• Home »
  • Expertos »
  • ¿Reinserción o Inserción? Una última fase indispensable en el tratamiento de las adicciones

¿Reinserción o Inserción? Una última fase indispensable en el tratamiento de las adicciones

Félix Rueda |Psicólogo experto en adicciones.  Fundación Noray Proyecto Hombre Alicante

La pregunta que hemos formulado en el título del presente artículo podría parecer sin sentido. ¿No significan lo miso? Seguramente podemos entender que insertar o reinsertar sean la misma cosa, es más los conceptos de “Inserción” y “Reinserción” se han empleado a veces para dar respuesta a un mismo hecho cuando, en realidad, tienen diferente significado.

Si bien cuando hablamos de reinserción, que es el concepto más utilizado en el caso de las adicciones, entendemos como tal la vuelta de alguien a la sociedad, la Real Academia Española (RAE) define “reinsertar” como: «Volver a integrar en la sociedad a alguien que estaba condenado penalmente o marginado» (Diccionario de la lengua española, 22ª Edición, 2001), por lo que en dicho concepto parece que se engloba a quienes se encontraban en una situación de marginalidad o desventaja social.

Este concepto es opuesto por tanto al hecho de entender la adicción como un trastorno o enfermedad, que no necesariamente ha de ser un hecho que margine o segregue, aunque nadie duda de que es una consecuencia que tarde o temprano podría darse.

Otra cuestión sería la subcultura relacionada con las adicciones: “colegas” o red social consumidora, acopio de sustancia, acudir a lugares para consumir sustancias psicoactivas o jugar, hacerlo a escondidas, etc., que puede “marginar” a la persona consumidora de drogas o con problemas de juego.

Así mismo, la RAE define “insertar” como: «Incluir, introducir algo en otra cosa» (en la primera acepción del término), por lo que parece que sea como sea, se trate de reinsertar o de insertar, quienes realizan esa acción se encuentran desplazados y excluidos de algo.

Para que sea más sencillo nosotros hablaremos de “reinserción”, ya que quizá sea el término más empleado.

El proceso de reinserción ha de iniciarse desde el principio de la intervención en adicciones, efectuando una evaluación exhaustiva de aquellas áreas a potenciar (red de apoyo familiar y/o social sana, empleo, formación para la empleabilidad, gestión del tiempo libre, ocio saludable…), así como las que son susceptibles de mejora. Recordando uno de los artículos de esta serie, hablamos de Factores de Protección y Factores de Riesgo, potenciando los primeros y tratando de minimizar los segundos.

Iniciativa para la inserción laboral

Iniciativa para la inserción laboral “Nova Natura” de Projecte Home Balears / F.R.

Así mismo, una vez que la persona que inicia tratamiento se encuentra orientada en el mismo, muestra conformidad y cumplimiento de las indicaciones del equipo de profesionales responsables del tratamiento, y es capaz de efectuar un buen análisis de su situación en lo referente a la reinserción, se podría iniciar el proceso. En el caso de los recursos residenciales este hecho se hace más complicado que en los recursos ambulatorios, ya que l@s profesionales tienen a ser conservador@s, retrasando el inicio de la reinserción.

En el caso de los recursos de tratamiento ambulatorios desde el primer momento se establecen las claves para que la persona ajuste su vida al nuevo proyecto que se plantea.

Además de lo anterior, entendemos que la reinserción es una fase necesaria después de un programa de tratamiento, algo así como las prácticas para quien ha estado realizando unos estudios teóricos: durante el programa de tratamiento aprendo y practico en un entorno más o menos controlado (libre de drogas, donde puedo confiar y expresarme libremente, donde el crecimiento personal es una realidad…), para poner en marcha durante el programa de reinserción todo lo adquirido en el programa de tratamiento.

Taller de Inserción y Formación Laboral en Jardinería en Proyecto Hombre Alicante / F.R.

Taller de Inserción y Formación Laboral en Jardinería en Proyecto Hombre Alicante / F.R.

En el programa de reinserción se han de consolidar los cambios adquiridos respecto a decidir, resolver problemas, administración (económica, de gestión…), gestión del ocio, de forma que el cambio en el estilo de vida se fundamente un proyecto personal realista y ajustado a necesidades y potencialidades de la persona que ha realizado tratamiento. En este sentido, tras el análisis pormenorizado del programa de inserción para mujeres que habían finalizado una etapa de cumplimiento en prisión en USA denominado “Western Adiction” se establecieron una serie de factores que predicen una buena reinserción, siendo estos:

-       contar con un profesional de referencia adecuado a las necesidades

-       involucrar a la persona en tratamiento en el seguimiento de otros pacientes que inician este proceso

-       involucrar a las redes de apoyo de familia y amigos

-       abordar el pasado personal y cómo influye en el presente

-       contar con medios para abordar las necesidades económicas básicas

-       disponer de oportunidades para asumir responsabilidades sobre la propia vida

Por tanto, para poner en práctica todo lo descrito hasta ahora el programa, necesariamente, ha de ser ambulatorio, o, en caso necesario, ofrecer un soporte residencial lo más normalizado posible (vivienda supervisada o vivienda auto-gestionada).

