumo y la cantidad consumida, así como que el cannabis posea un alto contenido de THC, principal constituyente psicoactico de la planta. También hay un mayor riesgo de que aparezca esta patología si esos consumos se producen en la adolescencia, ya que es cuando se da la mayor tasa de neurodesarrollo. Sin embargo, aún no se ha demostrado científicamente que haya una relación causa-efecto entre el cannabis y la esquizofrenia.

El cannabis afecta al sistema cannabinoide endógeno, implicado en funciones cognitivas como, por ejemplo, la memoria o la atención, de modo que cuando se consume esta droga se altera su funcionamiento normal (es habitual que se relacione el consumo de cannabis con la pérdida de memoria, aunque las alteraciones que esta sustancia provoca en ésta suelen remitir cuando cesan los consumos). “El sistema cannabinoide está muy extendido en el cerebro y regula otros sistemas que están implicados en la psicosis como la dopamina. Consumir cannabis hace que el funcionamiento habitual de ese sistema se altere y esto favorece que aparezcan síntomas psicóticos”, comenta Arias.

Existen diversas explicaciones que tratan de analizar esta alta prevalencia decannabis1 consumo de cannabis en los enfermos de esquizofrenia. “Hay algunas teorías que dicen que puede ser un cierto modo de automedicación porque [los enfermos] consiguen con el consumo de cannabis reducir algunos de los síntomas secundarios que les produce la medicación y hay otras teorías que dicen que también podría provocarles algún tipo de mejoría incluso en su sintomatología, aunque a largo plazo produce un empeoramiento de la enfermedad”, comenta Luis Callado, del Departamento de Farmacología de la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad del País Vasco. Además, el cannabis también podría ayudar a este tipo de pacientes a relacionarse con los demás. No obstante, estas teorías todavía no están demostradas.

Asimismo, el cannabis también puede producir alucinaciones visuales y auditivas aunque no se sabe exactamente cuál es la razón y si solamente las experimentan las personas que tengan predisposición a padecerlas.  “Probablemente está más asociado a cierta predisposición de la persona porque, hasta el momento, no hay evidencia científica en la que digamos que el cannabis o los derivados del cannabis per se son capaces de generar este tipo de alucinaciones”, explica Callado. Además, también se ha observado que determinados pacientes han padecido sintomatología similar a brotes psicóticos. Es lo que se conoce como psicosis inducida. La esquizofrenia es una enfermedad de curso crónico que se puede controlar con medicación que permite al paciente llevar una vida más o menos normal hasta la aparición de un brote psicótico. Por tanto, si aparece esta enfermedad, dejar de consumir cannabis no va a hacer que remita. Sin embargo, con la psicosis inducida,en la mayoría de los casos estos brotes psicóticos asociados al consumo de cannabis sí que remiten cuando el paciente cesa en el consumo de cannabis”, afirma Callado.

Dejamos un reportaje de La noche Temática de TVE 2 sobre la esquizofrenia

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=AGKykLb8Ohc]

Laura Ibáñez

El consumo de cannabis se ha asociado a la aparición de diversas enfermedades mentales y físicas. En cuanto a las primeras, existen diferentes factores relacionados con el riesgo de padecer alguna patología de este tipo. El consumo de cannabis es un riesgo adicional. Pero no es el único, pues existen otros que tienen que ver con la genética, la herencia familiar, los entornos de riesgo, etc. “Sólo en casos con cierta predisposición, y ante un consumo temprano y continuado, el cannabis puede incrementar el riesgo de aparición de sintomatología o de un trastorno de salud mental. De entre estos riesgos, la asociación más clara actualmente es la que relaciona el uso abusivo y temprano de cannabis con un mayor riesgo de presentar sintomatología psicótica a medio y largo plazo”, comenta Sergio Fernández-Artamendi, psicólogo y miembro del Grupo de Investigación en Conductas Adictivas de la Universidad de Oviedo. También parece que el cannabis está relacionado con la aparición de sintomatología de ansiedad o depresión, por ejemplo, “aunque es una relación aún no tan clara y son muchos los factores intervinientes”, precisa Fernández-Artamendi.

