La labor de prevención de Controla Club en los espacios de ocio nocturno

Controla_Club4El verano es una época para experimentar. El buen tiempo y la mayor disponibilidad de tiempo libre por parte de los jóvenes lo convierten en un periodo perfecto para vivir nuevas experiencias. Los primeros amores, las primeras fiestas nocturnas, las primeras salidas en grupo con los amigos… muchas veces se producen en esta época del año. Y lo mismo ocurre con los primeros contactos con el alcohol y otras sustancias. “El verano y las navidades son las dos épocas en que se producen los primeros consumos de alcohol, los primeros contactos con drogas ilegales, en fin, en el que esta peligrosidad se hace más patente”, comenta Juan Barcala, director de proyecto de Controla Club, ONG que realiza programas de prevención, concienciación ciudadana y drogodependencias en lugares de ocio nocturno entre otros espacios.

Controla_Club4El verano es una época para experimentar. El buen tiempo y la mayor disponibilidad de tiempo libre por parte de los jóvenes lo convierten en un periodo perfecto para vivir nuevas experiencias. Los primeros amores, las primeras fiestas nocturnas, las primeras salidas en grupo con los amigos… muchas veces se producen en esta época del año. Y lo mismo ocurre con los primeros contactos con el alcohol y otras sustancias. “El verano y las navidades son las dos épocas en que se producen los primeros consumos de alcohol, los primeros contactos con drogas ilegales, en fin, en el que esta peligrosidad se hace más patente”, comenta Juan Barcala, director de proyecto de Controla Club, ONG que realiza programas de prevención, concienciación ciudadana y drogodependencias en lugares de ocio nocturno entre otros espacios.

Así, la importancia de organizaciones como Controla Club radica en que su labor de prevención y de concienciación sobre el uso de drogas es precisamente a pie de calle, entre los jóvenes y usuarios de ocio nocturno. De esta manera, el objetivo de esta organización es, como indica Barcala “dar información sobre los peligros y sobre las sustancias para que sean los propios chavales los que tomen sus propias decisiones. No se trata de prescribir lo que tienen que hacer” sino de darles una información de calidad para que ellos mismos sean quienes tomen sus propias decisiones. En este sentido, Controla Club propone un consumo responsable, aunque también pretende erradicar algunas prácticas muy peligrosas para la salud como, por ejemplo, el binge drinking. Igualmente, el personal de esta organización también se encarga de dar consejos para que la fiesta siempre acabe bien. Por este motivo, han creado el Manual para salir de fiesta controlando que recoge una serie de indicaciones a tener en cuenta para reducir los riesgos de las salidas nocturnas. Además de en las zonas de ocio, su presencia se extiende a redes sociales, zonas turísticas, fiestas populares, conciertos y festivales de música, grandes superficies comerciales, centros sociales y de información juvenil y centros de enseñanza secundaria donde llevan a cabo charlas sobre prevención. Asimismo, también realizan campañas publicitarias en prensa, radio y televisión. “Intentamos cubrir estratégicamente con todos los medios”, apunta Barcala.

Por otro lado, el director de proyectos de Controla Club valora de forma positiva la recepción de este tipo de información por parte de la gente en los lugares de ocio, aunque, a priori pueda pensarse que, en este contexto, no les podría interesar. “Hay que tener en cuenta que los jóvenes de hoy en día no son los jóvenes de finales de los 90, por ejemplo, gente que tenía una desinformación total sobre las sustancias, una falta de percepción de los riesgos terrible. Los jóvenes de hoy en día son jóvenes que tienen mucha más información, que se interesan más por estos temas”, explica. Además, considera que una prevención continuada sí tiene efectos positivos en la población juvenil pero ha de hacerse del modo acertado: “Cuando machacas a los jóvenes con mensajes positivos y lo haces adecuadamente, es decir, utilizando su propio lenguaje, con mensajes que ellos no vean de una manera muy prescriptiva y muy de ‘oye, pues tú tienes que hacer esto porque lo digo yo’ sino que les das los razonamientos, lo dices de una manera atractiva, pues parece que los jóvenes sí que van adoptando los mensajes”. Desde Controla Club se llevan a cabo dos tipos de acciones en las zonas de ocio nocturno: se coloca un stand estático en el que se ofrece información y, además, el personal de la ONG realiza un recorrido itinerante para hablar con los jóvenes. Además, aprovechan estas actividades para llevar a cabo estudios de carácter psicosocial, principalmente entre la población de la Comunidad Valenciana que es donde esta ONG tiene su sede y donde llevan a cabo su acción prioritariamente. Sin embargo, esta organización no realiza análisis de sustancias.

