La interacción entre violencia de género y adicción

Patricia Martínez Redondo con las aportaciones y colaboración de Miriam Vázquez, directora del recurso 

Espai AriadnaEn noviembre de 2013 nacía el “Espai Ariadna – Saliendo del Laberinto” : una iniciativa de Fundación Salud y Comunidad (FSC) para dar respuesta a las necesidades del tratamiento residencial detectadas derivadas de la intersección de las problemáticas de la violencia de género y la adicción en las mujeres y sus hijos e hijas.

Así expresado, en un párrafo, parece fácil; podríamos decir que incluso obvio. Pero no lo es tanto. Espai Ariadna sigue siendo, a día de hoy, una “rara avis” en el panorama del tratamiento de drogodependencias, o en la red de atención a mujeres que sufren violencia en la pareja y, ¡ojo!: otras violencias de género (también a día de hoy parece que siga siendo necesario aclarar que violencia de género es toda violencia hacia las mujeres por el hecho de “serlo”, de ser leídas cuerpo mujer; que el género expresa la razón de esa violencia: una desequivalencia estructural…)

Es lo que le hace un recurso tan especial o digno de consideración, que parte de una realidad más que detectada: el elevado porcentaje de mujeres en las que se da la interacción entre violencia de género y adicción (la violencia de género incluye: maltrato en la pareja, abusos sexuales, violaciones, etc.), y que siguen sin encontrar una atención específica a la interacción entre esas dos problemáticas. Interacción, no un problema principal y otro secundario, o uno a abordar primero y el otro después. En el Espai Ariadna se presta atención integral a las mujeres (con consumo en activo o no) solas o con sus hijos e hijas que requieren un espacio de intervención integral donde se aborde la situación de violencia y de drogodependencia en un entorno seguro.

La riqueza del proyecto reside en unir esos dos ámbitos; después de casi 15 años poniendo nuestro granito de arena para combatir la violencia contra las mujeres, desde la Fundación Salud y Comunidad hemos apostado por un servicio que refleja el trabajo transversal que se viene haciendo: la violencia la podemos encontrar latente detrás de cualquier problemática social. Esta es nuestra especialidad, la interacción de problemáticas, lo que no se puede clasificar ni podemos ponerle una única etiqueta.

Los orígenes de esta iniciativa se encuentran en la perspectiva de género y el trabajo con drogodependientes, el Proyecto Malva y la colaboración con grupos profesionales. Esto ha desembocado en un recurso que se caracteriza por la flexibilidad y el acompañamiento a las mujeres en su proceso. El objetivo principal es facilitar la toma de conciencia y motivación para el cambio de la situación global de las mujeres tratando al mismo tiempo las dos problemáticas (o más, ya que muchas mujeres llegan también con un diagnóstico desde los servicios de salud mental, por ejemplo). Se persigue, por tanto, proporcionar las herramientas necesarias y acompañar en el proceso de recuperación integral (bio-psicosocial y educativo) de las mujeres atendidas, para lo cual se cuenta con un equipo y perspectiva profesional que está especializada en la doble problemática. Así mismo, Ariadna visibiliza que niños/as y adolescentes son también personas que necesitan una atención específica para su recuperación y prevención.

violencia de género y adiccionesPor último, pero no por ello menos importante: Espai Ariadna se revela como un servicio conector entre las redes de atención a las mujeres, drogas, salud mental, etc.

Después de la experiencia de este año podemos afirmar, con datos objetivos y absoluta convicción, que un recurso como el Espai Ariadna era una necesidad real. Desde que iniciamos este proyecto hemos ido recibiendo derivaciones de diferentes servicios tanto a nivel autonómico como estatal, atendiendo a 21 unidades familiares (mujeres solas o con hijos e hijas) y en estos momentos, el recurso está desde hace unos meses entre un 90 y un 100% de ocupación.

En lo que se refiere al tratamiento hemos de que tener claro que estos procesos de cambio pueden ser largos. Nos encontramos con mujeres que pueden nombrar historias de vida llenas de abusos sexuales y malos tratos en la infancia, abandonos, pérdidas, familias absolutamente patriarcales, diferentes parejas maltratadoras, prostitución forzada… y niños, niñas y adolescentes que también han sufrido todo esto o están muy en riesgo de vivirlo, así como relaciones muy dañadas. A todo esto hay que añadirle situaciones laborales inexistentes y económicas muy precarias, mujeres sin papeles y sin red social. El simple hecho de que puedan nombrar en un espacio seguro, sin ser juzgadas, todo esto hace que se pueda entender la globalidad del problema, empezar a trabajar sobre ello y que las mujeres empiecen a entender qué les sucede, así como trabajar para una motivación al cambio que desemboque en una autoafirmación personal: pueden hacer algo para cambiar su vida y empezar a poner soluciones a sus problemas.

Fundación Salud y Comunidad tiene la firme convicción de que toda mujer tiene derecho a poder acceder a un recurso de acogida para poder protegerse de la violencia de género recibida y tener la oportunidad de recuperarse del daño. Las hijas e hijos de estas mujeres también. Y decimos todas las mujeres: sin exclusión. Así que las mujeres que tienen un problema de consumo de sustancias o adicción no son menos y también tienen ese derecho. Este es el espíritu de Espai Ariadna, un espacio creado para proporcionar un recurso de atención integral a mujeres que de otro modo, se verían transitando de una red a otra y cuando no: desatendidas…

 

Más información: http://fsyc.org/malva

Datos de contacto para derivaciones y asesoramiento:

Teléfono: 629785523

Correo electrónico: dir.espaiariadna@fsyc.org 

016

The following two tabs change content below.
Independientes
Revista especializada en adicciones