La red asistencial en drogodependencias de la Comunidad Valenciana a debate

La sociedad científica Socidrogalcohol organizó ayer en Valencia desde su delegación de la Comunidad Valenciana la XI Jornada Autonómica. Durante la tarde los asistentes pudieron recibir formación sobre entrevista motivacional de la mano de la psicóloga Ana Barrachina como herramienta indispensable en el tratamiento de las adicciones por parte de los profesionales y sobre los nuevos avances entorno a la Hepatitis de la mano del médico internista Miguel García Deltoro. La última mesa sirvió para conocer la situación actual de la red asistencial en drogodependencias de la región.

El debate contó con una representación de los principales recursos de la red: las Unidades de Conductas Adictivas, las Unidades de Prevención Comunitaria en Conductas Adictivas, Comunidades Terapéuticas, la UNAD y Proyecto Hombre, así como la administración pública representada por MªJesús Mateu, jefa del servicio de Gestión de Drogodependencias de la Dirección General de Asistencia Sanitaria.

Mateu fue la encargada del arranque del debate con la puesta sobre la mesa de las principales apuestas por parte de la administración. Aseguró que la Comunidad Valenciana cuenta con una potente red asistencial en drogodependencias, algo con lo que coincidían todos los participantes en el debate  dado que la situación de la comunidad no sucede en otros territorios de España: “Hemos mantenido los niveles de asistencia que había antes de la crisis y ahora estamos intentando mejorarlo”. Se ha pasado de 68 Unidades de Conductas Adictivas a 81 y se han incrementado el número de plazas en comunidades terapéuticas pasando de 178 a 193, además de aumentar en 12 el número de plazas en viviendas de apoyo. Los nuevos retos que afronta la administración son: la homogeneización en actuaciones de prevención selectiva e indicada, el trabajo en un modelo de intervención asistencial a menores y la elaboración de una guía de intervención en casos de violencia de género. Además de continuar con la elaboración del 4º Plan Estratégico, los cursos de formación para la Policía Local y empezar con la prevención laboral.

Fuente: Inauguración de la Jornada Autonómica de la Comunidad Valenciana de Socidrogalcohol / InD

 Inauguración de la Jornada Autonómica de la Comunidad Valenciana de Socidrogalcohol / InD

Teresa Orengo en representación de las Unidades de Conductas Adictivas destacó el acierto de que estas unidades se incluyeran en la sanidad pública y red asistencial porque esto ha contribuido a disminuir el estigma de los pacientes con trastorno adictivo: “Partiendo de esta base, estamos en el momento de mejorar”, explicó. Destacó la necesidad de que cada uno de estos recursos cuente con trabajadores sociales: “La labor de reinserción que hacen es imprescindible y gran parte de las UCAs no cuenta con un trabajador social”. También habló de la necesidad de pagar adecuadamente los recursos concertados, la indispensable necesidad de formación como obligación de la administración para poder así capacitar mejorar a las personas que trabajan en la red asistencial, una mayor flexibilidad para presentar programas o atender a perfiles diferentes y la necesidad de integrar a los pacientes comórbidos (que presentan a la vez  trastornos mentales y un trastornos adictivos).

José Gisbert, en representación de las Unidades de Prevención Comunitaria en Conductas Adictivas (UPCCA) destacó el gran acierto de ser un recurso tan cercano a la población. Habló, sin embargo, de la necesidad de que las personas que trabajen en este recurso cuenten con un grado importante de especialización, por lo que reclama de nuevo formación por parte de la administración. Gisbert defendió la necesidad de que todas la UPCCAs tengan acceso a todos los centros escolares para poder ejercer la prevención de la mejor manera posible: “Nuestro trabajo es un trabajo de calle no de despacho y a veces la carga administrativa dificulta esta labor”.

José Vicente Palomares trató acerca de las Comunidades Terapéuticas y demandó una mayor coordinación con la administración en el caso de perfiles nuevos que se salen del perfil habitual, una apuesta por tratar a las personas que presentan además problemas de salud mental y la elaboración de una guía de pautas de actuación ante mujeres consumidoras que además han sido víctimas de maltrato.

Paco López, como secretario de la UNAD, habló desde la perspectiva del tercer sector. Criticó de una forma dura la actitud ‘automasoquista’ de este colectivo que se ha dejado comprar por la administración perdiendo así la esencial reivindicativa. Destacó de forma muy negativa la ley de subvenciones y la relación muy negativa con la administración en la que se ha adelantado el trabajo y el dinero. López recalcó la necesidad de que el tercer sector tenga independencia y financiación propias junto con una coordinación más flexible con la administración. Explicó que detecta varias necesidades: qué hacer con las personas que salen de prisión y son drogodependientes crónicos, trabajar en mejorar los medios para abordar las adicciones sin sustancia, mejorar la integración laboral de las personas con trastorno adictivo y sobretodo centrarse en la reeducación de los hombres en nuevas masculinidades para poder combatir la violencia contra la mujer.

Debate / InD

Debate / InD

El último turno fue para Félix Rueda de Proyecto Hombre quien destacó la magnífica red asistencial que hay en la comunidad: “Si hay colaboración, esta siempre es mejorable pero todos escuchamos a todos y estamos en una red con mucha experiencia y pionera en muchas cosas y esto hay que valorarlo”. Criticó que en ocasiones se pierde la visión de los social pero destacó que todas las personas que trabajan en drogodependencias tienen en común los valores, algo esencial en este trabajo. Demandó más investigación para que pueda redundar en una mejor atención e inserción.

En definitiva el encuentro sirvió para analizar las principales carencias de la red, destacando que, sin embargo es una de las mejores construidas en el territorio español. Los participantes del debate coinciden en la necesidad de mejorar la coordinación con la administración y entre los distintos recursos, que la administración apueste por la formación de los profesionales que trabajan en la red, que se trabaje también en la perspectiva de género y a las acciones contra la violencia contra la mujer y que se tenga en cuenta de la necesidad de coordinarse y trabajar con los pacientes con trastorno mental.