La familia y el alcoholismo

De repente, uno de los miembros de la familia comienza a mostrarse de manera distinta. Reina la confusión y el temor ante la incertidumbre frente a lo que está pasando. Obviamente, diversas situaciones y problemas pueden modificar la conducta de una persona y, por tanto, influir en el funcionamiento general de la familia. El alcoholismo puede ser uno de estos problemas. Así, a continuación, presentamos una infografía con las reacciones que suele experimentar una familia cuando uno de sus miembros padece esta enfermedad. Saber detectar estas señales es un primer paso para no quedarse atrapado/a dentro de la botella y comenzar a buscar la ayuda profesional que se requiere.

la familia y el alcoholismo