Por tanto, una enfermedad mental que aparece relacionada con el cannabis es la esquizofrenia. La mayoría de consumidores no padecen esta patología, pero más de una cuarta parte de esquizofrénicos son consumidores habituales de cannabis “en parte porque el cannabis ha podido favorecer en esas personas que aparezca la esquizofrenia”, afirma Francisco Arias, de la Unidad de Psiquiatría del Hospital de Alcorcón, en Madrid, aunque también especifica que hay otros factores que pueden conducir a que aparezca esta enfermedad.  Estos riesgos son mayores cuanta más sea la frecuencia de consumo y la cantidad consumida, así como que el cannabis posea un alto contenido de THC, principal constituyente psicoactico de la planta. También hay un mayor riesgo de que aparezca esta patología si esos consumos se producen en la adolescencia, ya que es cuando se da la mayor tasa de neurodesarrollo. Sin embargo, aún no se ha demostrado científicamente que haya una relación causa-efecto entre el cannabis y la esquizofrenia.

El cannabis afecta al sistema cannabinoide endógeno, implicado en funciones cognitivas como, por ejemplo, la memoria o la atención, de modo que cuando se consume esta droga se altera su funcionamiento normal (es habitual que se relacione el consumo de cannabis con la pérdida de memoria, aunque las alteraciones que esta sustancia provoca en ésta suelen remitir cuando cesan los consumos). “El sistema cannabinoide está muy extendido en el cerebro y regula otros sistemas que están implicados en la psicosis como la dopamina. Consumir cannabis hace que el funcionamiento habitual de ese sistema se altere y esto favorece que aparezcan síntomas psicóticos”, comenta Arias.

Existen diversas explicaciones que tratan de analizar esta alta prevalencia de consumo de cannabis en los enfermos de esquizofrenia. “Hay algunas teorías que dicen que puede ser un cierto modo de automedicación porque [los enfermos] consiguen con el consumo de cannabis reducir algunos de los síntomas secundarios que les produce la medicación y hay otras teorías que dicen que también podría provocarles algún tipo de mejoría incluso en su sintomatología, aunque a largo plazo produce un empeoramiento de la enfermedad”, comenta Luis Callado, del Departamento de Farmacología de la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad del País Vasco. Además, el cannabis también podría ayudar a este tipo de pacientes a relacionarse con los demás. No obstante, estas teorías todavía no están demostradas.

Asimismo, el cannabis también puede producir alucinaciones visuales y auditivas aunque no se sabe exactamente cuál es la razón y si solamente las experimentan las personas que tengan predisposición a padecerlas.  “Probablemente está más asociado a cierta predisposición de la persona porque, hasta el momento, no hay evidencia científica en la que digamos que el cannabis o los derivados del cannabis per se son capaces de generar este tipo de alucinaciones”, explica Callado. Además, también se ha observado que determinados pacientes han padecido sintomatología similar a brotes psicóticos. Es lo que se conoce como psicosis inducida. La esquizofrenia es una enfermedad de curso crónico que se puede controlar con medicación que permite al paciente llevar una vida más o menos normal hasta la aparición de un brote psicótico. Por tanto, si aparece esta enfermedad, dejar de consumir cannabis no va a hacer que remita. Sin embargo, con la psicosis inducida,en la mayoría de los casos estos brotes psicóticos asociados al consumo de cannabis sí que remiten cuando el paciente cesa en el consumo de cannabis”, afirma Callado.

Dejamos un reportaje de La noche Temática de TVE 2 sobre la esquizofrenia

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=AGKykLb8Ohc]

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Independientes
Revista especializada en adicciones
    Next Article:

    0 %

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies