• Home »
  • Actualidad »
  • Las personas con problemas de adicción son especialmente vulnerables a nivel socio económico y sanitario ante la crisis de la COVID 19

Las personas con problemas de adicción son especialmente vulnerables a nivel socio económico y sanitario ante la crisis de la COVID 19

P.H. JAÉN

Ante la nueva realidad a la que nos enfrentamos a causa de la pandemia en nuestro país y con motivo de la celebración del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, el próximo viernes 26 de junio, Proyecto Hombre presenta los datos sobre el perfil de personas usuarias que atienden en sus centros residenciales y programas ambulatorios y los datos sobre cómo ha afectado, cómo se han adaptado y cuáles son los retos durante la crisis de la COVID 19.

Proyecto Hombre durante la crisis COVID 19

Durante la pandemia los centros residenciales mayoritariamente no han estado afectados por el Covid-19. 8 trabajadores/as sobre 1.129 (0,7%) y 26 personas usuarias de 6.014 tratadas durante el confinamiento (0,4%) dieron positivo en los Centros Proyecto Hombre de toda España. En total, Proyecto Hombre ha seguido atendiendo a más de 6.014 personas usuarias durante los meses de confinamiento y más de 4.589 familias. Además, durante este período, Proyecto Hombre ha aportado una respuesta adaptada a la nueva realidad y para ello implementamos medidas específicas en sus centros repartidos en toda España. 732 personas han sido atendidas en recursos residenciales y 5.282 han continuado su tratamiento telemáticamente, bien en grupos de ayuda, bien en tratamiento individual, durante el confinamiento.

Se han mantenido abiertos la mayoría de recursos residenciales donde 310 trabajadoras y trabajadores de Proyecto Hombre han continuado el trabajo en los mismos, siempre contemplando todas las medidas de higiene y de seguridad necesarias; también poniendo en riesgo su salud y la de los suyos. En total, más de 600 trabajadores/as han continuado su trabajo telemáticamente a las personas con problemas de adicciones y sus familias. Por otro lado, prácticamente todos los centros han contado con los equipos de protección necesarios gracias a las colaboraciones solidarias tanto privadas como públicas.

Colectivo vulnerable a nivel socio económico y sanitario

Como servicio social y sanitario que atiende a un colectivo diverso, que incluye tanto personas consumidoras de diferentes sustancias, como adictas al juego online o a sus familiares, Proyecto Hombre destaca la importancia de tener en cuenta que se trata de un colectivo vulnerable a nivel socio económico y sanitario y es por ello necesario prestar una especial atención por parte de las administraciones, instituciones y sociedad en general. Además, es necesario resaltar el papel de las familias, ya que ellas son elementos claves en el proceso de tratamiento, en especial aquellas que tienen hijos con problemas comportamentales. Por ejemplo, durante el periodo de confinamiento se han mantenido entrevistas con ellas telemáticamente. Proyecto Hombre hace incidencia en la diferenciación del colectivo que atiende porque tiene unas necesidades especiales, vinculadas a su problemática de adicciones y su entorno socio sanitario, que es necesario atender. Para dar respuesta y una buena atención es necesario seguir contando con los recursos necesarios con los que abordar esta problemática. Jesús Mullor, presidente de la Comisión de Evaluación, que ha llevado a cabo el Informe del Observatorio 2019 destaca su importancia: “Se trata de un informe que llevamos realizando desde 2012 de forma ininterrumpida. Un año más se vuelve a mostrar una radiografía del perfil de los usuarios de Proyecto Hombre, un estudio de calidad con datos de más de 3.000 personas, donde cabe destacar el perfil de vulnerabilidad de las personas atendidas.” Alfonso Arana, presidente de Proyecto Hombre pone de relieve el nivel de experiencia de los trabajadores y trabajadoras, “contamos con profesionales y expertos con gran experiencia y compromiso, que están siendo capaces de afrontar, adaptarse a los cambios y dar continuidad al tratamiento de las personas usuarias.” Por otro lado, la organización Proyecto Hombre llama la atención, en relación al perfil de personas usuarias, sobre cómo las mujeres siguen siendo las más perjudicadas, mayor dependencia económica de sus parejas o familia y más cargas familiares.

En relación a las demandas de las personas usuarias, cocaína, alcohol y cannabis ha continuado siendo las principales sustancias por las que se ha demandado tratamiento durante la crisis COVID 19, aunque el 22% de los Centros de Proyecto Hombre se refieren al juego patológico como una de las primeras causas de demanda. Por todo esto, Elena Presencio, directora de la Asociación Proyecto Hombre, afirma que “la prevención sigue siendo herramienta clave para seguir trabajando en el ámbito de las adicciones en los programas, sobre todo, en el ámbito familiar y escolar. Por lo tanto, la prevención no puede verse resentida por la situación de crisis, como ha sucedido en otras situaciones. No podemos dar pasos atrás”.