Opinión: El eco mediático y la ley de alcohol para menores

opinion ind

Puede que el eco mediático haya surtido efecto. Durante todo el mes de noviembre y lo que llevamos de diciembre, desde que aquel mes arrancara con la fatídica noticia de la muerte de una menor por intoxicación etílica, los medios se han volcado en publicar todo tipo de informaciones. Como sucede siempre, unas más afortunadas que otras, el mismo tema pero desde distintas perspectivas. En ocasiones hablando de la ilegalidad de la cuestión, en otras de la falta de aplicación real de la ley, en otras responsabilizando a los padres y en otras planteando en qué hemos fallado como sociedad.

¿Ha sido ese hecho el punto de inflexión para el tratamiento de un tema que lleva años siendo un problema en nuestro país? ¿Es necesario que se muera alguien para poner la barandilla? ¿No se podría haber puesto antes? Sea como sea, y nos guste más o menos, el gobierno ha oído, no sé si en la opinión pública o en las noticias en los medios, que hay una necesidad urgente por ser atendida.

ley_alcohol_menores_2016

Lo que es cierto es que la implicación de los medios es fundamental para que los cambios se produzcan y tenemos un ejemplo no muy lejano con el tema del tabaco. Es imprescindible que ante todo se cree un debate social, motivado y empujado por los medios, que a veces con crueldad ponen o quitan de la agencia mediática ciertos temas. Para el desarrollo de cualquier ley es importante la implicación de los diferentes agentes sociales y los medios en esto son un agente más que no puede dejar de lado el tema. Ellos son los que conseguirán que en las encuestas del CIS el tema de alcohol y menores aparezca reflejado como una preocupación social o que colectivos de padres y/o educadores presionen para que la ley llegue a desarrollarse y a aplicarse en buen término.

No puede ser que siendo ilegal el consumo de alcohol en menores, prácticamente un 80% de los jóvenes entre 14 y 18 años haya consumido en el último año, y que muchos de ellos lo hagan en forma de atracón, es decir, el consumo de una gran cantidad de alcohol en un espacio de tiempo muy reducido. Y es así como antes de que acabara ese mes, el gobierno anunciaba una ley de prevención del consumo de bebidas alcohólicas en menores, como si fuese algo novedoso cuando en la legislatura previa el Plan Nacional Sobre Drogas ya había estado trabajando por encontrar un consenso y lanzar una Ley del Alcohol que ha sido paralizada en diversas ocasiones, algunos dicen por falta de tiempo y yo digo que por presiones desde la industria alcoholera, que al final tiene una repercusión a nivel económico y social.

Lo que no muchos saben es que el coste producido por el consumo de alcohol y la aparición del alcoholismo cuesta mucho más, a nivel sociosanitario por las enfermedades de las que de él se derivan y también por costes intangibles (afectación social y sufrimiento en las personas, etc.), mucho más, de lo que esta sustancia ingresa cada año con sus impuestos, puesto de trabajo y políticas agrícolas.

Costes e ingresos por alcohol en UE

Veremos si esta vez la ley que se ha anunciado llega por fin a buen término o vuelve a suceder como otras tantas veces y queda en el tintero peligrando que se seque la tinta porque el tiempo pasa y nadie escribe.

The following two tabs change content below.
Mireia Pascual Mollá
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Coordinadora de la campaña #RompeElEstigma. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy, El Gratis y Hoja del Lunes. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Vocal de la Junta de la Asociación de la Prensa de Alicante y miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.