¿Por qué nos hacemos dependientes?


Francisco Pascual

niños bebiendoCuando una persona ha ido aumentando los consumos, cuando ha generado una dependencia y por lo tanto una necesidad de consumir o de realizar una conducta determinada, llegará un momento que precisará la droga para poder enfrentarse a ciertas situaciones o para divertirse y consumirá para encontrar placer (refuerzo positivo), en otras ocasiones necesitará consumir porque se encuentra mal sufre un síndrome de abstinencia y solo se encontrará bien si vuelve a consumir la sustancia que le ha provocado la adicción (refuerzo negativo), la aparición de este cuadro de malestar o de necesidad no es casual y es que está provocado por una disminución de neuroreceptores, que son sustancias que actúan a nivel del cerebro y que provocan la sensación de bienestar cuando se está consumiendo o de malestar cuando cesa el consumo.

La sustancia fundamental que provoca estas reacciones es la Dopamina situada en una zona concreta del cerebro (núcleo acumbens), si se consume, esta aumenta su concentración y provoca sensación de bienestar si disminuye provoca malestar y necesidad de consumir, es entonces cuando aparece lo que los ingleses han denominado Craving o deseo irrefrenable de consumir, pero un adicto lo es porque cuando consume necesita una cantidad de droga y no puede parar hasta que consiga los efectos deseados, a este fenómeno la literatura científica lo denomina Priming.

Pondremos un ejemplo, cuando pasamos antes de entrar al cine por un puesto de palomitas de maíz recién hechas, el simple aroma provoca un deseo de consumo (craving), pero cuando empezamos a comer, ¿nos podemos comer solo una?. Pues la mayoría de las personas no, necesitan comer cierta cantidad y no paran hasta encontrarse saciados (priming).

Pues exactamente lo mismo ocurre con el adicto al alcohol ,la cocaína, el juego o las compras por poner algunos claros ejemplos.

            Otros factores que influyen 

            Hemos visto el mecanismo neurobiológico que actúa en todo tipo de adicciones, pero realmente existen unos factores que pueden predisponer al consumo de una sustancia o la realización de una conducta que pueda convertirse en problemática.

            Por un lado los factores propios de la sustancia o conducta, tales como la capacidad de provocar un efecto sobre la persona, el que pueda producir una tolerancia y finalmente una dependencia y que el consumo repetitivo condicione el refuerzo para el sujeto.

En segundo lugar los factores socio – ambientales que pueden predisponer a la conducta, por ejemplo la oferta y la disponibilidad de una sustancia, la publicidad inadecuada o engañosa, la falta de información o educación de la persona, la presión de grupo y el modelo social (lo que está de moda se intenta imitar) y por supuesto los factores ambientales y sociales, es decir el entorno inmediato de la persona puede ser propicio al consumo de determinadas sustancias o a la realización de ciertas conductas.

No debemos olvidar en este punto los estereotipos que nos intentan inculcar, por ejemplo en la imagen corporal, lo que puede predisponer a patologías como la anorexia, la bulimia o la vigorexia (el culto al cuerpo en desmesura), etc.

Pero nos queda un último punto que al final es el más importante y determinante, los factores individuales o personales, la propia herencia puede influir pero especialmente la personalidad del individuo y las motivaciones personales, es decir lo que cada uno quiere y pretende hacer de su vida y de que forma quiere lograrlo. Y no olvidemos que este extremo se puede agravar si existe una patología psiquiátrica asociada, lo cual nos complicaría mucho más el cuadro.

            El siguiente esquema resume la importancia de cada uno de los factores a la hora de ser predisponentes o incluso la causa de una conducta, si influyen en su mantenimiento e incluso si pueden ser determinantes para provocar una recaída cuando la conducta o el consumo había logrado extinguirse.

Predisponentes

Causales

Mantenedores

Recaída

F. Sociales

+++

+

++++

+++

F. Familiares

+

+

++

++

F. Individuales

++++

++++

++++

++++

            Saber definir, analizar y valorar la importancia de cada uno de los factores para cada persona que presente una adicción, será importante para poder resolver la misma y enfocar un tratamiento de la forma más adecuada e integral.

Podemos añadir un aspecto que últimamente es muy llamativo, cuando vemos a una persona con una adicción, esta normalmente no es solo a una sustancia, nos encontramos con policonsumidores.

Por ejemplo Alcohol, tabaco y cocaína. Heroína y alcohol. Cocaína y heroína. Tranquilizantes y heroína y así una combinación múltiple en la que el alcohol suele ser elemento común y en la que el cannabis es una droga también con un gran número de usuarios, que suele combinarse con cualquier otra sustancia y que está provocando verdaderos problemas especialmente entre los adolescentes.

También las adicciones sociales suelen entremezclarse con el uso de sustancias, anorexia y alcohol (ebriorexia), ludopatía y alcohol, etc…

Pues bien ya tenemos tema para las próximas entregas, aunque empezaremos por analizar una a una las distintas sustancias.


Francisco Pascual

niños bebiendoCuando una persona ha ido aumentando los consumos, cuando ha generado una dependencia y por lo tanto una necesidad de consumir o de realizar una conducta determinada, llegará un momento que precisará la droga para poder enfrentarse a ciertas situaciones o para divertirse y consumirá para encontrar placer (refuerzo positivo), en otras ocasiones necesitará consumir porque se encuentra mal sufre un síndrome de abstinencia y solo se encontrará bien si vuelve a consumir la sustancia que le ha provocado la adicción (refuerzo negativo), la aparición de este cuadro de malestar o de necesidad no es casual y es que está provocado por una disminución de neuroreceptores, que son sustancias que actúan a nivel del cerebro y que provocan la sensación de bienestar cuando se está consumiendo o de malestar cuando cesa el consumo.

La sustancia fundamental que provoca estas reacciones es la Dopamina situada en una zona concreta del cerebro (núcleo acumbens), si se consume, esta aumenta su concentración y provoca sensación de bienestar si disminuye provoca malestar y necesidad de consumir, es entonces cuando aparece lo que los ingleses han denominado Craving o deseo irrefrenable de consumir, pero un adicto lo es porque cuando consume necesita una cantidad de droga y no puede parar hasta que consiga los efectos deseados, a este fenómeno la literatura científica lo denomina Priming.

Pondremos un ejemplo, cuando pasamos antes de entrar al cine por un puesto de palomitas de maíz recién hechas, el simple aroma provoca un deseo de consumo (craving), pero cuando empezamos a comer, ¿nos podemos comer solo una?. Pues la mayoría de las personas no, necesitan comer cierta cantidad y no paran hasta encontrarse saciados (priming).

Pues exactamente lo mismo ocurre con el adicto al alcohol ,la cocaína, el juego o las compras por poner algunos claros ejemplos.

            Otros factores que influyen 

            Hemos visto el mecanismo neurobiológico que actúa en todo tipo de adicciones, pero realmente existen unos factores que pueden predisponer al consumo de una sustancia o la realización de una conducta que pueda convertirse en problemática.

            Por un lado los factores propios de la sustancia o conducta, tales como la capacidad de provocar un efecto sobre la persona, el que pueda producir una tolerancia y finalmente una dependencia y que el consumo repetitivo condicione el refuerzo para el sujeto.

En segundo lugar los factores socio – ambientales que pueden predisponer a la conducta, por ejemplo la oferta y la disponibilidad de una sustancia, la publicidad inadecuada o engañosa, la falta de información o educación de la persona, la presión de grupo y el modelo social (lo que está de moda se intenta imitar) y por supuesto los factores ambientales y sociales, es decir el entorno inmediato de la persona puede ser propicio al consumo de determinadas sustancias o a la realización de ciertas conductas.

