• Home »
  • Actualidad »
  • Socidrogalcohol se suma a la reivindicación de EUROCARE que solicita un etiquetado de las bebidas alcohólicas con información nutricional en Europa

Socidrogalcohol se suma a la reivindicación de EUROCARE que solicita un etiquetado de las bebidas alcohólicas con información nutricional en Europa

34537619_1946915148881069_8827958973714923520_nHoy en el Parlamento Europeo, los eurodiputados y los activistas de la salud junto con representantes de la industria, pidieron una vez más la alineación de las bebidas alcohólicas con otros productos alimenticios. El encargado de poner el tema sobre la mesa ha sido EUROCARE, la Alianza de asociaciones de toda Europa para las Políticas de Alcohol. Socidrogalcohol pertenece a EUROCARE y se suma a las reivindicaciones lanzadas hoy en el Parlamento Europeo: “Los profesionales de las adicciones llevamos años reivindicando el etiquetado de las bebidas alcohólicas, no solo desde el punto de vista de informar de los riesgos, sino también de los aportes nutricionales. El consumidor tiene derecho a saber que está tomando para poder decidir desde la libertad que da el conocimiento”, ha argumentado Francisco Pascual, presidente de Socidrogalcohol.

En 2011, las instituciones europeas aprobaron el Reglamento (UE) nº 1169/2011 que exige alimentos y bebidas no alcohólicas, incluyendo el jugo de frutas y la leche, para etiquetar la información nutricional y los ingredientes. Sin embargo, después de acalorados debates, las bebidas alcohólicas quedaron exentas de esta obligación. Actualmente, cuando un consumidor bebe alcohol es muy poco probable que sepa exactamente lo que está bebiendo.

En marzo de 2017, la Comisión Europea publicó un informe que indicaba claramente que no se identificaron motivos objetivos que justificaran la falta de información sobre los ingredientes y la información nutricional sobre las bebidas alcohólicas.

La Comisión Europea concedió a los productores de alcohol un año para entregar una propuesta de autorregulación que abarcaría todo el sector de las bebidas alcohólicas. En marzo de este año (2018) la industria produjo una propuesta de autorregulación. La Comisión Europea está tardando más de medio año para evaluar esa propuesta de autorregulación. Mientras tanto, los consumidores todavía están preguntándose qué están bebiendo realmente. 

“Dado el tiempo limitado para trabajar en el mandato actual de la Comisión Europea, instamos a la Comisión Europea a que aborde el problema y alinee los requisitos para las bebidas alcohólicas con los de otros productores de alimentos y bebidas. La situación actual creó disparidades en el mercado interno, donde un productor de leche tiene una carga administrativa, más alta que un productor de vodka. Creemos que la UE debe permitir la igualdad de condiciones para todos los operadores económicos y no favorecer a los productores de una categoría de productos “, ha dicho el miembro del Parlamento Europeo Biljana Borzan.

La industria no produjo un enfoque uniforme para todo el sector. Además, la propuesta lo deja en manos de los operadores de empresas alimentarias responsables de la información alimentaria para decidir cómo mostrar la información. Las discrepancias en la implementación e interpretación del Reglamento UE 1169/2011 podrían crear un mosaico de estilos y formas en lugar de seguir el marco existente (establecido en el Reglamento UE 1169/2011) al que los consumidores están acostumbrados.

Mientras, el sector cervecero informa que tres cuartas partes de las cervezas etiquetarán los ingredientes y la mitad etiquetará la energía por 100 ml a fines de este año, algunos sectores de la industria sugieren proporcionar información en línea, en forma de enlaces web, códigos QR, códigos de barras, etc. Como se indica en el informe de la Comisión Europea sobre etiquetas de alcohol de 2017, la mayoría de los consumidores “nunca o rara vez” utilizan fuentes de información no autorizadas para acceder a información sobre valores nutricionales e ingredientes de bebidas alcohólicas. Según el Índice de Economía y Sociedad Digital (2017), el 44% de los europeos (169 millones) entre 16 y 74 años no tienen habilidades digitales básicas. La información “fuera de etiqueta” excluiría a millones de europeos de su derecho a saber qué consumen.

“En el etiquetado, la industria del alcohol disfrutó de un trato preferencial que se remonta a 1978. Ya es hora de que el consumidor sea el primero”. No hay razón para que el alcohol deba de ser tratado de manera diferente a cualquier otro producto alimenticio. Es completamente extraño que en 2018 tengamos que tener esta discusión. Debería ser obvio para cualquier compañía decente proporcionar información a sus consumidores sobre sus productos en el punto de venta. “Realmente me desconcierta por qué algunos sectores de la industria del alcohol son tan reacios “, dijo Mariann Skar, Secretaria General de European Alcohol Policy Alliance.

Enumerar los ingredientes contenidos en una bebida alerta al consumidor de la presencia de sustancias potencialmente dañinas. Más importante aún, proporciona información nutricional, como el contenido de energía, permite a los consumidores controlar mejor sus dietas y facilita el mantenimiento de un estilo de vida saludable.