La influencia del cine en el consumo de tabaco

tabaco_cine

Es posible que una de las razones que inducen al hábito de fumar o al menos a la experiencia de probarlo, sobre todo en jóvenes, sea al halo de sofisticación, sensualidad, rebeldía y/o poder que envuelve a los fumadores en el mundo cinematográfico.

“Las imágenes de Humphrey Bogart, Lauren Bacall, Bette Davis o James Dean, los puros de Groucho Marx o la sofisticada boquilla de Audrey Hepburn, y el cigarrillo provocador de Sharon Stone, son sólo algunos ejemplos de la presencia del tabaco en el cine de Hollywood” (Casitas, García-García y Barrueco, 2009). Además, el tabaco está ligado a poder, triunfo y glamour, como ocurre con personajes de series como Mad Men, Peaky Blinders, Stranger Things, House of Cards entre otras muchas. Parece que asociamos el tabaco con los actores que admiramos y nos olvidamos de todos los efectos perjudiciales del tabaquismo.

Diversos estudios documentan que los jóvenes que ven fumar en las películas tienen más posibilidades de ser fumadores (Casitas, García-García y Barrueco, 2009). Parece que existe una relación estrecha entre el número de veces que los jóvenes ven estas escenas y la posibilidad de que se inicien en el tabaquismo. Sargent, Stoolmiller y colaboradores (2007) estudiaron la asociación entre el grado de exposición de los adolescentes de 10 a 14 años a escenas de tabaco en las películas y su consumo. Los resultados mostraron que la exposición repetida a escenas en las cuales los actores fuman predice la conversión de un 3% de los adolescentes más jóvenes en fumadores habituales. Además, concluyen que el efecto de la exposición es independiente de la edad y de otros factores importantes, como que amigos y familiares sean fumadores. La conclusión es que los adolescentes que ven más escenas con presencia de tabaco no sólo se encuentran en mayor riesgo de iniciarse como fumadores, sino de continuar y finalmente convertirse en fumadores habituales.

No solo la asociación de características positivas con el tabaco explica los datos como los descritos en el párrafo anterior. En psicología, existe un término denominado “priming” que quizás pueda tener relación con el fenómeno ver escenas de fumadores-querer fumar.
El efecto priming está relacionado con la memoria implícita. Dicha memoria nos ayuda en la realización de una tarea sin que seamos conscientes de que tenemos esa experiencia. Un ejemplo de este aprendizaje implícito se puede observar en personas que han perdido la capacidad de recordar debido a alguna lesión o enfermedad degenerativa. Supongamos que una de estas personas fue pianista profesional y no se acuerda de ello. Sin embargo, si le ponemos un piano delante podrá tocarlo, sin saber cómo lo está haciendo ni poder explicarlo con palabras. Esto es el aprendizaje implícito.

Si extrapolamos el efecto priming a la gran pantalla, se puede concluir que una repetición continua e implícita de escenas de fumadores dejará una huella en nuestro cerebro a modo de pensamientos involuntarios que asociarán el fumar con características positivas que atribuimos a los personajes de películas o series.

A modo de conclusión, es importante señalar que este posible efecto de priming no es inequívoco; no se trata de una relación causal, sino más bien de una teoría que habría que estudiar más a fondo. No por ver películas vamos a ser fumadores, ni por dejar que nuestros hijos vean series van a ir corriendo a por un cigarrillo. Recordemos que existen factores de protección ante el consumo, como son la familia, las actividades incompatibles con el consumo, las relaciones sociales, etc. Además, una buena educación desde casa puede ayudar a que esa asociación de características positivas con el tabaco no se genere, pese a continuar viendo dichas escenas de fumadores.

The following two tabs change content below.
Karen Acuna

Karen Acuna

Psicóloga con gran interés en el ámbito de las adicciones y magíster en Inteligencia Emocional e Intervención en Salud y Emociones
Karen Acuna

Latest posts by Karen Acuna (see all)