• Home »
  • Actualidad »
  • Uno de los mayores productores de alcohol organiza un acto para enseñar a los periodistas de salud a hablar de consumo responsable

Uno de los mayores productores de alcohol organiza un acto para enseñar a los periodistas de salud a hablar de consumo responsable

opinion ind

Diageo es uno de los mayores productores de bebidas alcohólicas del mundo, entre otras conocidas marcas fabrica la cerveza Guiness y el famoso whisky Johnnie Walker. Esta misma semana Diageo organizaba un acto dirigido a los periodistas de salud asociados a la Asociación Nacional de Informadores de la Salud con el objetivo de ofrecerles información sobre cómo comunicar acerca del consumo responsable de alcohol. Para ello, acudieron la dietista escocesa Carrie Ruxton y Antonio Villarino, presidente de la Sociedad Dietética y Ciencias de la Alimentación.

Hace poco más de un mes, se ponían en contacto conmigo desde ANIS, para informarme del evento, como periodista especializada en este campo. Antes de acudir a la cita, me quería informar de qué iba a tratar la reunión, no sabía por entonces quién era el organizador. Así que me puse en contacto con la persona en cuestión y acabé por rechazar mi participación. No lo vi claro. Por diversas cuestiones. En primer lugar, pregunté y se me comunicó abiertamente que tras la organización del acto estaba la industria alcoholera. Mantuvimos a partir de ese momento una conversación de posiciones muy contrarias. Le explicaba que mi ética profesional no me permitía acudir a ese acto, y que si lo hacía, lo haría bajo la certeza de expresar justo la opinión contraria, algo para lo que preveía que no me iba a sentir cómoda porque el acto estaba montado justo en la otra vertiente. Varias fueron las razones por las que sus argumentos no me convencieron.

  1. El alcohol como parte de pirámide nutricional. Es cierto que nuestra historia y cultura está estrechamente ligada al consumo de alcohol en las comidas. Pero como digo, se trata de un hecho cultural, no nutricional. Se ha demostrado que el alcohol no tiene aportes nutricionales y que su consumo nos abastece de lo que se llaman ‘calorías vacías’, es decir, las que únicamente hacen engordar.
  2. El consumo de alcohol moderado es saludable. El alcohol siempre es un tóxico para el organismo y ni siquiera ejerce de cardioprotector a pequeñas dosis como se había creído durante muchos años. (Léase este artículo científico). Además, The Lancet, una de las publicaciones científicas médicas más importantes del mundo, ha publicado recientemente un artículo en el que rebaja la cantidad diaria exenta de riego y contempla solo un efecto protector residual. La investigación se ha realizado en 19 países con una muestra representativa de 600.000 personas. (Léase el artículo). Me reitero, una y un millón de veces, los periodistas de salud tenemos una gran gran grandísima responsabilidad, porque de cómo divulguemos las informaciones, de cómo contextualicemos, de cómo maticemos y expliquemos, dependen muchas decisiones en la población, que pueden tener repercusiones en la vida diaria (Ejemplos: Antivacunas, tratamiento del cáncer, etc.)
  3. Hablaba de estudios científicos que avalan las bondades del alcohol. Aquí quiero matizar dos cosas: Primero, la importancia de la muestra. No es lo mismo un estudio hecho sobre una población, pongamos de 100 personas, que sobre una población de 600.000…es evidente que cuanto mayor número de personas, más variables y diferencias se incluirán y más representativa será la conclusión a la que se llegue. En segundo lugar, artículos de dudosa procedencia. Hay muchos estudios que están financiados por la propia industria alcoholera, por lo que los resultados ya está comprometidos desde el inicio por la cuestión evidente de ‘conflicto de intereses’. Esto ocurre en todo el mundo. Léase esta noticia sobre cómo se ha cancelado un macroestudio en EEUU que estaba financiando por la industria.
  4. Me explicaba que ellos buscan un consumo moderado y responsable y que por eso realizan estas labores de ‘información’ a periodistas sobre como comunicar mejor estos temas. Yo le explicaba, que al igual que la prevención que se ejerce en los jóvenes debe realizarse desde las autoridades sanitarias y/o espacios dedicados a la prevención, donde no hay otro interés que el mantenimiento de la salud pública y no desde la industria (por ejemplo, por otros colectivos como la FEBE, Federación Española de Bebidas Espirituosas); debería realizar esa labor educativa, en este caso dirigida a los periodistas, desde otras esferas. Dejar en manos de la industria alcoholera, con sus intereses económicos, la prevención, me parece cuanto menos un gran riesgo para la salud de la población.

Otro punto que puede ser más o menos anecdótico, es mi trayectoria profesional. Llevo desde el 2013 dedicándome de forma íntegra a las adicciones, en esta propia revista dirigida a las personas en proceso de rehabilitación y sus familiares. Además, soy responsable de prensa de la Confederación de Alcohólicos, Adictos en Rehabilitación y Familiares de España, colaboro en muchas asociaciones de personas en rehabilitación y soy periodista de la Sociedad Científica Socidrogalcohol. Todos estos hechos tienen un peso importante en la decisión de no entrar en el baile de la industria. Cierto es, que me planteé si no debía haber acudido para plantear el contrapunto, que siempre es importante. Al final nuestra gran técnica en CAARFE, que además asistió también en representación de Socidrogalcohol, Cristina Prados, acudió a expresar nuestro punto de vista y estoy contenta porque algunos periodistas sí que entendieron el juego de la industria y lo publicaron.

Ahora reflexionando, conecto con la última reunión a la que asistimos Ángel Jiménez, presidente de CAARFE y una servidora, a EMNA (European Mutual Help Network for Alcohol Related porblems in Europe). Allí se nos planteo presentarnos para formar parte del Foro Europeo de Alcohol y sentarnos con la industria alcoholera, expresar nuestra perspectiva y dotar de voz a las personas con trastorno adictivo e intentar por lo menos, desde nuestra humilde posición, muy alejada de las poderosas esferas alcoholeras (sobre todo a nivel económico), que no se juegue con la salud de las personas, que no nos intenten engañar ni manipular con falsos mensajes, ocultando etiquetaje de bebidas alcohólicas a un tamaño de lupa y sobre todo, ejercer de contrapoder para que no sean ellos los que hagan la prevención de ningún tipo. Así que tal vez, sí deba irme acostumbrando a sentarme con ellos, porque al final el diálogo es nuestra herramienta más potente.

The following two tabs change content below.
Mireia Pascual Mollá
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Coordinadora de la campaña #RompeElEstigma. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy, El Gratis y Hoja del Lunes. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Vocal de la Junta de la Asociación de la Prensa de Alicante y miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.