Salud durante el embarazo

embarazo_salud

Hemos hablado en muchas ocasiones en esta publicación del embarazo en relación al consumo de alcohol y también de otras drogas por el riesgo que corre el feto que se encuentra en pleno desarrollo al introducir cualquier tipo de tóxico. Las drogas atraviesan muy fácilmente la barrera placentaria, causando multitud de problemas que variarán en función de la sustancia, la cantidad y el tiempo expuesto a dicho consumo.

Sin embargo, hoy, en la sección de bienestar, hablaremos de recomendaciones a tener en cuenta en los meses previos al embarazo y durante el mismo en cuanto a alimentación, hábitos físicos o incluso, salud bucodental, para poder así evitar enfermedades de las encías, por ejemplo, u otro tipo de complicaciones.

ANTES DEL EMBARAZO

Es recomendable, siempre que se planifique un embarazo, acudir al médico y comunicarle este deseo. El profesional de la medicina le preguntar acerca de los hábitos de alimentación y de el ejercicio físico que se realiza. También, conociendo su historial, podrá recomendarle dejar ciertos hábitos que pueden dañar al futuro bebé (consumo de alcohol, tabaco u otras drogas). Será importante tomar en los meses previos a empezar a intentar el embrazo tomar ácido fólico todos los días con el fin de evitar malformaciones y defectos de nacimiento graves en el cerebro y la columna vertebral del bebé. También será importante revisar las vacunas y mantener un peso saludable.

DURANTE EL EMBARAZO

Las proteínas animales, grasas vegetales, calcio y el ácido fólico que hemos comentado anteriormente son imprescindibles para un buen desarrollo gestacional. Es importante evitar bebidas estimulantes, verduras y frutas crudas y sin lavar. Y no se deben consumir carnes o pescados crudos, quesos sin pasteurizar y por supuesto el consumo de drogas. El alimento muy graso resultará muy pesado de digerir, ya que el embarazo enlentece la digestión.

En cuanto a la exposiciones ambientales y en el trabajo se deben evitar correr algunos riesgos que pueden afectar a la salud de la madre y del futuro bebé, sobre todo con aquellas sustancias tóxicas. Habrá que ir con cuidado con los medicamentos, siempre deberán tomarse bajo prescripción o recomendación médica, ya que muchos pueden entrar afectar a la salud y el normal desarrollo del feto.

En cuanto a la salud bucodental de la que hablábamos al principio, es cierto que las mujeres embarazadas corren mayor riesgo de adquirir gingivitis. Las encías sangran, están doloridas e inflamadas y esto se debe principalmente  a los cambios hormonales. Será importante mantener una buena limpieza de la boca y usar hilo dental una vez al día, incluso ir al dentista para ser examinada, ya que la gingivitis puede derivar en enfermedades más serias de las encías.

post patrocinado ind

The following two tabs change content below.