• Home »
  • Expertos »
  • Reflexiones desde el aquí y el ahora. Responde; no reacciones. Escucha; no hables. Piensa; no asumas (Raji Lukkoor)

Reflexiones desde el aquí y el ahora. Responde; no reacciones. Escucha; no hables. Piensa; no asumas (Raji Lukkoor)

conciencia

Las conductas, los pensamientos y las emociones aprendidas, pierden su fuerza cuando no se reacciona ante ellos.

Para aprender a gestionar mejor nuestro mundo emocional, primero el foco de atención tiene que estar dentro de nosotros, no en los factores externos. La única persona sobre la que tenemos poder es sobre nosotros mismos y es inútil y una pérdida de tiempo querer que los demás cambien.

SI YO QUIERO UN CAMBIO TIENE QUE ESTAR DENTRO EN MI. DEJEMOS DE QUERER QUE LOS DEMÁS CAMBIEN.

Como ya hemos comentado en anteriores posts es importante trabajar con niveles profundos de atención y conciencia para poder gestionar la cascada de emociones que experimentamos durante el día.

¿Qué cosas pueden perturbar nuestra tranquilidad? Pueden perturbarnos creencias sobre nosotros mismos, sobre los demás o sobre la vida. Ante estas creencias tan exigentes construidas dentro de cada uno, nuestra mente empieza a crear una red de pensamientos rígidos…

 YO: Me molesta que las cosas que hago no salgan como yo quiero. ¡Vaya desastre! Ya sabía yo que esto no saldría como yo quería.

LOS DEMÁS: Me molesta que los demás no se comporten como a mi me gustaría o como yo esperaría que se comportaran. Es que no lo puedo soportar de verdad, ¿ pero cómo se atreve a tratarme así? Debería comportarse de otra manera para que yo pueda estar bien y feliz.

EL MUNDO: Me molesta que la vida me vaya mal o que me venga una mala racha.Qué mierda de vida. Si es que todo me pasa a mí. ¿Cuándo voy a poder levantar cabeza?

Este torrente de pensamientos genera un sin fin de estados emocionales (rabia, ira, tristeza, frustración…). Cuando nos sucede algo que nos perturba podemos estar rumiando sobre ese tema durante horas, días, incluso semanas o más tiempo! Entramos en un bucle del que no es fácil salir. Sumergidos en un estado de SECUESTRO EMOCIONAL experimentamos, inevitablemente, sufrimiento y malestar. Sentimos dolor en nuestro corazón y nuestra mente. Solo con el paso del tiempo nos podemos dar cuenta de la energía que hemos sacrificado dentro de este bucle de malestar. Solo cuando conseguimos salir de él podemos ser conscientes del tiempo perdido.

Para romper este estado de secuestro emocional es necesario buscar y despertar nuestra conciencia. Ella nos ayuda siempre. Desde una perspectiva equilibrada y calmada nos permite observar nuestros pensamientos desde otra perspectiva:

Ella me dice… Sandra, tranquila…

-Para experimentar un estado de bienestar, no necesitas hacerlo TODO bien. Si tus intenciones son buenas y haces las cosas con amor ya estaría bien, sea cual sea el resultado.

-No necesitas que TODO o la mayoría de personas te traten bien TODO el tiempo. Cada uno carga con su mochila y es importante aceptar y no juzgar. Ver a los demás a través de los ojos del amor incondicional es nuestro gran propósito.

-El mundo nunca ha funcionado perfectamente. Nos sucederán cosas que nos romperán el corazón y el alma y, pese a eso, tenemos que seguir adelante. A pesar de las adversidades mucha gente ha conseguido disfrutar de la vida. Tú también puedo hacerlo.

GRACIAS CONCIENCIA. Ella me hace ver mi realidad de forma más lógica, sosegada y madura. Ella me transmite AMOR. Me hace ver que somos Amor. El amor es el motor más poderoso que mueve el mundo y ahora más que nunca la vida nos lo está mostrando.

“Me gustaría que la gente pensara en que, debajo de todas las capas defensivas que construimos para protegernos, para proteger nuestra dignidad, nuestros títulos, nuestros grados, nuestro estatus y nuestra necesidad de que nos vean de tal o cual manera… Por debajo de todo eso, sigue estando, auténtico y esencial, lo que verdaderamente somos.”

Jack Canfield

The following two tabs change content below.