No debemos olvidar en este punto los estereotipos que nos intentan inculcar, por ejemplo en la imagen corporal, lo que puede predisponer a patologías como la anorexia, la bulimia o la vigorexia (el culto al cuerpo en desmesura), etc.

Pero nos queda un último punto que al final es el más importante y determinante, los factores individuales o personales, la propia herencia puede influir pero especialmente la personalidad del individuo y las motivaciones personales, es decir lo que cada uno quiere y pretende hacer de su vida y de que forma quiere lograrlo. Y no olvidemos que este extremo se puede agravar si existe una patología psiquiátrica asociada, lo cual nos complicaría mucho más el cuadro.

            El siguiente esquema resume la importancia de cada uno de los factores a la hora de ser predisponentes o incluso la causa de una conducta, si influyen en su mantenimiento e incluso si pueden ser determinantes para provocar una recaída cuando la conducta o el consumo había logrado extinguirse.

Predisponentes

Causales

Mantenedores

Recaída

F. Sociales

+++

+

++++

+++

F. Familiares

+

+

++

++

F. Individuales

++++

++++

++++

++++

            Saber definir, analizar y valorar la importancia de cada uno de los factores para cada persona que presente una adicción, será importante para poder resolver la misma y enfocar un tratamiento de la forma más adecuada e integral.

Podemos añadir un aspecto que últimamente es muy llamativo, cuando vemos a una persona con una adicción, esta normalmente no es solo a una sustancia, nos encontramos con policonsumidores.

Por ejemplo Alcohol, tabaco y cocaína. Heroína y alcohol. Cocaína y heroína. Tranquilizantes y heroína y así una combinación múltiple en la que el alcohol suele ser elemento común y en la que el cannabis es una droga también con un gran número de usuarios, que suele combinarse con cualquier otra sustancia y que está provocando verdaderos problemas especialmente entre los adolescentes.

También las adicciones sociales suelen entremezclarse con el uso de sustancias, anorexia y alcohol (ebriorexia), ludopatía y alcohol, etc…

Pues bien ya tenemos tema para las próximas entregas, aunque empezaremos por analizar una a una las distintas sustancias.

The following two tabs change content below.
Francisco Pascual Pastor
Es Doctor en medicina por la Universidad Miguel Hernández de Elche y es Presidente de la Sociedad Española de Estudios del Alcohol el Alcoholismo y otras Toxicomanías (Socidogalcohol). También posee un máster en Drogodependencia y otros trastornos adictivos por la Universidad Alfonso X El Sabio. Es miembro del consejo de redacción de la revista Salud y Drogas, publicada por el Instituto de Investigación de Drogodependencias (INID) de la Universidad Miguel Hernández. Es profesor y colaborador Honorífico de los departamentos de y de Medicina Clínica en la Facultad de medicina de la Universidad Miguel Hernández. Posee el Diploma de Especialización en Alcoholismo por la Universidad Autónoma de Madrid. Es miembro del comité de redacción de la revista Adicciones publicada por Socidrogalcohol. Asimismo, es asesor de la Confederación Española de Adictos en Rehabilitación y Familiares y miembro del Comité Asesor Científico de la Revista Española de Drogodependencias. El doctor Pascual también es colaborador de investigación del INID. También es miembro del grupo de investigación PREVENGO, member of International Scientific Advisory Committee (ISAC) de la Global Addiction Lisboa 2011, Pisa 2013 y Roma 2014. Además es Vicepresidente del Consejo de Salud del Departamento de Alcoy, Representante Español en EUROCARE por parte de SOCIDROGALCOHOL, autor de artículos y libros de adiciones y conferenciante, coordinador de la UCA de Alcoi y Médico asesor y colaborador del Grupo de Alcohólicos Rehabilitados de Alcoy.
Francisco Pascual Pastor

Latest posts by Francisco Pascual Pastor (see all)