Reportajes

Los jóvenes y el consumo de alcohol

beber cervezaGeneralizar al decir que todos los jóvenes son iguales es un inmenso error. No todos los jóvenes piensan en drogas  y fiesta, no todos odian trabajar”. Javier Romero Guasch, psicólogo coordinador de la Fundación Atenea  de Albacete lo tiene muy claro, a lo largo de los siglos siempre los mayores han dicho esa típica frase de “es que los jóvenes de hoy en día no tienen valores”. “Eso es erróneo, lo que sucede es que los valores cambian con el tiempo y nuestros abuelos no pueden tener los mismos valores que nosotros”, explica Romero.

Por tanto, según esa consideración, no todos los jóvenes consumen alcohol en grandes cantidades y hacen botellón, ni atracones grandes de bebida en un corto periodo de tiempo (bingee drinking). Sin embargo, los expertos en la materia siguen preocupados por el elevado consumo y por nuevas formas que vienen de hace unos pocos años, el poli consumo, que consiste en una mezcla de sustancias, pero que tienen como base a ese “amigo” que nunca pasa de moda, el alcohol.

Generalizar al decir que todos los jóvenes son iguales es un inmenso error. No todos los jóvenes piensan en drogas  y fiesta, no todos odian trabajar”. Javier Romero Guasch, psicólogo coordinador de la Fundación Atenea  de Albacete lo tiene muy claro, a lo largo de los siglos siempre los mayores han dicho esa típica frase de “es que los jóvenes de hoy en día no tienen valores”. “Eso es erróneo, lo que sucede es que los valores cambian con el tiempo y nuestros abuelos no pueden tener los mismos valores que nosotros”, explica Romero.

Por tanto, según esa consideración, no todos los jóvenes consumen alcohol en grandes cantidades y hacen botellón, ni atracones grandes de bebida en un corto periodo de tiempo (bingee drinking). Sin embargo, los expertos en la materia siguen preocupados por el elevado consumo y por nuevas formas que vienen de hace unos pocos años, el poli consumo, que consiste en una mezcla de sustancias, pero que tienen como base a ese “amigo” que nunca pasa de moda, el alcohol.

lonelinessLa preocupación de los profesionales se deriva de evidencias científicas. El alcohol resulta muy perjudicial en las edades en las que el cuerpo de los adolescentes aún se está desarrollando. Afecta al crecimiento del organismo pero también al cerebro. Los estudios realizados por Susan Tapert  han demostrado que el alcohol interfiere en la formación del cerebro adolescente, y que además reduce un 10% la capacidad de la memoria y recorta la capacidad de aprendizaje. Pero el daño no acaba ahí. Los jóvenes que beben los fines de semana tienen más dificultades a la hora de prestar atención, razonan mucho más despacio, tienen una capacidad de trabajo mucho menor y tienen más dificultades para regular las emociones y tomar decisiones.

La preocupación aumenta por el poli consumo debido a los numerosos efectos secundarios que puede tener sobre le organismo la combinación de psicoactivos, estimulantes, depresores, etc. Pero sobre a causa de la poca percepción de riesgo que existe entre la población, lo que conlleva a que este fenómeno del poli consumo haya aumentado entre los jóvenes en los últimos años de forma considerable.

Las alarmas suenan por algún motivo. Covadonga Riesgo, responsable del centro de documentación e información del Plan Nacional sobre Drogas, explica que aunque solo la mitad de la población española consume alcohol, esta es ya la tercera causa de muerte prematura. “El alcoholismo es la mayor causa de desigualdad social y España dobla el consumo mundial, que solo en Europa ya representa el 40% de la mortalidad cuando sumamos las muertes por alcohol, tabaco y accidentes de tráfico. Estas últimas producidas en muchas ocasiones como consecuencia del consumo al volante”-comenta Riesgo.

Para conocer la situación juvenil es necesario  hacer referencia a la Encuesta Escolar sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias, ESTUDES . Se trata de una investigación que realiza el Plan Nacional sobre Drogas cada dos años. Los datos recogidos en 2010, incluyen una muestra cercana a los 32.000 estudiantes de entre 14 a 18 años, de centros de enseñanzas secundarias de toda España.  En ella se observa que “el consumo de alcohol se mantiene estable entre los escolares, pero aumentan las borracheras. En total 3 de cada 10 de los encuestados reconoce haberse emborrachado alguna vez en el último mes”. Además, del ESTUDES se extraen interesantes datos a analizar relacionados con la igualdad de sexo. Maite Cortés, psicóloga y vicedecana de la Facultad de psicología de la Universidad de Valencia ha contribuido a la elaboración del estudio y explica que  existe una mayor proporción de consumidores entre las chicas en comparación con los chicos y que también hay un mayor porcentaje de chicas que de chicos que se emborrachan. Aunque, los chicos consumen alcohol con mayor frecuencia”.

