La falta de prevención en los medios, una responsabilidad compartida

Francisco Nuñez-Romero Olmo Subdirector del periódico El Rotativo, doctor en Periodismo y profesor en la Universidad CEU Cardenal Herrera

Francisco Nuñez-Romero Olmo
Subdirector del periódico El Rotativo, doctor en Periodismo y profesor en la Universidad CEU Cardenal Herrera

Cuando se habla de prevención sobre drogodependencias, muchas instituciones públicas y privadas que se dedican a este campo achacan a los medios de comunicación su falta de compromiso con uno de los mayores problemas de salud que tiene España y que, según las encuestas oficiales tanto nacionales como internacionales, colocan a nuestro país a la cabeza del consumo de cocaína en el mundo y de los primeros en consumo de cannabis. Ante esta acusación, todos los periodistas con los que he tenido el gusto de hablar siempre dicen que su labor no es educar a la gente, sino informarla, y que la prevención de las drogodependencias escapa de su terreno.

Francisco Nuñez-Romero Olmo
Subdirector del periódico El Rotativo, doctor en Periodismo y profesor en la Universidad CEU Cardenal Herrera

Cuando se habla de prevención sobre drogodependencias, muchas instituciones públicas y privadas que se dedican a este campo achacan a los medios de comunicación su falta de compromiso con uno de los mayores problemas de salud que tiene España y que, según las encuestas oficiales tanto nacionales como internacionales, colocan a nuestro país a la cabeza del consumo de cocaína en el mundo y de los primeros en consumo de cannabis. Ante esta acusación, todos los periodistas con los que he tenido el gusto de hablar siempre dicen que su labor no es educar a la gente, sino informarla, y que la prevención de las drogodependencias escapa de su terreno.
Según yo lo veo, ninguna de las dos versiones en su vertiente más purista es “correcta”. Según la teoría de la construcción social de la realidad, los medios de comunicación son, por una parte, constructores de la sociedad en la que están insertos, pero, por otra parte, son un reflejo de dicha sociedad. Esto, trasladado al tema de las drogodependencias, nos lleva a que los medios no hacen prevención porque la sociedad no hace prevención, pero, como no la hacen, a la sociedad no le preocupa la prevención. La pescadilla que se muerde la cola.
Pero, ¿es esto cierto? ¿Cómo tratan los medios de comunicación las drogas? Para saberlo, en la Universidad CEU Cardenal Herrera llevamos varios años investigando sobre el tratamiento periodístico de las drogodependencias. En este caso, sólo hablaré del tratamiento que los cuatro grandes diarios nacionales (ABC, El País, El Mundo y La Razón) dieron al alcohol en 2009 y 2010.
Hay una teoría en periodismo que dice que si los medios hablan sobre un tema es porque consideran que ese tema es importante, y así lo percibe la sociedad. Es la teoría de la Agenda Setting. En el caso de las drogas, vemos que en 2009 y 2010 se publicó una noticia sobre drogas el 64% de los días. Esto parece ser que los diarios consideran importante el tema. El más, 1 de cada 6 días, se publicó una noticia sobre alcohol. No está mal.
Sin embargo, ¿de qué se habla cuando se habla de alcohol en los periódicos? Pues se habla, sobre todo, de las consecuencias que tiene el consumo de alcohol sobre la conducción, hay información sobre instituciones que trabajan en la lucha contra las drogodependencias y se habla de ocio. Parece ser que los tres temas principales están bien reflejados: el peligro de consumir alcohol, prevención y cómo se consume alcohol.
Sin embargo, en periodismo hay otra teoría, la teoría del Framing, que dice que los medios te indican sobre qué pensar, pero también cómo enfocar ese tema. En este caso, los principales enfoques que la prensa dio a los temas de alcohol fueron delito y epidemiología. Resumiendo, los medios hablan sobre consecuencias del consumo de alcohol porque, si te pillan conduciendo y bebido, te van a multar; hablan de prevención, pero remarcando que en España se consume mucho, no que consumir mucho puede desencadenar en problemas de salud, y hablan de ocio, pero destacando que cuidado con las multas y cuidado con pasarse, que bebemos demasiado. Desde este punto de vista… la situación no muy halagüeña.
Además, la mayoría de las fuentes que se citan en los textos son políticos, policías y gente de la calle, lo que nos lleva a pensar que quien habla de prevención son los políticos, quien habla de delitos son los policías y quien habla sobre alcohol y ocio es la gente de la calle. Así, es difícil transmitir que consumir alcohol puede suponer un problema para la salud.
Pero, antes dije que no toda la culpa es de los medios. Las instituciones, públicas y privadas, sobre todo estas últimas, hacen labores encomiables en la lucha contra la drogadicción, pero, sin embargo, no aparecen en los medios. ¿Por qué? ¿No es importante o interesante lo que hacen? Sí que lo es. ¿Entonces, por qué no salen?
Pues, desde mi modesto punto de vista, no aparecen porque están tan convencido de que lo que hacen es importante que no se han “molestado” en vender a los medios eso que hacen y esperan que los medios les den voz porque lo que hacen es verdaderamente importante. No les falta razón, pero esa argumentación denota desconocimiento de las rutinas productivas de los medios. Sin profesionales de la comunicación dentro de las instituciones que se dedican a hacer prevención, es muy complicado que dichas instituciones tengan la visibilidad en los medios que realmente se merecen. Sí, realmente se la merecen, per la vida es dura, muy dura, y para los periodistas de hoy, quizá más que para los de ayer.

Más información

Contacto:

HYPERLINK “mailto:fnunez@uch.ceu.es” fnunez@uch.ceu.es
TWITTER: @paco_nro


Según yo lo veo, ninguna de las dos versiones en su vertiente más purista es “correcta”. Según la teoría de la construcción social de la realidad, los medios de comunicación son, por una parte, constructores de la sociedad en la que están insertos, pero, por otra parte, son un reflejo de dicha sociedad. Esto, trasladado al tema de las drogodependencias, nos lleva a que los medios no hacen prevención porque la sociedad no hace prevención, pero, como no la hacen, a la sociedad no le preocupa la prevención. La pescadilla que se muerde la cola.
Pero, ¿es esto cierto? ¿Cómo tratan los medios de comunicación las drogas? Para saberlo, en la Universidad CEU Cardenal Herrera llevamos varios años investigando sobre el tratamiento periodístico de las drogodependencias. En este caso, sólo hablaré del tratamiento que los cuatro grandes diarios nacionales (ABC, El País, El Mundo y La Razón) dieron al alcohol en 2009 y 2010.
Hay una teoría en periodismo que dice que si los medios hablan sobre un tema es porque consideran que ese tema es importante, y así lo percibe la sociedad. Es la teoría de la Agenda Setting. En el caso de las drogas, vemos que en 2009 y 2010 se publicó una noticia sobre drogas el 64% de los días. Esto parece ser que los diarios consideran importante el tema. El más, 1 de cada 6 días, se publicó una noticia sobre alcohol. No está mal.
Sin embargo, ¿de qué se habla cuando se habla de alcohol en los periódicos? Pues se habla, sobre todo, de las consecuencias que tiene el consumo de alcohol sobre la conducción, hay información sobre instituciones que trabajan en la lucha contra las drogodependencias y se habla de ocio. Parece ser que los tres temas principales están bien reflejados: el peligro de consumir alcohol, prevención y cómo se consume alcohol.
Sin embargo, en periodismo hay otra teoría, la teoría del Framing, que dice que los medios te indican sobre qué pensar, pero también cómo enfocar ese tema. En este caso, los principales enfoques que la prensa dio a los temas de alcohol fueron delito y epidemiología. Resumiendo, los medios hablan sobre consecuencias del consumo de alcohol porque, si te pillan conduciendo y bebido, te van a multar; hablan de prevención, pero remarcando que en España se consume mucho, no que consumir mucho puede desencadenar en problemas de salud, y hablan de ocio, pero destacando que cuidado con las multas y cuidado con pasarse, que bebemos demasiado. Desde este punto de vista… la situación no muy halagüeña.
Además, la mayoría de las fuentes que se citan en los textos son políticos, policías y gente de la calle, lo que nos lleva a pensar que quien habla de prevención son los políticos, quien habla de delitos son los policías y quien habla sobre alcohol y ocio es la gente de la calle. Así, es difícil transmitir que consumir alcohol puede suponer un problema para la salud.
Pero, antes dije que no toda la culpa es de los medios. Las instituciones, públicas y privadas, sobre todo estas últimas, hacen labores encomiables en la lucha contra la drogadicción, pero, sin embargo, no aparecen en los medios. ¿Por qué? ¿No es importante o interesante lo que hacen? Sí que lo es. ¿Entonces, por qué no salen?
Pues, desde mi modesto punto de vista, no aparecen porque están tan convencido de que lo que hacen es importante que no se han “molestado” en vender a los medios eso que hacen y esperan que los medios les den voz porque lo que hacen es verdaderamente importante. No les falta razón, pero esa argumentación denota desconocimiento de las rutinas productivas de los medios. Sin profesionales de la comunicación dentro de las instituciones que se dedican a hacer prevención, es muy complicado que dichas instituciones tengan la visibilidad en los medios que realmente se merecen. Sí, realmente se la merecen, per la vida es dura, muy dura, y para los periodistas de hoy, quizá más que para los de ayer.

Más información

Contacto:

HYPERLINK “mailto:fnunez@uch.ceu.es” fnunez@uch.ceu.es
TWITTER: @paco_nro