Bienestar

La ansiedad ante un problema de adicción

Carecemos de connexión con el presente. Vivimos anclados a un pasado que nos genera emociones como la nostalgia. Si estamos mucho tiempo arraigados al pasado y a la tristeza que puede generar ese tiempo pasado que no volverá, pueden aparecer problemas como la depresión. En cambio, si vivimos excesivamente anclados al futuro, imaginando qué puede venir, elucubrando sobre qué ocurrirá sin poder saberlo ni adivinarlo, la incertidumbre se apodera de nosotros y esto, con el tiempo puede derivar en estados de ansiedad y estrés.

El mindfulness es una buena técnica para aferrarse al momento presente, poner la atención en el aquí y el ahora. Esto ayuda también a detectar pensamientos, estos que preceden siempre a una emoción. Con la identificación, será más fácil también la aceptación y el manejo emocional. Y poco a poco podremos trabajar para que la ansiedad no aparezca.

La ansiedad es ese trastorno del estado del ánimo que genera una sensación de ahogo generado por el miedo, el temor o la inquietud. Esto se ha vivido de forma muy repetida en muchas personas durante la pandemia por covid. Y es algo muy común en las personas con problemas de adicción. Muchas veces suele ir acompañada de una depresión, lo que se conoce como un cuadro ansioso-depresivo. Aunque es algo muy común, no debemos restarle importancia. Tratar la ansiedad es imprescindible para mejorar la calidad de vida de la persona que la sufre. Puedes saber si sufres ansiedad haciendo el test del artículo de Heroicamente Psicología sobre cómo saber si tienes ansiedad.

En adicciones suele aparecer sobre todo en los momentos en los que se empieza la rehabilitación, en algunas ocasiones durante los primeros días de abstinencia; pero también durante el proceso de rehabilitación, cuando se trabaja en el restablecimiento de una vida saludable y se reaprenden hábitos de vida saludables y se trabajan cuestiones psicológicas muy afectadas a lo largo de los años de adicción en activo.

A nivel físico se siente una aceleración del ritmo cardíaco, se dilatan las pupilas, se acelera la respiración (lo que causa esa sensación desagradable de ahogo), aumenta el estado de alerta y aparece cierta tensión muscular. A veces pueden aparecer otros como sensación de nudo en la garganta, calor corporal, salivación excesiva, dolor de cabeza, náuseas, etc. Y aparecen otro problemas como el insomnio o problemas para conciliar el sueño, pérdidas de memoria, pensamientos negativos o repetitivos, problemas de concentración, etc.

Las consecuencias pueden ser muchas. A veces ese consumo de sustancias o adicción, aparece como consecuencia de un estado de ansiedad no tratado. La falta de gestión emocional genera que se recurra a la adicción para acallar el malestar interno. A veces nos podemos plantear ¿qué va antes? ¿la adicción o la ansiedad? ¿el huevo o la tortilla? Otras consecuencias son el aislamiento social, cambios de humor, cambios en el apetito o estallidos emocionales.

Sea como sea, la ansiedad es un problema de salud mental que debe ser tratado por un profesional.

The following two tabs change content below.
Revista especializada en adicciones

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Independientes
Revista especializada en adicciones
    Next Article:

    0 %

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies