Orígenes de la marihuana


Marta Saiz | Periodista colaboradora mensual de InDependientes Digital

Marta Saiz

Bueno, ya que estoy en el único país de la Unión Europea donde la marihuana está totalmente legalizada, ¿qué mejor que empezar hablando sobre sus orígenes?

En primer lugar, la marihuana o cannabis son sustancias psicoactivas; es decir, que al introducirse por cualquier vía, ejerce un efecto directo sobre el sistema nervioso central, ocasionando cambios, como la inhibición del dolor, la modificación del estado de ánimo o la alteración de la percepción, entre otros. El compuesto químico más presente es el tetrahidrocarbocannabinol (THC).

Marta Saiz | Periodista colaboradora mensual de InDependientes Digital

17498_10200836346542855_519594038_n

Bueno, ya que estoy en el único país de la Unión Europea donde la marihuana está totalmente legalizada, ¿qué mejor que empezar hablando sobre sus orígenes?

En primer lugar, la marihuana o cannabis son sustancias psicoactivas; es decir, que al introducirse por cualquier vía, ejerce un efecto directo sobre el sistema nervioso central, ocasionando cambios, como la inhibición del dolor, la modificación del estado de ánimo o la alteración de la percepción, entre otros. El compuesto químico más presente es el tetrahidrocarbocannabinol (THC).

cannabisEsta droga es ilegal en la mayoría del mundo, aún así, según la Organización Mundial de la Salud es la sustancia ilícita más usada en el mundo; puesto que de ésta se usan las semillas, el polen, las flores, las hojas, las fibras, los troncos y el aceite.Concretamente, las cifras oficiales datan de que un 4% de la población adulta la consume anualmente y que un 0,6% lo hace a diario (esta última cifra, a simple vista, parece pequeña, pero equivale a 22,5 millones de personas).

Aún así, lo más interesante de esta droga radica en sus orígenes:

Se pierden los años, pero es posible que la primera semilla apareciese en Asia Central, más o menos en el año 4.000 a.C. Es en la provincia de Shensi, al noroeste de China, donde se encontraron las primeras marcas de fibra de esta planta -los chinos la definían cómo regalo de los dioses, puesto que les resultaba útil para los reumatismos, la gota, la inapetencia y la debilidad-.

Otro hecho llamativo es que el primer libro impreso en grandes cantidades -el Dharani, libro de los rezos- fue escrito en el año 770 d.C en papel de cannabis.

Del mismo modo, en los relatos de Marco Polo, se cuenta la existencia de unos jardines de cannabis que servían de paraíso para los guerreros que sobrevivieran a las luchas.

Para darnos cuenta de hasta que punto llegaba la admiración por los efectos de esta droga, en el S XVI, la marihuana estaba en todos los recetarios de varios farmacéuticos y médicos famosos europeos.

Una de las razones probadas de su éxito entre los profesionales de la medicina es su efecto terapéutico en varias enfermedades y problemas de salud, como:

Asma:  la “droga en bruto” podría beneficiar al 80% de los enfermos, ya que es uno de los mejores expectorantes naturales que dilata la vía respiratoria de los pulmones y los bronquios, dejando que penetre el oxígeno; lo que conlleva a la eliminación del polvo producido por el medio ambiente o el tabaco.

World-cannabis-laws

Glaucoma: esta droga es capaz de disminuir la tensión inter-ocular, lo que conlleva a luchar contra esta enfermedad que causa ceguera.

Quimioterapia: el cannabis ayuda a estabilizar la presión, disminuyendo o eliminando las naúseas.

Epilepsia, espasmos y trastornos motores: gracias al efecto de la relajación muscular.

Cáncer: se tiene la teoría de que es antitumoral, es decir, que beneficia a la no acumulación de tejido inflamable en el organismo.

Dependencia a opiáceos y a alcohol: eficaz en curas de desintoxicación y rehabilitación.

Además, sirve como analgésico central y periférico, y el THC elimina el virus del herpes por contacto directo.

Del mismo modo que se resaltan sus beneficios, no hay que olvidar que es una droga, por lo que el abuso puede crear adicción y desencadenar graves problemas de salud.

cannabisEsta droga es ilegal en la mayoría del mundo, aún así, según la Organización Mundial de la Salud es la sustancia ilícita más usada en el mundo; puesto que de ésta se usan las semillas, el polen, las flores, las hojas, las fibras, los troncos y el aceite.Concretamente, las cifras oficiales datan de que un 4% de la población adulta la consume anualmente y que un 0,6% lo hace a diario (esta última cifra, a simple vista, parece pequeña, pero equivale a 22,5 millones de personas).

Aún así, lo más interesante de esta droga radica en sus orígenes:

Se pierden los años, pero es posible que la primera semilla apareciese en Asia Central, más o menos en el año 4.000 a.C. Es en la provincia de Shensi, al noroeste de China, donde se encontraron las primeras marcas de fibra de esta planta -los chinos la definían cómo regalo de los dioses, puesto que les resultaba útil para los reumatismos, la gota, la inapetencia y la debilidad-.

Otro hecho llamativo es que el primer libro impreso en grandes cantidades -el Dharani, libro de los rezos- fue escrito en el año 770 d.C en papel de cannabis.

Del mismo modo, en los relatos de Marco Polo, se cuenta la existencia de unos jardines de cannabis que servían de paraíso para los guerreros que sobrevivieran a las luchas.

Para darnos cuenta de hasta que punto llegaba la admiración por los efectos de esta droga, en el S XVI, la marihuana estaba en todos los recetarios de varios farmacéuticos y médicos famosos europeos.

Una de las razones probadas de su éxito entre los profesionales de la medicina es su efecto terapéutico en varias enfermedades y problemas de salud, como:

Asma:  la “droga en bruto” podría beneficiar al 80% de los enfermos, ya que es uno de los mejores expectorantes naturales que dilata la vía respiratoria de los pulmones y los bronquios, dejando que penetre el oxígeno; lo que conlleva a la eliminación del polvo producido por el medio ambiente o el tabaco.

World-cannabis-laws

Glaucoma: esta droga es capaz de disminuir la tensión inter-ocular, lo que conlleva a luchar contra esta enfermedad que causa ceguera.

Quimioterapia: el cannabis ayuda a estabilizar la presión, disminuyendo o eliminando las naúseas.

Epilepsia, espasmos y trastornos motores: gracias al efecto de la relajación muscular.

Cáncer: se tiene la teoría de que es antitumoral, es decir, que beneficia a la no acumulación de tejido inflamable en el organismo.

Dependencia a opiáceos y a alcohol: eficaz en curas de desintoxicación y rehabilitación.

Además, sirve como analgésico central y periférico, y el THC elimina el virus del herpes por contacto directo.

Del mismo modo que se resaltan sus beneficios, no hay que olvidar que es una droga, por lo que el abuso puede crear adicción y desencadenar graves problemas de salud.

The following two tabs change content below.
avatar
Periodista feminista. Creo en la información como precursora del cambio social. Me gusta contar las historias que faltan. En Colombia con @IAP_Colombia
avatar

Latest posts by Marta Saiz Merino (see all)