CIMG4735Sin embargo, no todos los jóvenes tienen una actitud pasiva, muestra de ello son movimientos activistas como el 15M, fomentado por una masa juvenil preocupada por el futuro y la situación económica y política del país. O el caso de la Plaza Tahir, en El Cairo, Egipto, donde numerosas congregaciones de personas han sido posibles gracias al poder de las redes sociales, utilizadas en gran parte por jóvenes. Sin dejar de mencionar el movimiento #132  de México, que denuncian el abuso de los medios de comunicación dominados por un gobierno que calla realidades. “Cuando los medios callan, nosotros lo gritamos”  es su lema.

 Los jóvenes no han perdido los valores ni tienen falta de iniciativa, tan solo es imprescindible que exista una motivación que les haga movilizar a las masas y querer formar parte de algo. “¿Por qué sino iban los jóvenes a asistir a un seminario sobre alcohol y jóvenes un sábado entero? El mismo día que juega la selección española” –planteaba Romero en el encuentro celebrado en Almansa el pasado 16 de junio y organizado por la Federación de Alcohólicos Rehabilitados de España.

Los jóvenes opinan que hay poco ocio alternativo a salir de fiesta los fines de semana. Los que reunieron en Almansa eran en su mayoría rehabilitados que han vivido en primera persona el calvario de caer en una adicción y en muchos casos en un poli consumo. Una de las claves para que un adolescente no caiga en el consumo es que tenga una vida ocupada, que tenga varios grupos de amigo que no se cierren sino que se interrelacionen con gente con diferentes gustos. El deporte y las actividades extraescolares fomentan esas relaciones a la vez que ocupan el tiempo libre, les ayudan a divertirse y les alejan de buscar cómo llenar el rato en el que no están estudiando.

“Es cierto que en ocasiones hay una falta de compromiso por parte de los jóvenes a tirar del carro”, comentaba un enfermo de la federación de la comunidad de Madrid (FACOMA), “sobre todo en cuanto al movimiento asociativo se refiere”. Si eso ocurre es por la falta de identificación que tienen con las asociaciones, imprescindibles para salir de la adicción y realizar terapias. José Tendero, presidente de la Federación de Castilla la Mancha, animaba a “coger el relevo”. “Los jóvenes tenéis una visión diferente de las cosas, hay que aportar esa visión y modernizar el colectivo, no nos podemos estancar, todos tenemos que estar representados”.

Los jóvenes saben que la clave es “colaborar, ayudar, proponer y actuar”. Piensan que es necesario un cambio de la sociedad, que haya una mayor percepción de riesgo sobre las drogas, que eso se trasmita de generación en generación y que se anime y fomente la vida saludable, el ejercicio y las actividades de ocio alternativo. Aunque la clave, según opinan los jóvenes, es la motivación. Ellos son el futuro, por eso la implicación y motivación juegan en el mañana un papel tan importante.

Para más información leer:

Terapia de grupo en una asociación

Terapia de grupo en una asociación

El asociacionismo para la recuperación de los enfermos alcohólicos

Svein FurnesSvein Furnes: “Es importante la sobriedad para uno mismo y para la familia”

cervezaFactores sociales que inducen al consumo de alcohol en jóvenes

La preocupación de los profesionales se deriva de evidencias científicas. El alcohol resulta muy perjudicial en las edades en las que el cuerpo de los adolescentes aún se está desarrollando. Afecta al crecimiento del organismo pero también al cerebro. Los estudios realizados por Susan Tapert  han demostrado que el alcohol interfiere en la formación del cerebro adolescente, y que además reduce un 10% la capacidad de la memoria y recorta la capacidad de aprendizaje. Pero el daño no acaba ahí. Los jóvenes que beben los fines de semana tienen más dificultades a la hora de prestar atención, razonan mucho más despacio, tienen una capacidad de trabajo mucho menor y tienen más dificultades para regular las emociones y tomar decisiones.

La preocupación aumenta por el poli consumo debido a los numerosos efectos secundarios que puede tener sobre le organismo la combinación de psicoactivos, estimulantes, depresores, etc. Pero sobre a causa de la poca percepción de riesgo que existe entre la población, lo que conlleva a que este fenómeno del poli consumo haya aumentado entre los jóvenes en los últimos años de forma considerable.

Las alarmas suenan por algún motivo. Covadonga Riesgo, responsable del centro de documentación e información del Plan Nacional sobre Drogas, explica que aunque solo la mitad de la población española consume alcohol, esta es ya la tercera causa de muerte prematura. “El alcoholismo es la mayor causa de desigualdad social y España dobla el consumo mundial, que solo en Europa ya representa el 40% de la mortalidad cuando sumamos las muertes por alcohol, tabaco y accidentes de tráfico. Estas últimas producidas en muchas ocasiones como consecuencia del consumo al volante”-comenta Riesgo.