Las campañas de Controla Club

Nacida al amparo de la campaña Si te pasas te lo pierdes, algunas de las
eapelogoizq campañas que Controla Club ha desarrollado a lo largo de sus más de 15 años de existencia son las siguientes:

  • Con la coca no te rayes: nacida en la primera mitad de las década de 2000 con el auge de los consumos de la cocaína.
  • Historias del botellón: surgida con la expansión de la práctica del botellón, se encarga de abordar los consumos abusivos de alcohol producidos en la vía pública.
  • Diviértete sin molestar: que trata de concienciar sobre los problemas y molestias que se pueden generar en los lugares de ocio nocturno.
  • Piensa mientras bailas: se orienta a conseguir un ocio responsable dentro de las discotecas.
  • El alcohol puede esperar: dirigida a retrasar el consumo de alcohol en los más jóvenes.
  • Servicio responsable: dirigida a involucrar a los sectores hostelero y recreativo en la consecución de un ocio de calidad y responsable.

 

Así, la importancia de organizaciones como Controla Club radica en que su labor de prevención y de concienciación sobre el uso de drogas es precisamente a pie de calle, entre los jóvenes y usuarios de ocio nocturno. De esta manera, el objetivo de esta organización es, como indica Barcala “dar información sobre los peligros y sobre las sustancias para que sean los propios chavales los que tomen sus propias decisiones. No se trata de prescribir lo que tienen que hacer” sino de darles una información de calidad para que ellos mismos sean quienes tomen sus propias decisiones. En este sentido, Controla Club propone un consumo responsable, aunque también pretende erradicar algunas prácticas muy peligrosas para la salud como, por ejemplo, el binge drinking. Igualmente, el personal de esta organización también se encarga de dar consejos para que la fiesta siempre acabe bien. Por este motivo, han creado el Manual para salir de fiesta controlando que recoge una serie de indicaciones a tener en cuenta para reducir los riesgos de las salidas nocturnas. Además de en las zonas de ocio, su presencia se extiende a redes sociales, zonas turísticas, fiestas populares, conciertos y festivales de música, grandes superficies comerciales, centros sociales y de información juvenil y centros de enseñanza secundaria donde llevan a cabo charlas sobre prevención. Asimismo, también realizan campañas publicitarias en prensa, radio y televisión. “Intentamos cubrir estratégicamente con todos los medios”, apunta Barcala.

Por otro lado, el director de proyectos de Controla Club valora de forma positiva la recepción de este tipo de información por parte de la gente en los lugares de ocio, aunque, a priori pueda pensarse que, en este contexto, no les podría interesar. “Hay que tener en cuenta que los jóvenes de hoy en día no son los jóvenes de finales de los 90, por ejemplo, gente que tenía una desinformación total sobre las sustancias, una falta de percepción de los riesgos terrible. Los jóvenes de hoy en día son jóvenes que tienen mucha más información, que se interesan más por estos temas”, explica. Además, considera que una prevención continuada sí tiene efectos positivos en la población juvenil pero ha de hacerse del modo acertado: “Cuando machacas a los jóvenes con mensajes positivos y lo haces adecuadamente, es decir, utilizando su propio lenguaje, con mensajes que ellos no vean de una manera muy prescriptiva y muy de ‘oye, pues tú tienes que hacer esto porque lo digo yo’ sino que les das los razonamientos, lo dices de una manera atractiva, pues parece que los jóvenes sí que van adoptando los mensajes”. Desde Controla Club se llevan a cabo dos tipos de acciones en las zonas de ocio nocturno: se coloca un stand estático en el que se ofrece información y, además, el personal de la ONG realiza un recorrido itinerante para hablar con los jóvenes. Además, aprovechan estas actividades para llevar a cabo estudios de carácter psicosocial, principalmente entre la población de la Comunidad Valenciana que es donde esta ONG tiene su sede y donde llevan a cabo su acción prioritariamente. Sin embargo, esta organización no realiza análisis de sustancias.

Las campañas de Controla Club

Nacida al amparo de la campaña Si te pasas te lo pierdes, algunas de laseapelogoizq campañas que Controla Club ha desarrollado a lo largo de sus más de 15 años de existencia son las siguientes:

  • Con la coca no te rayes: nacida en la primera mitad de las década de 2000 con el auge de los consumos de la cocaína.
  • Historias del botellón: surgida con la expansión de la práctica del botellón, se encarga de abordar los consumos abusivos de alcohol producidos en la vía pública.
  • Diviértete sin molestar: que trata de concienciar sobre los problemas y molestias que se pueden generar en los lugares de ocio nocturno.
  • Piensa mientras bailas: se orienta a conseguir un ocio responsable dentro de las discotecas.
  • El alcohol puede esperar: dirigida a retrasar el consumo de alcohol en los más jóvenes.
  • Servicio responsable: dirigida a involucrar a los sectores hostelero y recreativo en la consecución de un ocio de calidad y responsable.