La terapia online

La revolución tecnológica ha permitido que en pocos años la sociedad se haya tenido que  acostumbrar a depender de los ordenadores para trabajar diariamente. Y las nuevas tecnologías han permitido que se avance de modo muy rápido en campos muy diferentes y que a la fuerza muchos de ellos hayan tenido que modernizarse. Prácticamente todos los trabajos requieren ya de un ordenador para hacer una factura, elaborar un informe, recetar, poner notas o escribir una información a tiempo real. Y la psicología y el tratamiento de las adicciones no se queda atrás en esta necesidad de modernización.

Una sesión de tearapia online / Imagen cedida por WebPsicólogos

Una sesión de tearapia online / Imagen cedida por WebPsicólogos

Aunque ya han pasado unos años (publicado en 2002) desde la publicación del artículo ‘Las nuevas tecnologías en la terapia cognitivo-conductual: una revisión’, cabe destacar que muchos terapeutas siguen mostrando cierta oposición a la utilización de las nuevas tecnologías como herramienta en el tratamiento del paciente. Ya en aquel lejano 2002 se desprendía tras la revisión de múltiples artículos que “las nuevas tecnologías como elemento terapéutico son tan eficaces como los tratamientos cognitivo-conductuales tradicionales” y defiende esta afirmación en base a la siguiente tesis: No se trata de un modo distinto de intervención sino que se aplican los mismos tratamientos mediante un formato diferente. Tras el estudio y la comprobación de que la efectividad del tratamiento era la misma, los autores se preguntaban a qué era debido que siguiesen sin utilizarse. Ellos mismos respondían sus dudas: La resistencia al cambio propia del ser humano, que vean a las nuevas tecnologías como una amenaza que llegue algún día a sustituir parte o la totalidad de su trabajo, el desconocimiento de cómo aplicar las nuevas tecnologías a la psicología y que vean que si el resultado es el mismo se apliquen o no las tecnologías, opten por la opción que ya conocen y manejan a la perfección.

Según un artículo publicado en la Revista Virtual de la Universidad de Carolina del Norte y titulado ‘Reflexión sobre cómo los psicólogos perciben las intervenciones psicológicas online’:

 “Las transformaciones más representativas instauradas por internet son la facilidad y rapidez para comunicarnos, y la disponibilidad de grandes cantidades de información” y esto que ha afectado al modo de relacionarse y comunicarse entre seres humanos de todo el mundo, evidentemente también ha influido en el modo de tratamiento psicológico. Y como toda evolución, implica una serie de cambios sociales que causan dos actitudes. Por un lado, las que eran mayoría hace doce años cuando se publicó el artículo al que hacíamos referencia en líneas anteriores, que no acaban de ver necesaria la aplicación o incluso que lo veían (y en algunos casos lo siguen viendo con indiferencia). Y por otro, los que están de acuerdo y lo aplican, como es el caso de los tres componentes de WebPsicólogos, a los que vamos a utilizar como ejemplo.

La calidad de las intervenciones online mantiene el mismo nivel de excelencia que las sesiones presenciales

Javier Romero, Sira Sánchez e Isabel Serrano forman WebPsicólogos, un proyecto de intervención psicológica online y presencial con dos sedes, Albacete y Murcia. Isabel Serrano, es la encargada del tema de la prevención de drogas y la rehabilitación de las personas y familias con problemas de adicción, y ejerce además de psicóloga en la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados/y otras adicciones de Albacete y sus Familiares (ARALBA). Serrano explica que la terapia online es una modalidad más que se ofrece desde Webpsicólogos. “Una vez que la persona ha contactado con nosotros (teléfono, email) y, en función de su motivo de consulta, necesidades y circunstancias, valoramos la posibilidad de que su tratamiento sea presencial u online”, comenta. La herramienta que utilizan es Skype, una plataforma de videoconferencia, aunque se sirven de otros programas para compartir, documentos, escritorio, presentaciones, etc. “Se cierra día y hora para la videoconferencia, y a lo largo de las sesiones se trabaja exactamente lo mismo que en la modalidad presencial y con la misma estructura”, asegura. La calidad de las intervenciones online mantiene el mismo nivel de excelencia que las sesiones presenciales, garantizando la privacidad y confidencialidad en todo momento, rigiéndose por el Código Deontológico.

Equipo de WebPsisólogos trabajando / Imagen cedida

Equipo de WebPsisólogos trabajando / Imagen cedida

Como apoyo a lo online y presencial, la utilización de los emails a lo largo de las sesiones da continuidad a la intervención, ya que entre sesión y sesión pueden tener la facilidad de escribir un email cuando se sienten mal, cuando tienen alguna duda o cuando necesitan comentar algo sin tener que esperar a la siguiente cita: “Todo esto también permite que nuestra intervención sea cercana, que dispongamos de datos recientes para ir planificando las nuevas sesiones y que las personas tengan la sensación de acompañamiento a lo largo del tratamiento/asesoramiento”.

Desde que pusieron en marcha la modalidad online hace ahora un año aproximadamente, han contactado a través de las múltiples plataformas (email, chat, redes sociales) más de mil personas. Serrano ve más ventajas que inconvenientes: “La comodidad, la flexibilidad y el anonimato, por ejemplo. Muchos de los que optan por esta modalidad lo hacen por dificultad de horarios para asistir a terapia presencial, personas que viven en el extranjero y se sienten más cómodos expresándose en su lengua nativa para tratar temas psicológicos, y también, personas que iniciando la presencial en Albacete y Murcia, una vez que nos ponen cara y nos conocen, optan por dicha modalidad”, argumenta. Aunque para realizar una terapia online es necesario disponer de un ordenador, tablet o móvil, tener conexión a internet y algún conocimiento mínimo de informática; por lo que no todo el mundo está preparado y puede hacerlo.

El 40% de las sesiones semanales de este equipo de psicólogos son mediante terapia online, sin contar las consultas vía correo electrónico que son las más solicitadas.

Serrano lo tiene claro: “La realidad nos dice que la Psicología ha de adaptarse al avance tecnológico, al igual que la medicina, la cual tiene nuevos medios derivados de ese avance y nos resultaría extraño que no fueran empleados. La Psicología como ciencia es algo que se mueve, no es algo estático sin cambios, sino que el dinamismo de la disciplina ha de ir acorde con los nuevos tiempos. No olvidemos que la Psicología es la ciencia del comportamiento humano que interviene con las personas, por lo que adaptarse a los medios que estas emplean es un objetivo básico”.

terapi online en adicciones

The following two tabs change content below.
Mireia Pascual Mollá
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Coordinadora de la campaña #RompeElEstigma. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy, El Gratis y Hoja del Lunes. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Vocal de la Junta de la Asociación de la Prensa de Alicante y miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.