José Jose Gil: : “No estamos llegando a los adolescentes”


adicciones adolescentesLaura Ibáñez

Los adolescentes con los que trabaja en la Unidad de Conductas Adictivas de Elda prefieren llamarle “El loco”, aunque su verdadero nombre es José Jose Gil, enfermero de dicha unidad. Trabaja con ellos desde hace cinco años y sólo tiene tres normas: no decirle al adolescente lo que tiene que hacer, con quién tiene que ir y ellos deciden si quieren volver a tener una nueva cita con él. Actualmente  gestiona la página web http://www.adiccionesadolescentes.com/index.html

Pregunta. Apunto de que se cumpla el segundo aniversario desde que creó esta web, ¿cuál ha sido la respuesta del público hasta el momento?

Respuesta. Cuando comencé con la página, empecé a ver que este tema no tiene difusión prácticamente. Mi página está entroncada en tres vías: los profesionales, las familias y los propios adolescentes. A los profesionales es a los que más llego, sobre todo por los correos electrónicos, etc. A las familias llegó a través de dos mecanismos: los posted a través de la página o posted que les hago llegar. Y los adolescentes llegan a la página a veces porque alguno se pierde y cae casi por accidente. No es una página de consulta de adolescentes. Eso sería una mentira. Aparecen algunos adolescentes, pero para casos muy concretos y en ocasiones por temas que no tienen que ver con el problema de los adolescentes. Por ejemplo, una vez recibí una consulta de una chica que tenía un novio que fumaba porros, pero realmente ella no me consultaba por eso sino por otros problemas que había en la pareja.

P. ¿Cómo ha sido su evolución?

R. La página ha ido creciendo. En este último mes he tenido 632 visitas con más de 2.500 páginas vistas. Alrededor de esas visitas la mitad son de españoles, algo más de ciento sesenta argentinas, unas ochenta de México y el resto de distintos países sudamericanos. Así, el público que está creciendo es el latinoamericano y, sobre todo, el argentino.

P. ¿Cómo es su trabajo en la página?

R. Es un trabajo que hago por iniciativa propia con muchísimas horas de dedicación porque yo la redacto, la corrijo, monto los vídeos que aparecen en ella…, aunque a veces tengo colaboraciones puntuales. Es un mundo que no tiene mucha repercusión. Pero a veces me encuentro con padres que tienen a un hijo con problemas y sí que suelen consultarme. Además, otra ventaja de mi página es que si yo no puedo dar la mejor opinión, me encargo de consultarlo a personas que sí saben más sobre ese tema. Lo más importante es ser un nexo de unión entre muchísimas fuentes de información para dar a ese usuario la mejor respuesta.

P. ¿Por qué existen tantos problemas para llegar a los adolescentes?

R. El fenómeno de la adolescencia es muy reciente, ya que se ha creado desde hace unos veinte años. Desde ese tiempo a esta parte, los niños maduran antes y tardan más en llegar al mundo de los adultos. Se esta abriendo una brecha, por tanto, que es la adolescencia. Por eso, tenemos un auténtico problema, ya que se trata de un campo completamente nuevo donde todo el mundo está perdido. En el caso de las drogadicciones, si ellos consideran que no tienen ningún problema no buscan ninguna alternativa. Además, cuando sus padres descubren que consume, les dice que no lo hace y se lo creen. ¿Por qué va a buscar información? Asimismo, las páginas sobre el tema están hechas más para los adultos que para los adolescentes. No estamos llegando a ellos y si no lo hacemos da igual que les demos toda la información.

P. ¿Entonces para qué se hacen las campañas informativas y de prevención?

R. Es necesario hacerlas pero no se está llegando a la población destinada. ¿Esas campañas incitan a no consumir? ¿Evitan la experimentación con las drogas? Siendo realistas y honrados con nosotros mismos vemos que no. 

P. ¿Qué opina de que en algunos medios de comunicación se dé una imagen negativa de los adolescentes?

R. La inmensa mayoría de nuestros adolescentes son maravillosos. No caigamos en la criminalización de todos los adolescentes. Solamente son algunos los que están teniendo problemas a lo que hay que ayudar. Los padres también tienen una responsabilidad inmensa en esos adolescentes. Hace unos dos meses asistí a una charla con Pedro García Aguado, el presentador de los programas Hermano mayor y El campamento. Él comentó que había pedido que se grabara el trabajo con los padres, pero la productora se había negado a emitirlo. En estos programas, los padres son siempre las víctimas, pero ¿qué ocurre si se empieza a decir que los padres son responsables de que ese adolescente sea como es? Automáticamente la audiencia cambiaría porque esos programas están destinados a los padres y eso les resultaría incómodo.