En lo que respecta al horario de los programas y servicios, dependerá de si las personas que asisten a los mismos ya realizan una actividad formativa/laboral reglada que les resulte compatible con dicho horario.

En el caso de las actividades individuales, será la persona interesada quien fije las mismas con su profesional de referencia.

En cuanto a las actividades grupales, suelen realizarse principalmente en dos horarios (conclusión a la que se llega tras consultar los programas ofertados por diferentes entidades: Diagrama, Espiral, Proyecto Hombre, y otras). En el primero, en el que se fomenta la búsqueda activa de empleo, incluso acompañando a la persona a los lugares donde se presentarán los currículos para la búsqueda de empleo, realizando sesiones formativas prácticas de entrevistas de trabajo, relaciones en el entorno laboral, negociación, resolución de conflictos…,

Respecto a quienes se encuentran residiendo en una vivienda de apoyo, el programa puede llevarse a cabo en dicha vivienda, o bien en otras instalaciones dependiendo de la misma entidad que gestiona la vivienda, o de otra entidad diferente, siendo imprescindible en este último caso una coordinación apropiada.

Teniendo en cuenta que uno de los factores que contribuyen en la realización de una reinserción exitosa se basa en el beneficio que se obtiene de que personas que han realizado el proceso sean referentes de quienes lo inician, hay programas que emplean a las personas que se encuentran en el programa de reinserción a tal efecto con personas nuevas, así como programas de reinserción que incorporan a personas que están finalizando el proceso junto a personas más nuevas a modo de “mentores” que les ayuden en la puesta en marcha de l@s nuevos en el proceso de reinserción.

Una pregunta frecuente es el modo de financiación de los programas, ¿cómo se soportan? Las entidades que ponen en marcha los programas se soportan por un lado con concursos, convenios, y convocatorias a subvención de los organismos públicos y la administración (ministerios, ayuntamientos, diputaciones, agencias de desarrollo…), por otro a través de convocatorias de entidades bien financieras bien del ámbito empresarial que sustentan un porcentaje del coste del programa, y en tercer lugar, otra fuente de financiación principal son las aportaciones económicas de socios y colaboradores de la entidad, así como de las propias personas beneficiarias del programa.

Sesión del programa Reincorpora 2013, de la obra social de La Caixa, puesto en marcha por la Fundación Atenea para personas ex-reclusas / F.R.

Sesión del programa Reincorpora 2013, de la obra social de La Caixa, puesto en marcha por la Fundación Atenea para personas ex-reclusas / F.R.

Otra vía de financiación es el resultado del trabajo de personas que se encuentran realizando el programa de reinserción. Hay entidades que cuentan con empresas que contratan a estas personas, y que desarrollan actividades de índole diversa, sobre todo centradas en el sector servicios: hostelería, costura, limpieza, mantenimiento, eventos…

Por último, recordar que no podemos hablar de reinserción si previamente no ha habido un proceso de cambio, que se realiza en el programa de tratamiento, ya que de no ser así, la persona mantendría los factores que favorecían la adicción.

Para saber más:

La reinserción social y las adicciones 

Reinserción social de usuarios de drogas en rehabilitación 

Adicciones y reinserción social. Una política pública pendiente 

Programas existentes en Proyecto Hombre 

The following two tabs change content below.
Félix Rueda
Hace 13 años inició su andadura profesional en el ámbito de la prevención e intervención en trastornos adictivos, siempre en el contexto de Proyecto Hombre.Es Licenciado en Psicología por la Universidad de Málaga, Máster en Psicología de la Salud por la Universidad Miguel Hernández, Experto en Drogodependencias por la Universidad Complutense de Madrid, y Técnico en Logopedia por la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía. Así mismo, ha cursado estudios de Filosofía durante 3 años. Actualmente desempeña las funciones de Coordinador de los programas Terapéuticos para adultos, Responsable de Calidad, y a su vez supervisa y coordina uno de los programas de intervención dirigido a personas activas laboralmente que presentan problemas de adicción a Cocaína y/o Alcohol, principalmente, y el programa de reinserción socio-laboral para aquellas personas que han completado un proceso de tratamiento en una Comunidad Terapéutica. Así mismo, es miembro del Observatorio Proyecto Hombre sobre el perfil del drogodependiente, que desarrolla su actividad a nivel nacional. Es profesor invitado (en representación de Proyecto Hombre Alicante) de la Escuela de Formación de la Asociación Proyecto Hombre (Impartiendo la materia: Perfil profesional en Proyecto Hombre, Trabajo y Gestión de Equipos, Potencial Humano del profesional de Proyecto Hombre). Ha participado en numerosas publicaciones, ha sido miembro de la Comisión Nacional de Evaluación de Proyecto Hombre (un Proyecto del Ministerio Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad), hasta su disolución el pasado 2013, y ha intervenido en múltiples foros relacionados con ámbitos afines a los trastornos adictivos. Durante 4 años fue responsable de los programas de prevención indicada para adolescentes y sus familias en Proyecto Hombre Málaga.