Nuevos hábitos: La salud dental

En el proceso de rehabilitación, ya se ha hablado en algunas ocasiones en esta publicación, es muy importante la recuperación de los hábitos de vida saludables. La salud dental es uno de esos hábitos. Algunos estudios aseguran que la salud de la boca es reflejo de la salud de todo el cuerpo, pero además esta está relacionada con la evitación de ciertas enfermedades. También algunas investigaciones afirman que más de un 90% de enfermedades que tienen que ver con los ´órganos tienen manifestación en la boca, por ejemplo en las encías o con forma de úlceras en la boca, entre otras.

La persona que ha consumido drogas, sobretodo cocaína o tabaco, pero también muchas otras, puede haber afectado de forma negativa a la salud bucodental. El tabaco, por ejemplo, produce un color amarillento, mientras que la cocaína puede afectar directamente a la composición de los dientes, hasta el punto de que algunas personas consumidoras de cocaína han visto como se les estropeaban, rompían o incluso caían los dientes. Con la recuperación de los nuevos hábitos tras la rehabilitación, es importante recuperar también el cuidado de los dientes, por lo que es recomendable acudir al mejor dentista.

salud_bucodental

En algunos casos además de blanqueamientos y seguir los consejos del dentista, será necesario realizar una reconstrucción dental. Esta es una intervención un tanto compleja con una intervención más larga de lo que suele durar un empaste dental. La reconstrucción ayuda a recuperar dientes deteriorados por diferentes motivos. Este procedimiento requiere de anestesia local, suele durar aproximadamente una hora y se tarda entre 2 y 3 días en recuperarse de la intervención. Sus resultados son duraderos y los efectos de pueden ver de inmediato.

Una mala salud dental es además portadora de multitud de problemas como dolores orales o faciales, problemas cardíacos o en órganos principales y también problemas de digestión.

Recomendaciones para una buena salud bucodental:

  • Cepillarse dos veces al día los dientes durante unos dos minutos y acompañando de flúor e hilo dental
  • Alimentación saludable
  • Visitar al dentista con regularidad para hacerse revisiones con cierta periodicidad

Ahora que ya conocemos los beneficios de cuidar la salud referente a la boca y los dientes cabe preguntarnos cómo podemos elegir al mejor dentista. Os dejamos a continuación una serie de consejos para tomar una buena decisión:

  • Es recomendable que te informes de su número de colegiación y en qué campo se ha especializado (ortodoncia, implantes, etc.) que se adapte a las necesidades que tienes en ese momento
  • Infórmate de qué tratamientos ofrece la clínica y de si sus trabajadores cuentan con la preparación que hemos comentado en el punto anterior
  • No dudes en preguntar sobre el tratamiento que te recomienden una vez ya has elegido uno, todas las dudas que tengas, incluso las referentes a la financiación del tratamiento
  • El buen trato es importantísimo, tanto antes, como durante y después. Sin esto difícilmente podrás crear un vínculo de confianza y asistir con cierta regularidad para ver que todo vaya bien
  • El precio no lo es todo. No siempre un dentista barato es bueno ni uno caro. Los tratamientos cuestan dinero, hay que buscar un equilibrio entre calidad y precio.
  • Un buen dentista te dará consejos para prevenir enfermedades o futuros problemas, así como consejos de cuidado diario porque se preocupa por la salud de la persona no solo por la parte económica
  • Las herramientas que utilicen tienen que ser buenas y no anticuadas, la clínica a la que se acude debe contar de una cierta modernización

post patrocinado ind

The following two tabs change content below.
Independientes
Revista especializada en adicciones