Para conocer la situación juvenil es necesario  hacer referencia a la Encuesta Escolar sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias, ESTUDES . Se trata de una investigación que realiza el Plan Nacional sobre Drogas cada dos años. Los datos recogidos en 2010, incluyen una muestra cercana a los 32.000 estudiantes de entre 14 a 18 años, de centros de enseñanzas secundarias de toda España.  En ella se observa que “el consumo de alcohol se mantiene estable entre los escolares, pero aumentan las borracheras. En total 3 de cada 10 de los encuestados reconoce haberse emborrachado alguna vez en el último mes”. Además, del ESTUDES se extraen interesantes datos a analizar relacionados con la igualdad de sexo. Maite Cortés, psicóloga y vicedecana de la Facultad de psicología de la Universidad de Valencia ha contribuido a la elaboración del estudio y explica que  existe una mayor proporción de consumidores entre las chicas en comparación con los chicos y que también hay un mayor porcentaje de chicas que de chicos que se emborrachan. Aunque, los chicos consumen alcohol con mayor frecuencia”.

Sin embargo, no todos los jóvenes tienen una actitud pasiva, muestra de ello son movimientos activistas como el 15M, fomentado por una masa juvenil preocupada por el futuro y la situación económica y política del país. O el caso de la Plaza Tahir, en El Cairo, Egipto, donde numerosas congregaciones de personas han sido posibles gracias al poder de las redes sociales, utilizadas en gran parte por jóvenes. Sin dejar de mencionar el movimiento #132  de México, que denuncian el abuso de los medios de comunicación dominados por un gobierno que calla realidades. “Cuando los medios callan, nosotros lo gritamos”  es su lema.

 Los jóvenes no han perdido los valores ni tienen falta de iniciativa, tan solo es imprescindible que exista una motivación que les haga movilizar a las masas y querer formar parte de algo. “¿Por qué sino iban los jóvenes a asistir a un seminario sobre alcohol y jóvenes un sábado entero? El mismo día que juega la selección española” –planteaba Romero en el encuentro celebrado en Almansa el pasado 16 de junio y organizado por la Federación de Alcohólicos Rehabilitados de España.

Los jóvenes opinan que hay poco ocio alternativo a salir de fiesta los fines de semana. Los que reunieron en Almansa eran en su mayoría rehabilitados que han vivido en primera persona el calvario de caer en una adicción y en muchos casos en un poli consumo. Una de las claves para que un adolescente no caiga en el consumo es que tenga una vida ocupada, que tenga varios grupos de amigo que no se cierren sino que se interrelacionen con gente con diferentes gustos. El deporte y las actividades extraescolares fomentan esas relaciones a la vez que ocupan el tiempo libre, les ayudan a divertirse y les alejan de buscar cómo llenar el rato en el que no están estudiando.

“Es cierto que en ocasiones hay una falta de compromiso por parte de los jóvenes a tirar del carro”, comentaba un enfermo de la federación de la comunidad de Madrid (FACOMA), “sobre todo en cuanto al movimiento asociativo se refiere”. Si eso ocurre es por la falta de identificación que tienen con las asociaciones, imprescindibles para salir de la adicción y realizar terapias. José Tendero, presidente de la Federación de Castilla la Mancha, animaba a “coger el relevo”. “Los jóvenes tenéis una visión diferente de las cosas, hay que aportar esa visión y modernizar el colectivo, no nos podemos estancar, todos tenemos que estar representados”.

Los jóvenes saben que la clave es “colaborar, ayudar, proponer y actuar”. Piensan que es necesario un cambio de la sociedad, que haya una mayor percepción de riesgo sobre las drogas, que eso se trasmita de generación en generación y que se anime y fomente la vida saludable, el ejercicio y las actividades de ocio alternativo. Aunque la clave, según opinan los jóvenes, es la motivación. Ellos son el futuro, por eso la implicación y motivación juegan en el mañana un papel tan importante.

Para más información leer:

Terapia de grupo en una asociaciónEl asociacionismo para la recuperación de los enfermos alcohólicos

Svein FurnesSvein Furnes: “Es importante la sobriedad para uno mismo y para la familia”

cervezaFactores sociales que inducen al consumo de alcohol en jóvenes

 

 

The following two tabs change content below.
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy y el periódico 'Aquí en Alcoy'. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Mireia Pascual Mollá
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy y el periódico 'Aquí en Alcoy'. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.
Next Article:

0 %

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies