La Asociación Rauxa. ‘Cuando la invisibilidad se vuelve luz’. Parte 2

BAJO EL CIELO ESTRELLADO

Llega la noche. Nosotros andamos con un abrigo y bufanda y aunque no es de los días más fríos del invierno, no hace una temperatura para dormir en el suelo. Paseamos por los alrededores de la Estación de Sants de Barcelona. Me acompaña Juan (nombre ficticio) que en base a su propia experiencia se fija en los rincones donde él se pondría para refugiarse del frío y las miradas. Encontramos varios grupos de gente. Me comenta que atender a los extranjeros que no hablan español es complicado porque el nivel de comprensión en una terapia limita ya de entrada el proceso de rehabilitación. De vez en cuando nos cruzamos con algún solitario de pies negros sin zapatos. Nos acercamos a algunos a preguntar si están bien o si necesitan cualquier cosa. Hay familias enteras con camas improvisadas con mantas y edredones. Otros que parecen presentar algún tipo de patología dual, pues además de ir acompañados de una botella, hablan solos. Unas 800 personas son reacias a que les ayuden, rechazan cualquier acercamiento, según me comenta la doctora Marín. Aun así, muchos agradecen el acercamiento, el respeto, que hables con ellos de cualquier cosa, así es como consiguen que confíen en ellos y que decidan dar el paso y entrar en la furgoneta.

Historia de Esteban (nombre ficticio)

Yo tenía una vida normal. Me había sacado la carrera de artes gráficas pero nunca llegué a ejercer porque mi forma de beber me hizo terminar en la calle. Mi familia me advertía, tenía dos hermanas que me lo decían, pero yo estaba tan cegado por mi adicción que me fui alejando de todo lo que quería. Solo quería saciar la necesidad de beber. Cuando ya estaba solo, intenté suicidarme. Me tiré desde un tercer piso pero no me maté porque me pararon unos hilos de tender.

Me desvinculé de mi familia y acabé en la calle. Dormía debajo de puentes o donde podía. Abandoné a mi hija con 11 años. Pero gracias a Rauxa, decidí rehabilitarme, ahora soy otra persona, estoy estudiando un máster de musicoterapia, me vuelvo a hablar con mis hermanas y tengo una relación sensacional con mi hija, que ahora tiene 24 años y un hijo precioso.

En Rauxa me han ayudado a detectar cuando puedo tener una recaída y cuando lo detecto, enseguida recurro a ellos para que me ayuden. Esta semana, por ejemplo, estoy aquí porque tuve mucho estrés por los exámenes y me vi tentado. Es muy importante conocer la enfermedad para superarla.

Mi acompañante me comenta que es probable que pronto los Mossos de Esquadra echen de allí a los que están en la puerta. Un grupo de extranjeros muy bebidos que empiezan a dar voces. Seguimos andando.  Me señala donde se aparcaba antes la furgoneta, un espacio convertido en zona azul. “Ahora la ruta se hace andando y si alguien acepta venir, con la T10 (el bono de metro), lo llevamos a donde tenemos la furgoneta aparcada, cerca de la asociación, en un sitio cedido por el Ayuntamiento”.

Después de la ruta diaria, nos vamos a los pisos tutelados. Juan, como monitor va con cierta frecuencia a los pisos, allí debe comprobar que las condiciones higiénicas de la casa sean las adecuadas, revisa las cuentas con los tickets de compra y un seguimiento en una libreta, comprueba que se esté cumpliendo la dieta establecida por la doctora, que todo esté ordenado y les hace la prueba de alcoholemia y de tabaco. Este es el requisito indispensable, la abstinencia completa.

LA TERAPIA

La abstinencia no es fácil. Un síndrome de abstinencia produce temblores, sudoraciones, escalofríos, pero si no se controla médicamente puede ser grave, incluso se puede producir un delirium tremens, un síndrome de abstinencia tan fuerte que la persona acaba viendo alucinaciones. El delirium tremens es muy peligroso porque las visiones son tan reales que mucha gente ha muerto huyendo de ellas. En la terapia informativa se trabaja con los enfermos para que entiendan su enfermedad. Para que comprendan bien su dependencia alcohólica la doctora Marín les muestra en una diapositiva los siete puntos de diagnóstico (establecidos en el Manual DSM V) de la dependencia alcohólica, tan solo con cumplir tres de ellos, ya se es dependiente. La mayoría de los asistentes cumplían los siete puntos, por lo tanto, su nivel de dependencia es muy elevado.

MICROHISTORIAS

“Cuando aún estaba en la calle, me quedé sin dinero un día y no pude comprar vino. Esa noche tuve un delirium tremens Me tuve que levantar a sacudir la manta porque un montón de hormigas venían hacia mi cara. Parecía muy real, estaba aterrorizado”

“Tuve un delirium tremens en el que veía luces rojas por las paredes, les golpeaba y se multiplicaban. Oía voces que me hablaban. Fue horrible”.

“Una noche tuve que dormir en una fábrica abandonada porque hacía mucho frío. Estaba tan borracho que no me enteré de nada en toda la noche. Cuando desperté, las ratas me habían mordido las manos y los pies. Tuve que ir al hospital”.

 

La Asociación Rauxa ha permitido devolver la vida, esa vida que se había apagado con la invisibilidad de la calle. Por eso al girar las esquinas, la furgoneta alumbra la oscuridad y es cuando esa invisibilidad se vuelve luz.

REPORTAJE FOTOGRÁFICO

Asociación y centro terapéutico Rauxa / InD

Asociación y centro terapéutico Rauxa / InD

Recibimiento en Rauxa /  InD

Recibimiento en Rauxa / InD

 

Habitación del centro terapéutico / InD

Habitación del centro terapéutico / InD

Habitación en el centro terapéutico de Rauxa / InD

Habitación en el centro terapéutico de Rauxa / InD

Paciente dibujando / InD

Paciente dibujando / InD

Dibujo / InD

El dibujo les ayuda a rehacer conexiones neuronales / InD

Cocinando

En Rauxa residen 14 personas en el centro terapéutico / InD

Cada paciente sigue su motivación y aprenden lo que no saben / InD

Cada paciente sigue su motivación y aprenden lo que no saben / InD

El proceso de desintoxicación y deshabituación es guiado médicamente / InD

El proceso de desintoxicación y deshabituación es guiado médicamente / InD

The following two tabs change content below.
Mireia Pascual Mollá
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Coordinadora de la campaña #RompeElEstigma. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy, El Gratis y Hoja del Lunes. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Vocal de la Junta de la Asociación de la Prensa de Alicante y miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.