• Home »
  • Bienestar »
  • Un adicto tiene oportunidad: puede curarse si su familia aprende a ayudarlo

Un adicto tiene oportunidad: puede curarse si su familia aprende a ayudarlo

  • Los miembros del hogar deben asesorarse por especialistas cualificados para poder ser capaces de intervenir y salvar a esa persona de lo que puede llegar a convertirse en una situación límite.

Cada día parece que sale a la luz una nueva adicción, ya no solo están las drogas, el alcohol, el tabaco o las apuestas. Actualmente existen muchas otras que, si no se previenen o al menos se tratan a tiempo, pueden llegar a tener unas consecuencias igual de nefastas, como la adición a los videojuegos, al móvil o a los chats.

De este modo, el coaching para padres se está convirtiendo en algo cada vez más habitual, para así poder mantener a salvo los hijos, en especial en una época tan vulnerable como la adolescencia, en una sociedad repleta de amenazas tanto fuera como dentro de la sobreabundancia de la red en la que tantas horas pasan cada día. Esto es algo en lo que no dejan de insistir todo tipo de organismos y entidades, como la Unión de Asociaciones de Familiares, cuyo lema es “trabajar por el bienestar de todas las familias”.

La importancia del coaching familiar para la prevención

Los familiares son los primeros que pueden apreciar los síntomas de una adicción, es muy importante que permanezcan alerta a esas señales iniciales que pueden ser determinantes, según la actuación de los seres cercanos, para evitar una situación que dé lugar a un estado severo. Por ello, los familiares deben instruirse y aprender cómo actuar, para eso necesitan ser informados y asesorados por profesionales en coaching familiar, como recomiendan los expertos de Neuromotiva.

familia_slider_rehabilitacion

La adicción en la adolescencia y el entorno familiar

La niñez y, en especial, la pubertad son momentos críticos, tal y como afirman expertos en psicología como Mar Sánchez. Para prevenir este tipo de situaciones, lo más importante es aprender a conocer a tu hijo. Crear un vínculo cercano y de empatía con él en su niñez. Y comunicarte activamente y a través de la confianza para sobrellevar en esa dura etapa que es la adolescencia. Es clave establecer límites, siempre de forma saludable y desde un buen comienzo.

Por esto nacieron el coaching para niños y el coaching para adolescentes, de forma que los padres puedan estar preparados para las futuras eventualidades que, en la mayoría de los casos, sucederán fuera de su alcance. Estar preparado, tanto padres como hijos, es la clave para evitar los casos de adicción. Pero también lo es para que, dada la situación, se pueda ayudar al adicto a superar su problema y restaurar así la armonía en la familia.

No cabe duda de que la familia, y la educación que esta brinde, resulta determinante para la evolución y el crecimiento psicológico y mental de un hijo. El desarrollo de la inteligencia emocional y el conocimiento de los métodos de una actuación sana y correcta desde el hogar facilitará esos años de transición que formarán al futuro adulto.

post patrocinado ind

The following two tabs change content below.
Independientes
Revista especializada en adicciones