Las mitocondrias no ayudan a hacer la declaración de la renta

Un alumno entra a clase, se sienta en su pupitre y mantiene con el sistema educativo el siguiente intercambio:

59c

Fuente: Knowyourmeme

A: “¿Qué son los impuestos y cómo los pago?.”

S.E.: “No temas, para eso estás aquí… La mitocondria es la central eléctrica de las células.”

Alrededor de este meme que en “años de internet” podríamos datar de la prehistoria, me gustaría que girara mi argumentación, si bien pidiendo disculpas al primero que posteó tan ácido comentario ya que en un afán de protagonismo miles postearon dicho meme jurando ser los primeros, lo cual me ha impedido llegar a su origen. Aviso, si, voy a caer en todos los clichés habidos y por haber que hayamos podido escuchar en las aulas, pero es por una buena causa. Y una vez dicho esto, comencemos.

¿Cuántas veces hemos podido escuchar en las aulas la frase de “Profe, y eso para qué me va a servir a mi…”? ¿Quién no está viendo en su memoria al compañero o compañera más beligerante poner en tela de juicio la aplicabilidad de los orbitales s, p, d y f a la hora de elegir una hipoteca, los silogismos a la hora de aparcar o por qué “durante” y “mediante” tienen que ir detrás de “tras” y en qué me va a ayudar a mi si lo que quiero es ser encofrador o peluquero? Y mi favorita, “Paso de estudiarla, es una lengua muerta, ¿con quién la voy a hablar?. Más allá del surrealismo del último párrafo, recapacitemos, ¿por qué no hay ninguna asignatura (salvo probablemente filosofía, psicología y las declinaciones del latín) que ayuden de forma directa a los alumnos fuera del ámbito laboral?.

¿Profe, por qué hacienda me pide 5.000€? ¿Por qué nadie me avisó de que podía pagar más cada mes? ¿Si ahora no tengo el dinero voy a la cárcel? ¿Vale, pago la deuda fraccionada, pero cómo hago que no vuelva a pasar?. ¿Saben lo peor? que jamás creo que se haya dado una conversación similar en un aula de entre 1º de primaria y 2º de Bachiller, eso es lo triste.

Pero volviendo a nuestro ámbito. Los alumnos con una psique más desarrollada, los de la Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, no reciben en su horario escolar formación básica para desenvolverse con moderada (ya no digo gran) soltura por los bosques de la burocracia a la que todos nos habremos de enfrentar en nuestras vidas.

Es imposible adecuar este tipo de enseñanzas a los alumnos que tienen entre 6 y 12 años, pero la idea que quiero transmitir es similar. Mientras que nuestros jóvenes no reciben una formación útil y que con toda seguridad todos y cada uno de ellos emplearán en su vida, de igual forma, cuando más maleable es la emocionalidad y mayor plasticidad cerebral se observa en las personas, en ese momento es cuando se debería de tratar el desarrollo emocional y personal de los alumnos de cara al futuro.

Así pues, resumiendo y reformulando querría enunciar lo siguiente: Dejamos de lado grandes áreas de conocimiento práctico para la vida en sociedad cuando los alumnos están desarrollados para aprehenderlas. De igual modo, dejamos de lado grandes áreas de desarrollo emocional y personal cuando los alumnos son más proclives a su interiorización.

Actualmente, en la Educación Primaria regida por la LOMCE y el Real Decreto 126, y el resto de Decretos, Órdenes y demás concreciones que terminan haciendo que llegue un buen producto (y muy concretado, se lo dice un opositor) al alumno. En este amplio marco se contemplan las asignaturas troncales, las de específicas y las de libre configuración, que en orden de aparición serían aquellas más o menos descritas por el estado y a la izquierda, más tenidas en cuenta por las instituciones autonómicas y demás. Pues bien, ni una se encarga de nuestro tema, de la formación emocional, de cómo preparar para el miedo, preparar para el rechazo, preparar para ser coherente con uno mismo y no claudicar por un momento pasajero de tristeza…

Bien, nadando en estos marcos legales me encuentro como mi compañero beligerante… pero esta vez con 7 años y preguntándole a mi profe: “Profe, profe… ¿Por qué nadie desde el Gobierno Central hasta nuestra Comunidad Autónoma quiere enseñarme a no dar mi brazo a torcer sólo por tener miedo a no caer bien?”

The following two tabs change content below.
avatar

Miguel Martinez Notivol

Licenciado en Magisterio de Educación Primaria por la Universidad de Zaragoza y Graduado en Psicología por el itinerario de Psicología Educativa
avatar

Latest posts by Miguel Martinez Notivol (see all)