Problemas de adicción a nuevas tecnologías en jóvenes

Expertos y profesionales en drogodependencias procedentes de toda Andalucía, reunidos en las IV Jornadas de Concienciación Juvenil frente a las Adicciones, han alertado sobre el problema creciente del uso abusivo de las nuevas tecnologías que lleva a comportamientos patológicos sobre los que es necesario actuar de forma preventiva y con tratamiento terapéutico profesional, llegado el caso, al igual que otras adicciones como pueden ser las drogas.

Según  los últimos informes publicados, España se encuentra a la cabeza de los países europeos con mayor desarrollo de conductas adictivas a internet, especialmente entre los adolescentes, y tiene el mayor porcentaje, un 21 por ciento,  de jóvenes en riesgo de desarrollarlas en el futuro. No en vano, el 90 por ciento de los adolescentes disponen de más de una tecnología a su alcance a las que dedican casi 5 horas al día  y, en  más de un 40 por ciento, sin control de sus padres en el uso y consumo que realizan.

No es de extrañar que desde distintos puntos del país se estén preocupando en desarrollar tratamiento y prevención para esta nueva problemática. El Ayuntamiento de Mislata, Valencia, ha puesto en marcha una iniciativa para detectar y posteriormente tratar a los jóvenes que presentan adicción a la mensajería instantánea (WhatsApp). La Unidad de Prevención Comunitaria de Conductas Adictivas de la localidad se ha enfrentado ya algunos casos. Las características comunes de estos jóvenes es que presentan una pérdida de la noción del tiempo y aislamiento del mundo que les rodea.

adiccion_whatsapp

El WhatsApp es muy adictivo por su alta disponibilidad y por la inmediatez y es la aplicación más utilizada por los españoles de todas las edades. El 88% de los ciudadanos la utiliza diariamente.

Sin embargo y ante esta situación, algunos expertos coinciden en que la mejor de las opciones no es la retirada de las nuevas tecnologías. Ya están aquí y por lo tanto, hay que aprender a convivir desde muy pronto. Las normas y los límites de los que habla José José Gil, enfermero de la Unidad de Conductas Adictivas de Elda, deben ponerse desde el mismo momento en el que se adquiere cualquier dispositivo (móvil, consola, ordenador) y no debe hacerse desde la imposición, sino desde el acuerdo mutuo con el adolescente o niño.

El enfermero asegura que algunas de sus recomendaciones es que se eduque en el uso de nuevas tecnologías como se haría con el caso de la educación sexual. Que se establezcan normas y límites antes de comprar el dispositivo, se gestione como una recompensa tras el trabajo y se negocie, pero siempre desde el propio ejemplo. También anima a que se “alquile” el uso de cualquier dispositivo: “Si el padre y la madre lo han pagado, tienen que saber las claves y ceder el uso al hijo”. Invita a recargar los dispositivos fuera de las habitaciones y a desayunar, comer y cenar sin presencia de ninguno, al tiempo que se eviten las habitaciones tecnológicas.

Como siempre, la educación y la prevención, son la clave.

También le puede interesar leer:

La adicción a nuevas tecnologías en adolescentes

Las conductas adictivas del siglo XXI

Los españoles usan el smartphone más de tres horas diarias

Peligros, riesgos y adicción a las nuevas tecnologías

The following two tabs change content below.
Mireia Pascual Mollá
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Coordinadora de la campaña #RompeElEstigma. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy, El Gratis y Hoja del Lunes. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Vocal de la Junta de la Asociación de la Prensa de Alicante y miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.