Mi vivencia como voluntario de Proyecto Hombre Alicante

Hoy tampoco escribo yo (Félix Rueda). Como estaba prometido, tenéis a vuestra disposición la experiencia de una de las personas que realiza voluntariado con nosotros en Proyecto Hombre Alicante.

Os dejo con la lectura que seguro os trasladará hasta un día en nuestro centro como voluntari@.

Ángel (71 años) Voluntario en Proyecto Hombre Alicante 

A la hora de compartir,  con otras personas, lo que vivido en esta experiencia; debo ir al origen, a la motivación.

Creo que soy voluntario por mantener una actitud coherente con los valores humanos adquiridos en mi infancia, adolescencia y juventud; especialmente el de “servir a los demás”.

Lo soy en Proyecto Hombre al conocer el humanismo y respeto a las personas, que se respira en toda actividad que aquí se realiza, ayudando a las personas, en su lucha por liberarse de su adicción.

¿Cómo trato de aportar a esa ayuda?

  • Asumiendo cualquier cometido en el que, el Equipo de PH., considere que puedo ser útil y sea   compatible con mi tiempo disponible.
  • Considerando como un deber los cometidos que acepte y tratando de cumplirlos lo mejor posible.

voluntariado_proyecto_hombre

¿Qué cometidos he realizado? 

  • En mi primera etapa, como miembro de la Asociación de Familiares y Amigos del Centro de Solidaridad de Alicante (AFACESA), que era como se denominaba antes a los centros de Proyecto Hombre, realizando  colectas, rastrillos, etc. que sirvieran como recurso para cubrir algunas necesidades básicas a usuarios de los denominados “sin techo” y algunos gastos propios de Proyecto Hombre. También realizaba acompañamientos a usuarios y atención telefónica.
  • Cuando PH. abrió su Comunidad Terapéutica Residencial “Arribada”, la complejidad del mismo, me llevó a colaborar en la elaboración de un plan de mantenimiento y de la organización del trabajo en el “Sector Cocina”.
  • Organicé y dirigí salidas culturales y de contacto con la Naturaleza, con usuarios de la Comunidad Terapéutica Residencial (CTR). Continué con la realización de acompañamientos.
  • En la actualidad, colaboro en la atención telefónica, en recepción de “Arribada”. En la Educación Medio Ambiental de la CTR., colaborando en salidas de senderismo o playa de usuarios de la misma y en el asesoramiento en su Huerto Ecológico. También en  acciones puntuales donde el Equipo de PH. me necesita.

¿Qué he sentido y siento al realizarlos?

Cada día que comparto mí tiempo con las personas que integran P.H., salgo humanamente fortalecido y contento con  el deber cumplido.

Me siento querido y respetado por los usuarios, compañeros voluntarios y el Equipo de PH.

¿Qué huellas han quedado en mí ser, de las vivencias de esos cometidos?

voluntarios_proyecto_hombre

Ángel recibiendo un detalle el día del voluntariado de manos de la responsable de voluntariado, Conchi.

Como parte de un equipo.

  • La convivencia con personas que tienen la misma actitud que yo, constatada en encuentros de voluntariado (Escuelas de Otoño, Encuentros de Voluntarios del Mediterráneo y encuentros con compañeros (Equipo y voluntarios) de Alicante), me induce a perseverar en mi aportación a la labor de PH.

Como receptor de muestras de un agradecimiento inmerecido y nunca buscado:

  • Recuerdo que, en un supermercado, alguien me llamó en voz alta, vino hacia mí y me dio un fraternal abrazo. ¡Era un antiguo usuario que había abandonado su proceso!

Como receptor de confianza:

  • Fue uno de los días de los que pasaba alguna noche acompañando a los usuarios que vivían en un piso de acogida, en Elche:

Un joven usuario, compartió conmigo que era portador del VIH. Ese gesto me conmovió y me conmueve su recuerdo, por su gran carga humana.

Como referente para los demás:

  • He recibido muchos y entrañables abrazos (estilo PH.), de una usuaria, Alta Terapéutica y más tarde Voluntaria, mientras me susurraba al oído: “Eres muy importante en mi vida”
  • En otra ocasión me sentí así, como parte de la referencia que representamos el voluntariado de PH., para muchos usuarios:
  • Fue con motivo de unas charlas públicas en las que cada ONG. podía exponer su acción de voluntariado.
  • Como representantes del nuestro, fuimos un compañero que en su día fue usuario y yo.
  • Cuando él tomó la palabra, comunicó a los presentes que, cuando hizo su proceso en PH.; vio, con extrañeza, que allí colaboraban desinteresadamente,  unos seres que le parecieron “extraterrestres” ya que nunca había visto que alguien obrara así. Que cuando avanzó en su proceso, entendió la actitud que mantenían y tomó la decisión que, en el futuro, él actuaría como ellos… ¡Y lo hizo!
  • En el plano familiar, me siento orgulloso de ser un referente para mis hijos, a los que considero personas dispuestas a ayudar a los demás.
angel_voluntario_ph_alicante

Ángel y usuarios trabajando en el huerto

Como escuchante en la atención telefónica o en la recepción de “Arribada”:

  • Cuando he atendido una llamada recibida y he encontrado un prolongado silencio, acompañado de una profunda respiración, terminando por colgar la persona que llamó, sin reaccionar a mi intento de ánimo para que hablara.
  • Cuando recibí la llamada del dueño de un pequeño taller de mecánica, buscando ayuda para un joven empleado que había crecido en su taller, al que apreciaba como un hijo pero que si no cambiaba de actitud, debido a su adicción, tendría que despedirlo. ¡Esto, lo decía llorando!
  • Cuando he recibido llamada de una antigua Alta Terapéutica, que había recaído.
  • Cuando he visto llegar a recepción a un usuario, acompañando de los suyos, para una primera cita, sus caras, su ánimo, su lenguaje no verbal… su lamentable situación y meses más tarde, los veo con distinto semblante… con esperanza, con orgullo del trabajo que están realizando.

Todo esto que he vivido y vivo como voluntario en Proyecto Hombre… ¿Cuánto vale? ¿Lo podría encontrar en cualquier otro ámbito?

Je, je, je. En el fondo, debo ser un tremendo egoísta porque pretendo seguir recibiendo más de lo que doy.

Un abrazo, Ángel.