La importancia de la ayuda psicológica al combatir una adicción

psicologia

La adicción es un problema de salud que interfiere en tres campos: el biológico, el psicológico y el social. Las consecuencias afectaran, por lo tanto, al propio organismo, con el deterioro de órganos o la aparición de muchas enfermedades somáticas. También se verá afectado el entorno social, una persona con adicción pasará gran parte, o la totalidad de su tiempo, intentando conseguir la sustancia que consume o repetir el comportamiento adictivo (en el caso del juego, por ejemplo), lo que hará que reduzca de forma muy considerable el tiempo que pasa con la familia y con los amigos, al tiempo que disminuye el tiempo dedicado a actividades de ocio que antes solía realizar y le solían gustar. Esto hará que empiece a experimentar problemas de relación con su entorno más cercano, e incluso le llegue a afectar a otras esferas como la laboral. Y en último lugar, la adicción tendrá consecuencias a nivel psicológico. La alteración de la mente y el vacío existencial les llevará a la adicción por acallar emociones o problemas que les generan una frustración que no saben manejar.

Es en este momento es cuando los psicólogos profesionales entran en juego. La psicología es el estudio de la mente. Durante años la psicología ha tenido mala fama entre la población general, que creía que ir al psicólogo era sinónimo de estar loco, sin embargo, a lo largo de los años esta concepción errónea se ha ido modificando. Ir al psicólogo no significa estar loco, sino estar comprometido con uno mismo. La psicología nos puede ayudar a aprender a gestionar mejor una situación, unas emociones, un estado, etc. La psicología se nutre hoy en día de multitud de disciplinas y tiene una importante base científica que la dota de calidad.

El ritmo de vida actual complica mucho la vida de las personas y en ocasiones, les aboca a situaciones difíciles de manejar que complican mucho el bienestar mental. La psicología cobra especial relevancia en la tarea de ayudar a la persona a encontrarse a sí misma. Pero hay que tener claro que un profesional es un guía que utilizará un conjunto de técnicas o métodos para ayudar a resolver problemas. Que sea un guía significa que el trabajo lo debe realizar la propia persona con el acompañamiento profesional, por lo tanto la responsabilidad siempre radica en uno mismo. La terapia consiste en realizar una introspección, que permite a la persona conocerse mejor e ir identificando poco a poco qué cosas no funcionan de un modo correcto.

La adicción tiene mucha relación con la gestión emocional. La sustancia o conducta compulsiva se realiza a causa de una mala gestión emocional en la vida diaria, esa mala gestión lleva a la persona a refugiarse en el consumo o conducta de una forma compulsiva para abstraerse del problema. Y esto dificulta aún más que se gestionen las emociones. Lo que ocurre en realidad es que la situación o el problema no deja de existir y con la adicción se puede llegar a agravar.

The following two tabs change content below.