Symposium sobre cannabis (Parte 1)

africaEsa hoja verde de forma única, deseosa de muchos, alcanzable para cualquiera y dañina para todos. El cannabis es la droga ilegal más consumida en el territorio español. Afganistán es el primer productor, pero África tiene mucho que ver para situar a España y Portugal en la principal vía de entrada a Europa. A pesar de que se trata de un mercado ilícito e ilegal, no está desestructurado. Se presenta de tres formas: hierba, sensemilla o shunk y resina. Y más del 50% de decomisos  de esta última, realizados en Europa, se recogen en España. Datos los hay para aborrecer, pero el Simposio sobre Cannabis, celebrado el pasado mes de mayo en Barcelona de la mano de Socidrogalcohol, tuvo un potente componente científico en el que se habló de todos los aspectos de esta sustancia y de su tratamiento.

No todo son cifras malas, hasta el año 2004 el cannabis había experimentado un crecimiento exponencial, pero ahora ha empezado a descender su consumo, aunque se sigue situando en edades peligrosas, de 14 a 18 años, cuando la persona aún se encuentra en plena fase de desarrollo.

La accesibilidad tiene mucho que ver con los datos de consumo, así la primera droga más consumida es el alcohol, seguido del cannabis. Es barata y además no presenta una percepción de riesgo elevada. Hay que tener en cuenta, según explica Julia González, Directora del Observatorio Español de Drogas y parte del equipo del Plan Nacional sobre Drogas,  que un paquete de tabaco diario está considerado más peligroso que el consumo diario de cannabis.

cannabisLas cifras de policonsumo se han disparado. Es la nueva forma de consumo de sustancias, la base es el alcohol y este luego se acompaña de otras sustancias, dependiendo del individuo y de múltiples factores más. En el caso del cannabis, se destaca que este tiene una relación muy directa con el atracón (botellón o binge drinking). Estamos hablando, por lo tanto, de un consumo problemático, que afecta a personas de entre 15 y 18 años con prevalencias muy altas de consumo. Y es que un 30% de los jóvenes que prueban esta sustancia en el último año, van a desarrollar una dependencia a la misma.

La mayor de las preocupaciones es que a pesar de estos elevados datos de consumo y de dependencia, tan solo el 3% de los estudiantes están siendo tratados.

africaEsa hoja verde de forma única, deseosa de muchos, alcanzable para cualquiera y dañina para todos. El cannabis es la droga ilegal más consumida en el territorio español. Afganistán es el primer productor, pero África tiene mucho que ver para situar a España y Portugal en la principal vía de entrada a Europa. A pesar de que se trata de un mercado ilícito e ilegal, no está desestructurado. Se presenta de tres formas: hierba, sensemilla o shunk y resina. Y más del 50% de decomisos  de esta última, realizados en Europa, se recogen en España. Datos los hay para aborrecer, pero el Simposio sobre Cannabis, celebrado el pasado mes de mayo en Barcelona de la mano de Socidrogalcohol, tuvo un potente componente científico en el que se habló de todos los aspectos de esta sustancia y de su tratamiento.

No todo son cifras malas, hasta el año 2004 el cannabis había experimentado un crecimiento exponencial, pero ahora ha empezado a descender su consumo, aunque se sigue situando en edades peligrosas, de 14 a 18 años, cuando la persona aún se encuentra en plena fase de desarrollo.

La accesibilidad tiene mucho que ver con los datos de consumo, así la primera droga más consumida es el alcohol, seguido del cannabis. Es barata y además no presenta una percepción de riesgo elevada. Hay que tener en cuenta, según explica Julia González, Directora del Observatorio Español de Drogas y parte del equipo del Plan Nacional sobre Drogas,  que un paquete de tabaco diario está considerado más peligroso que el consumo diario de cannabis.

cannabisLas cifras de policonsumo se han disparado. Es la nueva forma de consumo de sustancias, la base es el alcohol y este luego se acompaña de otras sustancias, dependiendo del individuo y de múltiples factores más. En el caso del cannabis, se destaca que este tiene una relación muy directa con el atracón (botellón o binge drinking). Estamos hablando, por lo tanto, de un consumo problemático, que afecta a personas de entre 15 y 18 años con prevalencias muy altas de consumo. Y es que un 30% de los jóvenes que prueban esta sustancia en el último año, van a desarrollar una dependencia a la misma.

La mayor de las preocupaciones es que a pesar de estos elevados datos de consumo y de dependencia, tan solo el 3% de los estudiantes están siendo tratados.

The following two tabs change content below.
Mireia Pascual Mollá
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Coordinadora de la campaña #RompeElEstigma. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy, El Gratis y Hoja del Lunes. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Miembro de la Asociación de la Prensa de Alicante y la Asociación Nacional de Informadores de Salud.