Laura Ibáñez

Los adolescentes con los que trabaja en la Unidad de Conductas Adictivas de Elda prefieren llamarle “El loco”, aunque su verdadero nombre es José Jose Gil, enfermero de dicha unidad. Trabaja con ellos desde hace cinco años y sólo tiene tres normas: no decirle al adolescente lo que tiene que hacer, con quién tiene que ir y ellos deciden si quieren volver a tener una nueva cita con él. Actualmente  gestiona la página web http://www.adiccionesadolescentes.com/index.html

Pregunta. Apunto de que se cumpla el segundo aniversario desde que creó esta web, ¿cuál ha sido la respuesta del público hasta el momento?

Respuesta. Cuando comencé con la página, empecé a ver que este tema no tiene difusión prácticamente. Mi página está entroncada en tres vías: los profesionales, las familias y los propios adolescentes. A los profesionales es a los que más llego, sobre todo por los correos electrónicos, etc. A las familias llegó a través de dos mecanismos: los posted a través de la página o posted que les hago llegar. Y los adolescentes llegan a la página a veces porque alguno se pierde y cae casi por accidente. No es una página de consulta de adolescentes. Eso sería una mentira. Aparecen algunos adolescentes, pero para casos muy concretos y en ocasiones por temas que no tienen que ver con el problema de los adolescentes. Por ejemplo, una vez recibí una consulta de una chica que tenía un novio que fumaba porros, pero realmente ella no me consultaba por eso sino por otros problemas que había en la pareja.

P. ¿Cómo ha sido su evolución?

R. La página ha ido creciendo. En este último mes he tenido 632 visitas con más de 2.500 páginas vistas. Alrededor de esas visitas la mitad son de españoles, algo más de ciento sesenta argentinas, unas ochenta de México y el resto de distintos países sudamericanos. Así, el público que está creciendo es el latinoamericano y, sobre todo, el argentino.

P. ¿Cómo es su trabajo en la página?

R. Es un trabajo que hago por iniciativa propia con muchísimas horas de dedicación porque yo la redacto, la corrijo, monto los vídeos que aparecen en ella…, aunque a veces tengo colaboraciones puntuales. Es un mundo que no tiene mucha repercusión. Pero a veces me encuentro con padres que tienen a un hijo con problemas y sí que suelen consultarme. Además, otra ventaja de mi página es que si yo no puedo dar la mejor opinión, me encargo de consultarlo a personas que sí saben más sobre ese tema. Lo más importante es ser un nexo de unión entre muchísimas fuentes de información para dar a ese usuario la mejor respuesta.

P. ¿Por qué existen tantos problemas para llegar a los adolescentes?

R. El fenómeno de la adolescencia es muy reciente, ya que se ha creado desde hace unos veinte años. Desde ese tiempo a esta parte, los niños maduran antes y tardan más en llegar al mundo de los adultos. Se esta abriendo una brecha, por tanto, que es la adolescencia. Por eso, tenemos un auténtico problema, ya que se trata de un campo completamente nuevo donde todo el mundo está perdido. En el caso de las drogadicciones, si ellos consideran que no tienen ningún problema no buscan ninguna alternativa. Además, cuando sus padres descubren que consume, les dice que no lo hace y se lo creen. ¿Por qué va a buscar información? Asimismo, las páginas sobre el tema están hechas más para los adultos que para los adolescentes. No estamos llegando a ellos y si no lo hacemos da igual que les demos toda la información.

P. ¿Entonces para qué se hacen las campañas informativas y de prevención?

R. Es necesario hacerlas pero no se está llegando a la población destinada. ¿Esas campañas incitan a no consumir? ¿Evitan la experimentación con las drogas? Siendo realistas y honrados con nosotros mismos vemos que no. 

P. ¿Qué opina de que en algunos medios de comunicación se dé una imagen negativa de los adolescentes?

R. La inmensa mayoría de nuestros adolescentes son maravillosos. No caigamos en la criminalización de todos los adolescentes. Solamente son algunos los que están teniendo problemas a lo que hay que ayudar. Los padres también tienen una responsabilidad inmensa en esos adolescentes. Hace unos dos meses asistí a una charla con Pedro García Aguado, el presentador de los programas Hermano mayor y El campamento. Él comentó que había pedido que se grabara el trabajo con los padres, pero la productora se había negado a emitirlo. En estos programas, los padres son siempre las víctimas, pero ¿qué ocurre si se empieza a decir que los padres son responsables de que ese adolescente sea como es? Automáticamente la audiencia cambiaría porque esos programas están destinados a los padres y eso les resultaría incómodo.

The following two tabs change content below.